Se encuentra usted aquí

Jimmy Eat World: "Es halagador que tu disco sea escogido entre lo mejor"

Jimmy Eat World: "Es halagador que tu disco sea escogido entre lo mejor"

El debut en Sudamérica de los veteranos del emo
Jueves 30 Marzo, 2017
Jimmy Eat World: "Es halagador que tu disco sea escogido entre lo mejor"

El conjunto de Arizona llega por primera vez a Chile, tras haber editado el disco “Integrity Blues”, que los define como una banda contemporánea, que se desmarca de la nostalgia.

- ¿Por qué se tardaron tanto en venir?
- No lo sé. Hemos estado girando, tocando y, especialmente, enseñándole nuestra música a gente nueva, lo que nos motiva a continuar en esto. No tengo ninguna excusa para decirte por qué tardamos tanto en ir a Chile (ríe), es algo que siempre hemos querido, pero parecía que no se iba a concretar y ahora es una realidad. Estamos muy emocionados por eso.

- ¿Qué te parece la idea de salir de gira como parte del cartel de Lollapalooza, especialmente en Sudamérica?
- Los festivales son muy divertidos, especialmente para los artistas, porque tienes que tocar para tus fans, pero también para la gente que va a verte solo por curiosidad. Es una gran oportunidad para mostrarle tu música a una gran cantidad de personas, no solo para tus fans más acérrimos. 

- ¿Sabes algo sobre Chile?
- Aparte de los poemas de Pablo Neruda, no mucho (ríe).

- De hecho, Alain Johannes, que produjo uno de sus discos, nació en Chile.
- No sabía que nació allá, pero sé que toca mucho en Santiago.

- ¿Cómo fue trabajar con él en el disco que produjo para la banda, “Damage” (2013)?
- La musicalidad brota en él. Tiene opiniones muy buenas cuando se trata de ayudar a que los artistas desarrollen sus ideas. Grabamos el disco “Damage” en la casa de Alain, que tiene instrumentos en todas partes y parece un museo. De pronto nos dimos cuenta de que podía tomar cualquiera de esos instrumentos y tocar. Le preguntábamos: “¿qué es esto?” y nos decía: “es un instrumento afgano que hace este sonido” (ríe). Como músico empiezas a odiar ese tipo de cosas porque yo solo toco un instrumento y ni siquiera lo hago tan bien.

- Hablemos de la nueva producción de la banda, “Integrity blues”, que fue muy distinta para la banda porque la grabaron después de un año y medio de receso, tras una gira y un álbum solista. En ese sentido, ¿cómo fue trabajar en este elepé?
- Creo que el receso y hacer otras cosas nos llenó de energía. Cuando nos juntamos a componer las nuevas canciones, nos sentimos muy concentrados, nos dispusimos a probar ideas nuevas e hicimos un disco que nos llevó a un nivel más alto.

- Antes de eso hicieron la gira aniversario de “Futures”, pero la gente estaba más emocionada por oír las canciones de ese disco que las nuevas de ese entonces, que eran las de “Damage”. Además, ustedes se preguntaban si los reconocían por lo que hicieron o por lo que están haciendo en el presente. ¿De qué manera esa idea terminó influyendo en el resultado de este nuevo disco?
- Creo que si eres un músico o una banda en la posición en la que estamos nosotros, o sea, una que tiene un par de discos conocidos a nivel comercial, pero trabajas y haces cosas de manera continua, te enfrentas a esa pregunta a diario: ¿queremos ser una banda que fomenta un legado o una más contemporánea? Nosotros nos percibimos como una banda contemporánea, porque nunca paramos de trabajar, lanzamos discos sucesivamente y durante un tiempo hemos seguido ese proceso. Esa es nuestra motivación. Si el disco nuevo, “Integrity Blues”, no es una prueba, ¿entonces qué estamos haciendo? No tiene sentido tener nueve discos, grabar otro y salir de gira solo porque es nuestro trabajo, tiene que haber una razón. Cada disco nuevo tiene que ser desafiante para nosotros y debe ser el reflejo de nuestro máximo esfuerzo, sino, ¿cuál es la idea? De eso se trata el trabajo creativo, que sea lo mejor del artista.

- ¿Cómo salieron de su zona de confort tanto en la composición de la música, como de las letras?
- Descubrí que somos muy buenos como banda. La madre de nuestro baterista, Zack, fue mi profesora de kinder, así que lo conozco desde que teníamos cinco años. Llevamos 23 como banda y en ese tiempo te vuelves bueno en lo que haces. Eso es algo positivo. Cuando tienes una idea, la concretas sin pensarlo mucho, pero puede haber un paso que pierdes durante el desafío y ahí te preguntas: ¿realmente estoy dando lo mejor de mí o solo estoy haciendo lo que sé hacer? Esa pregunta fue fundamental durante toda la creación de “Integrity blues”. A veces funciona a la primera y quedas contento con el resultado, pero en otras sabes que la canción o el disco pueden ser mejores.

- ¿Han experimentado momentos de crisis, como “bloqueos creativos” o diferencias de ideas?
- No, nunca hemos experimentado momentos de crisis. Siempre nos hemos sentido muy agradecidos por el éxito que vamos obtenido. Sabemos que esto no va a durar para siempre y que todo tiene un final, por lo tanto, hay que hacer que valga la pena y que sea divertido. Eso es algo que muchas bandas olvidan. Aparte del dinero y del reconocimiento de la crítica, está la diversión y la gratificación. Si esos dos factores no son la prioridad, entonces no se logra nada.

- Háblanos un poco de la composición de las letras. ¿Es verdad que te gusta ir a museos para inspirarte y que creas historias ficticias a partir de lo que ves en pinturas o piezas de arte?
- Sí, definitivamente ese es el proceso. Se trata de mirar las cosas y hacerse preguntas, no importa adonde mires, siempre te vas encontrar a ti mismo. Preguntarse sobre el efecto que tiene en uno cierta pieza de arte genera todo tipo de respuestas internas y así descubres cosas sobre las que puedes escribir.

- Volviendo a “Integrity Blues”, ¿de qué forma contribuyó el productor Justin Meldal-Johnsen al objetivo común de llevar las cosas al siguiente nivel?
- Justin es genial y también muy positivo e inspirador. Estuvo dispuesto a probar todo, además tiene su punto de vista e ideas, además es muy buen músico. Al igual que Alain, sabe tocar muchos instrumentos, maneja mucho conocimiento sobre distintas cosas, nos da su opinión sobre aspectos que nosotros no desarrollamos de forma natural, lo que genera una experiencia mucho más interesante.

-Hace algunos años, el disco “Clarity” de 1999 fue escogido como uno de los mejores del “Emo rock” de todos los tiempos. ¿Qué piensas sobre la etiqueta “emo” y qué se siente que consideren que un disco de tu banda es uno de las mejores de todos los tiempos?
- Creo que después de 20 años, es halagador que tu disco sea escogido entre lo mejor (ríe). Es muy positivo que la gente siga prestándole atención a “Clarity” después de dos décadas. Es sorprendente que ese trabajo tenga esa longevidad y que siga conectándose con el público. Sobre la etiqueta “emo”, también es halagador que la gente nos sitúe en un estilo.

Por María de los Ángeles Cerda
Colaboración: Pablo Cerda

Encuentra este contenido en nuestra revista. Jimmy Eat World se presentará en Lollapalooza Chile el domingo 2 de abril, a las 17 horas en el VTR Stage.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades En horas se vendieron más de 100 mil entradas para Lollapalooza Chile 2018 1 día 3 horas
Novedades Lollapalooza Chile 2018: Venta especial de entradas en Hard Rock Cafe 2 días 4 horas
Novedades Lollapalooza Chile 2018 se expande a tres días 2 semanas 2 días
Videos Jimmy Eat World Get Right 1 mes 2 semanas
Shows The Strokes The Strokes: Hubo un tiempo que fue hermoso 4 meses 2 semanas