Se encuentra usted aquí

Si no hay un disco nuevo Violadores dejará de existir

Si no hay un disco nuevo Violadores dejará de existir

Si no hay un disco nuevo Violadores dejará de existir
Escuchar a esta agrupación (y a sus miembros) todavía es impactante. Se aceleran aquellas células Punk que muchos llevamos dentro. Es sentirse disidente una vez más; como los propios músicos de esta legendaria banda, que a más de veinte años de su formación, continúan levantando las banderas de la revolución. Aprovechando el lanzamiento de “El Monopolio de las Palabras”, el disco solista de Pil Trafa, revivimos a los íconos del punk rock argentino.



Pil Trafa es el destartalado vocalista de Los Violadores. Vocalista vigente o ex, dependiendo de los meses del año o de la disponibilidad para revivir al muerto. Un personaje en toda su dimensión, un anti rock star, punk del alma y poeta social. En esta oportunidad su socio y compañero Stuka, guitarrista y principal compositor, no puede acompañarlo ya que no lo dejaron salir de Estados Unidos, su lugar de residencia. Pil Trafa vive en Perú, tranquilo y reposado, y cuando puede rearma su banda y recorre clásicos por toda la Argentina y Latinoamérica. Pero eso no le basta. Violadores es su vida, su historia, pero también hay más. Cuando la cuerda se acabó a mediados de los ’90 se armó una banda que llamó Pilsen. No se hizo millonario pero sobrevivió. En el ’98 se encontró con Stuka y se dieron una oportunidad; no quisieron usar el nombre de la banda y salieron de gira como Stuk@Pil. Así pasaron por Chile y los 300 afortunados que llegaron al teatro Providencia se encontraron de sorpresa con la verdadera historia del punk rock argentino.

Y así pasaron los años. Stuka en Estados Unidos, Pil Trafa en Perú y el resto de la banda lo que fuera. El que estuviera disponible entraba y tocaba como los originales. Algo así como la reunión de Kiss, claro que sin el glamour ni los millones. Es así como de una actuación en Obras deciden lanzar “En Vivo y Ruidoso II” (2001), el último registro en vivo que los devolvió a las vitrinas a la espera de un venidero disco en estudio, la única posibilidad de permanencia del discurso de Los Violadores.

“Mientras existan problemas sociales seguirá existiendo el espíritu punk de verdad, aquél que no se deja consumir en la conformidad”, resume de entrada Pil Trafa, como queriendo intuir la línea de las preguntas e institucionalizar su filosofía punk. Y continúa: “Revolución es un cambio desordenado de cosas, pero en cuanto a mi país hubo que hacerlo porque se nos venía abajo. Vivimos once años en fantasía de un dólar uno a uno. Yo envidio a Chile en muchas de sus políticas, son muy buenos empresarios, saben hacer cosas, saben darle dignidad y educación a su pueblo, saben lo que realmente es importante”.

¿Cómo conjugas ser punk y rebelde en tiempos como los que estamos viviendo?

“La rebeldía es innata en una persona ante las injusticias, ante el mundo que te rodea. Si dejas la rebeldía, sos un complaciente y ser un complaciente es ser una persona que todo le va y le viene. Hay que preocuparse por problemas que sufre mucha gente, que podemos ser tú o yo. Me parece que en Inglaterra el punk ya no tuvo más que ver porque solucionaron los problemas que lo crearon. En Argentina, sin embargo, se alimenta el punk y su rebeldía. Es interesante que existan bandas con cosas que decir, no así el punk de pacotilla, de covers, eso es sólo una postura; ¡No!, perdón, es una pose para niños ricos”.

¿Sientes que el punk está en alto en tu país?

“No sólo en Argentina, en Perú esta muy grande la cosa, en Chile, en Brasil... Lo que más escucho de Chile es por MTV desde que se sectorizó en la señal Pacífico (Chile-Perú). Pasan muchos grupos que no puedo recordar los nombres, pero hay una movida, eso lo sé. Por sobre todo conozco a Los Prisioneros, que es una banda muy interesante, con muy buenas letras y un marcado espíritu punk en una primera época. Me parece muy bien que se expresaran en plena dictadura “pinochetista”, cantando cosas como: “Latinoamérica es un pueblo al Sur de Estados Unidos”.

Ustedes y Los Prisioneros tuvieron un paralelismo en lo generacional y en lo discursivo ¿Cómo ves esta cercanía entre dos bandas ya legendarias?

“Fue muy bueno lo que ambas bandas se atrevieron a decir y en el momento en que se atrevieron a decirlo. Nosotros tocamos con Los Prisioneros en el teatro Cariola en el año 1986, eso hacía un “break” en la dictadura que en Chile fue muy cruel”.

¿Qué me podrías decir del viejo slogan anarko-Punk, “Destruir para construir?...

“No se sabe lo que se puede construir, esto es solamente una expresión artística. A veces puede marcarle los puntos sobre las “íes” a determinados políticos o actitudes sociales de personas. Yo lo que te diría es que seamos decentes, Argentina es un país importante, bueno, con muchas riquezas, pero mucha de nuestra sociedad no es decente. Yo me admiro de caminar por las calles de Santiago de Chile y no ver un papel en las calles, también pasa en Mendoza, me parece que la educación es importante, me admiro de eso”.

Hablaste de expresión artística y educación... ¿Cuál es el aporte que pueden entregar Los Violadores desde el plano artístico musical, y por qué no decirlo, educativo?

“Bueno, granitos de arena para construir una playa donde podamos bañarnos todos, en un manto de felicidad y gratitud ya que la vida nos sonríe. Mi país, como el tuyo, ha atravesado problemas graves. Argentina ha acogido a miles de chilenos por exilio político, Chile por su parte ha recibido a muchos argentinos por exilio económico. Sería bueno una hermandad latinoamericana absoluta, dejando los recelos de disputas territoriales y cumpliendo aquel viejo sueño Bolivariano”.

EL MONOPOLIO DE LAS PALABRAS

Hablemos un poco de música. ¿Cuáles son los planes de Los Violadores?

“Veremos qué sucede. Lo único que tenemos claro es que Violadores necesita un disco nuevo, si no hay un disco nuevo, Violadores dejará de existir. No podemos seguir reciclando como ya lo hicimos en discos anteriores: “Grandes Exitos” (1992) o “En vivo y Ruidoso II”, del 2001. Hay otra página que escribir, que no va a ser la de Ultraviolento, tampoco la de tocar en discoteques para chicas que griten ¡Auuu! Por ahora lo más concreto es mi disco solista, que se llama “El Monopolio de las Palabras”.

Cuéntanos sobre este disco solista... ¿cómo lo definirías?

“Fue hecho a una velocidad punk muy fuerte. Participan en él músicos de Die Toten Hosen, una de las bandas alemanas más importantes en la escena punk. Ellos son mis amigos hace ya doce años. El disco está grabado en Inglaterra y es bien variado, muy directo. Hay canciones como ‘Aquel verano 2002 (después de la revolución)’, donde se hace referencia a los episodios de diciembre del 2001, tras la renuncia de Fernando de la Rúa (ex presidente argentino). También hago la versión de ‘Clandestino’ de Manu Chao; una que se llama ‘Siete Películas’, que está dedicada al recordado cineasta Stanley Kubrick; otra que se llama ‘Alguien gritó’, en memoria del Stone olvidado, Brian Jones; y otras como ‘Ella Muerta Estᒠy ‘Modelo 76’, que recuerdan la dictadura de la década del '70”.

¿Por qué el nombre del disco? Llama la atención...

“Ah, estaba un día en un cumpleaños bastante borracho, no paraba de hablar, entonces alguien dice: “Dejá hablar al resto..., a lo cual yo respondo: Tengo el monopolio de las palabras”. Entonces pensé: ¡Ah! qué bueno, algún día utilizaré esta frase como título para un disco, así fue y así está”.

¿Qué esperas de la música en Latinoamérica y más específicamente en tu país?

“Creo que es necesario que existan bandas inteligentes, que no digan pelotudeces en el escenario. No quiero ofender a ningún colega musical, pero creo que siempre ha existido la letra burda, grosera, hasta falaz. Falacias y mentiras para hacerlo bien. Creo que siempre ha existido esto y siempre va a existir, porque así fue, así es y así será”.

Entonces, ¿qué se puede hacer para contrarrestar esta situación?

“Mirá, a 23 años del surgimiento de Violadores creo que hace falta más bandas como nosotros, algo así como “Justicieros musicales”. Los Violadores seguimos siendo necesarios, mientras exista un mal que nos catapulta a decir cosas. El día que eso no exista seremos innecesarios. Ahora en el futuro más próximo quiero ver quien toma las riendas de esto, porque si las toman grupos como Attaque 77 estaríamos mal, muy mal”.

Por Juan Alvarado

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Bioxs VIOLADORES, LOS 3 años 10 meses
Shows LOS VIOLADORES 9 años 2 semanas