Se encuentra usted aquí

Alain Johannes Trío: Jugando de local

Alain Johannes Trío: Jugando de local

Otro concierto para atesorar del compositor chileno
Alain Johannes Trío: Jugando de local

Sábado 17 de junio, 2017
Bar Loreto

Alain Johannes ya es parte de la escena nacional. Es como el hijo prodigio que ha nacido en la patria, pero que ha florecido en tierras foráneas. A estas alturas, es incluso el más importante, y con el vínculo más cercano y arraigado que el de otros compatriotas que han triunfado en escenarios extranjeros (desde Álvaro Peña a Tom Araya). Perceptivamente, se siente así. Y quizás por esa razón –también- no tiene problemas de pasar de los grandes escenarios (venía de una gira mundial junto a PJ Harvey) a un pequeño local capitalino como lo es Bar Loreto. Humildad a prueba de escépticos.

Es más: eligió a unos emergentes Humboldt para que fueran sus teloneros, quienes cumplieron muy bien con el desafío, echando mano a las canciones de su disco debut “Gigantes”. El cuarteto de Valparaíso desafió las expectativas del público que ansiaba por ver a Alain –agotando entradas desde hace semanas- en la previa del estreno en salas nacionales de su documental “Uninished Plan”, de Fito Gárate. La estética del grupo y el color de su rock tiene cosas muy interesantes, en sintonía con propuestas vigentes como las de Arctic Monkeys y Alabama Shakes, pasadas por un filtro más clásico, medio lennonesco, y texturas del rock porteño, medias difícil de explicar con palabras, pero que el oído percibe en canciones como ‘En blanco’, ‘Extraños’, ‘Desaparecer’, Lo que nos ata fuerte’ o ‘Gigantes’.

Quizás, el lugar no era el óptimo ni las condiciones eran las adecuadas. El bar estaba repleto, sí, pero a estas alturas Alain fácilmente podría estar en un Teatro Cariola, sintiendo el clamor de un público que ha crecido considerablemente y a paso raudo con el correr de los últimos diez años. Un público que se apasiona con sus canciones, casi en la misma sintonía con la que él las interpreta. Público que en redes sociales ofrecía hasta el doble del valor del ticket para poder estar presente. Pero uno puede suponer que, tal vez, es a Johannes a quien le gusta la familiaridad de estos espacios (ya había estado en el bar en 2015). Y, si quisiéramos darle un poco de romanticismo al ambiente, creo que estos shows son lo más cercano que algunos estaremos a aquella escena de “Singles” –la película de Cameron Crowe- donde los personajes de Campbell Scott y Kyra Sedgwick se conocen bajo los acordes de Alice In Chains en un local cualquiera de Seattle. Qué bonito sería que una pareja se haya conocido anoche…

Sabemos que Johannes, junto a Eleven, también construyó ese relato del rock alternativo noventero. Y hoy por hoy, lo podemos escuchar de primera mano. Porque desde hace un tiempo, Alain retomó los decibeles y la electricidad de su portentoso catálogo, luego de haber naufragado por la tristeza, el dolor y el duelo tras la muerte de su eterna compañera Natasha Schneider. Y de haber exorcizado su pena a través de su guitarra cigar box y el estremecedor disco “Spark”. Acompañado de sus amigos Felo y Cote Foncea, cada vez más cómplices arriba del escenario, pudimos escuchar maravillosas versiones de ‘Nature wants to kill me’, ‘All my friends’, ‘ Towers’, ‘Seasick of you’, ‘Reach Out’ o ‘Why’. En todas, demostrando su excelso talento como guitarrista, llenando el espacio con poderosos riffs y algunos solos, haciendo parecer como si hubiese más cuerdas sonando.

También echó mano a sus canciones solistas, acompañados con sutiles arreglos de la banda, que las hacían sonar más arropadas. Hermosas versiones para ‘Return to you’, ‘Endless eyes’, Unfinished plan’; y el pulso insobornable para ‘Kaleidoscope’ y 'Swan and Crow'. Y dos canciones que ya nos tiene acostumbrado a que escuchemos del cancionero creado junto a Josh Homme, ‘Making a cross’ y ‘Hangin tree’, ambas sonando poderosas, donde los hermanos Foncea realmente se lucen y se ponen  a la altura de los intérpretes originales.

Precisión, delicadeza y potencia puede ser un buen resumen para el -tristemente acotado- show de Alain, que con menos diálogo entre el público, su clásica vestimenta en negro –sombrero incluido-, y su garganta notoriamente apretada (el frío hizo lo suyo), nos regaló otra cátedra de ejecución musical. Rockero, pero siempre más íntimo y nostálgico. “Tried to quench the thirst of deserts damned”, canta desgarradamente en ‘Unfinished plan’, casi al final del show. Solo arriba del escenario, con una emocionalidad intacta. Y es que no resulta sencillo encontrar un personaje de su talla. Alain canta no para emocionar, sino para conmover. Interpreta con el corazón desangrado y la sabiduría de quien ha recorrido muchos kilómetros con la pena infinita de la pérdida de sus seres más cercanos. Natasha, Uncle Peter, Chris. Pero que tiene a un público fiel, en su tierra natal, que lo abraza y lo levanta con aplauso cerrado. Otro concierto para atesorar.

César Tudela

Fotos: Peter Haupt 

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Alain Johannes Alain Johannes suma un nuevo concierto en Chile 5 días 2 horas
Galeria Alain Johannes Trio Alain Johannes 1 semana 2 días
Videos Alain Johannes Disappearing One (Acoustic Live in Sonar FM) 1 semana 3 días
Novedades Alain Johannes ofreció un emotivo homenaje a Chris Cornell 1 semana 3 días
Novedades Cordillera Pierattini y Cabezas lanzan el primer EP de Cordillera 1 semana 3 días