Se encuentra usted aquí

Anathema

Anathema

Hay un sentimiento que no se puede describir
Anathema

Viernes 6 de Febrero de 2015
Teatro Caupolicán


Si hay una palabra para describir lo que se produce cada vez que Anathema y su público chileno se reencuentran, es comunión. Se trata de una relación casi simbiótica, donde ambas partes se entregan por completo a la otra, como fusionándose. Ya van nueve años desde que los de Liverpool comenzaron a visitar nuestro país, con una frecuencia casi fija, de aproximadamente dos años. Como el paso de un cometa, cada vez que regresan, es un momento hermoso, sorprendente y, sobre todo, estremecedor.

Pero, poco antes de la entrada de los británicos, la banda local Crisálida se encargaba de abrir la jornada, mostrando parte de lo que será su nuevo disco "Tierra ancentral" -producido por uno de los miembros de Anathema, Daniel Cardoso- con los temas 'Cabo de hornos' y 'Morir aquí', y repasando además lo que fue "Raco" y "Solar", exhibiendo sus cuidadas capas que pasan desde los homenajes a la tierra a su admiración por el prog rock, y logrando crear un ambiente más que acertado para lo que el grupo de los hermanos Cavanagh  desplegaría más tarde.

Desde el momento en que Danny Cavanagh entró al escenario y comenzó a tocar las primeras notas de teclado en ‘Anathema’, la audiencia ya estaba rendida. Veintitrés años se demoró la banda en escribir una canción epónima, y es que su último disco “Distant Satellites” ha confirmado que la nueva dirección que vienen tomando desde “A Natural Disaster” (cada vez más cercana al rock progresivo, pero sin dejar de lado ese huracán de intensidad que los caracteriza), es más que acertada. Después de tanto tiempo, parecen sentirse más cómodos que nunca con su arte, y tanto las excelentes críticas que el álbum ha recibido como la respuesta del público lo avalan. “Nos dió un propósito...nos dio una razón y una rima, buscando sentido en una canción”, canta Vincent Cavanagh, con esa voz que atrapa e hipnotiza a la audiencia en segundos. El épico solo de guitarra de Danny sella el reencuentro, y continúa la presentación del nuevo material con ‘Lost Song, Part 1’ y ‘Lost Song, Part 2’, donde Lee Douglas (cada vez más importante en el sonido de la banda) y Vince se vuelven uno solo.

El setlist estuvo principalmente centrado en sus últimos tres discos “We’re Here Because We’re Here”, “Weather Systems” y el ya mencionado “Distant Satellites”. En canciones como ‘Untouchable, Part 1’ y ‘Thin Air’, el público salta en sincronía con la música, envueltos en una tormenta de sonido. “Estuvimos de gira por Europa y nadie había cantado las líneas de guitarra antes”, señalan extasiados. La calma llega con ‘The Beginning and the End’ y ‘Universal’, para volver a estallar en ‘Closer’, donde los hermanos Cavanagh comandan a sus emocionados fieles diciendo “jump, jump, jump!”

Luego de un breve descanso, la banda regresa al escenario a interpretar ‘Distant Satellites’, uno de los tracks del nuevo álbum donde los elementos de electrónica son más protagónicos, pero que encajan a la perfección con la capacidad indudable de Anathema para transportar con su música. “Deja que me lleve lejos, estoy vivo, estoy vivo, estoy vivo, aquí dentro de este sueño” dice Vince, como si narrara en tiempo real el momento. Daniel Cardoso, de forma matemática, se cuela entre los beats, y la máquina y el hombre se alimentan entre sí. “Me perdí en ti, me encontré en la verdad” dice la letra de la cósmica ‘Take Shelter’, mientras Danny acaricia su guitarra con un arco, en un momento mágico.

A estas alturas, la emoción es casi incontenible, y los Cavanagh piden que los reflectores se apaguen. Así, Lee Douglas vuelve a aparecer en el escenario e interpreta ‘A Natural Disaster’, para regocijo de los presentes, como un satélite que brilla iluminado por la luz de la audiencia. “Son uno de los mejores públicos del mundo” dice Danny, quién regresa solo luego de una segunda pausa. “Danny, Danny, Danny”, le aclaman en respuesta los fans. Acompañado por su guitarra acústica, transforma ‘Are You There?’ en un mantra. Termina la canción con una confesión: “Ustedes hacen que todo valga la pena...cada maldito aeropuerto, todas las horas sin dormir...” El momento de los clásicos, algo que él venía anunciando durante toda la velada, es introducido con el recuerdo del primer concierto de la banda en nuestro país, preguntando a los asistentes si alguno estuvo presente en el 2006. Y es que cada vez que esta fuerza de la naturaleza retorna, más gente se une a la devoción. Nueve años después, ahora hay padres que llevan a sus hijos pequeños, como un rito iniciático. “¿Conocen el disco ‘Judgement’?”, dice, antes de que las guitarras de la intro de ‘Deep’ devoren el recinto por completo. La fiebre continúa con ‘One Last Goodbye’, donde Vince guarda silencio en la última estrofa, que es cantada por la audiencia. ‘Fragile Dreams’, sella el pacto con una avalancha de estruendo casi apocalíptico.

Luego de las más de dos horas de concierto, no parece casual que la frecuencia de las pulsaciones del corazón y de la música se midan ambas en bpm. Sin irse del escenario, y con las luces encendidas, la banda se despide mientras por los parlantes suena ‘Twist & Shout’, de sus coterráneos The Beatles. Lee y Danny, felices, incluso juegan a cantar un fragmento. Bajo los focos, banda y seguidores se miran con cariño, sabiendo que pronto se volverán a encontrar. Un amor tan fuerte que duele.

Nuno Veloso
Fotos: Jorge López
 

 

 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Daniel Cavanagh Monochrome 1 mes 1 día
Videos Daniel Cavanagh This Music (feat. Anneke Van Giersbergen) (Audio) 1 mes 2 semanas
Videos Anathema Can't Let Go 2 meses 3 semanas
Novedades Anathema Anathema estrena videoclip de 'Can't Let Go' 3 meses 22 horas
Novedades Daniel Cavanagh Daniel Cavanagh de Anathema anuncia nuevo trabajo solista 3 meses 2 semanas