Se encuentra usted aquí

Criminal: Reviviendo su alma

Criminal: Reviviendo su alma

Una gira celebrando uno de sus discos más importantes
Jueves 14 Diciembre, 2017
Criminal: Reviviendo su alma

La carrera internacional de Criminal definitivamente tiene un antecedente claro y es aquella producción discográfica que hoy cumple 20 años. “Dead Soul”, un disco que marcó precedente para las producciones locales y que llevó a la banda a posicionarse dentro de la escena mundial. Hoy Anton nos cuenta detalles de aquel disco tan ambivalente para la carrera de la banda y que este 15 de diciembre -en el aniversario número 17 de Rockaxis- tendremos la oportunidad de revivir de manera íntegra.

Corría el año 1997 y la escena nacional llevaba poco más de una década de desarrollo desde su gestación. Cambios más, cambios menos, los elementos contextuales habían reconfigurado nuestra sociedad hacia un sistema sociopolítico que incidió en la apertura del país hacia nuevos horizontes. Lo anterior, afectó en el imaginario social, al punto de pensar que Chile vivía un periodo de bonanza en ciertos aspectos. Ficticia o real, la escena nacional parecía generar un correlato respecto a esta sensación de bienestar general del país, las bandas mejoraban ostensiblemente el nivel de producción y gestión de sus registros discográficos, aunque sin lugar a dudas, aún faltaba aquel elemento constitutivo esencial para ser catalogadas como grandes producciones a escala global.

Criminal, era una banda dentro de ese circuito noventero con evidentes ansias de triunfar fuera de nuestras fronteras. Habían pasado tan sólo cinco años desde aquel histórico debut junto a Kreator en 1992, aunque lo anterior parecía una eternidad, no tan sólo por el vertiginoso ascenso que Criminal venía mostrando, sino además por el pasado musical de su líder Anton Reisenegger, protagonista de la escena desde sus inicios. Pero Criminal era más que la figura emblemática de su frontman, pues su álbum “Victimized” (editado en 1994), había tenido muy buena recepción y rápidamente los había situado dentro de las grandes agrupaciones del metal sudamericano. El apoyo de la BMG y la producción de video clips de sus principales singles como “Self Destruction” y “New Disorder”, efectivamente le otorgaron una visibilidad pública más allá de nuestras fronteras, gracias al programa Headbangers Ball de MTV y otras plataformas que incluían dentro de la parrilla al cuarteto nacional. Esta sensación, también era parte de la interna de la banda, Antón nos relata: “Yo creo poder decir, sin temor a equivocarme, que Criminal en ese tiempo, ya estaba un poco más encima del Underground, estaba “Above ground”, ya estábamos empezando a salir en medios internacionales como MTV, saliendo en la prensa normal, no solo la prensa metalera y los fanzines”.

El potencial de la banda era evidente, pero aún debían sortear algunas desavenencias internas y generar cambios para que la consecución de sus objetivos fuera algo plausible. La primera medida sustancial, fue la salida de su baterista J.J Vallejo y la llegada de Jimmy Ponce, el cual más allá de cumplir el rol de nuevo baterista, encajó perfecto con la búsqueda musical que la agrupación estimaba por aquel entonces, “pensábamos en ese momento que necesitábamos alguien que pegara más fuerte, que se enfocara mucho más en la parte de la energía, más que en mucha sutileza y detalle técnico”. Era evidente que el cambio en lo musical debía ir aparejado de una estrategia integral, donde el hincapié debía estar en la producción y de esta forma marcar una diferencia dentro de la escena chilena y latinoamericana.

La primera gran decisión, fue buscar una persona que se hiciera cargo de la producción y que además pudiese rescatar toda esa energía y talento comprimido, y esa persona fue Vincent Wojno, sonidista y productor estadounidense que en ese entonces se codeaba con las bandas más importantes del circuito metalero. Sería él quien llevaría a la agrupación a dar ese salto y alcanzar un estándar superior, que la escena chilena estaba lejos de ostentar. Ya con estos elementos constituidos, en la interna de Criminal, ya podía sentirse esa ansiedad inminente: “estábamos muy entusiasmados y con mucha energía y también un poco nerviosos, porque íbamos a trabajar con un productor extranjero. Él venía de trabajar con Machine Head, el “Burn My eyes” que fue un disco que cambió y definió las producciones de metal en los años noventa”. Las cosas estaban claras para Criminal, era así como querían sonar y Vincent definitivamente los podía llevar a alcanzar el objetivo de convertirse en una mega banda, para desarrollar un sonido a la vanguardia y en sintonía a lo que estaba ocurriendo a nivel planetario, siempre desde la arista primitiva y brutal del sonido de Criminal.

Las cosas se fueron dando hasta llegar a “Dead soul”, un disco para las grandes ligas, el cual venía aparejado de un posicionamiento internacional, “lo interesante es que lo agarró bajo licencia Metal Blade, tanto para Norteamérica como Europa, entonces se puede decir que el lanzamiento fue casi a nivel mundial. En ese entonces, Metal Blade estaba apostando muy fuerte por la banda y de hecho las críticas que sacó el disco en Estados Unidos y Europa fueron sumamente positivas, la gente nos comparaba -por razones obvias- todo el tiempo con Sepultura, pero casi equiparando a Criminal con lo que estaba haciendo Sepultura en ese momento”.

Los logros seguían, pues en Chile eran la banda más importante de metal, y el evento que los posicionó como referente sudamericano, fue el concierto junto a Napalm Death en 1997, donde fueron los encargados de cerrar un show en el Estadio Chile, al cual le seguirían un conjunto de otros conciertos muy recordados por la banda. “Lo de Napalm Death fue increíble para nosotros, obviamente que ellos hayan tenido la humildad y hayan sido tan cool para acceder a tocar antes que nosotros fue super importante. En ese tiempo, con toda la cobertura que nos estaba dando MTV, estábamos tocando prácticamente en toda Sudamérica, en Argentina, Perú, Colombia... tocar por ejemplo en el “Rock al Parque” fue espectacular, que por estimaciones de la prensa en esa época había 50.000 personas (…) me acuerdo que estábamos megas nerviosos detrás del escenario, en unas carpas que eran el backstage y cuando la gente se ponía a saltar ¡temblaba la tierra! (...) Después también hicimos nuestra primera gira por Estados Unidos, si bien fue sumamente sacrificada y no fue tan exitosa como habríamos esperado, también hubo muchos éxitos en esa gira, tocamos en un concierto con Testament, luego otro con Overkill, estuvimos también en el Milwaukee metal fest, que era el gran festival en ese tiempo, entonces las cosas se estaban dando”.

Hoy ya son 20 años de esta producción, la que para muchos fue un paso trascendental para la banda y su inminente internacionalización. Por otro lado, otorgó cierta apertura para mostrar otras bandas chilenas y darlas a conocer dentro del circuito sudamericano y a su vez motivar a tantos músicos a creer y pensar en grande. No obstante lo anterior, Anton relativiza el resultado final del disco:” En cuanto a la carrera de Criminal, creo que fue un paso adelante, pero que no salió todo lo bien que hubiésemos querido. La mezcla no quedó muy pareja, algunos temas suenan distintos de otros y así… fue un paso importante pero también un paso un poco en falso, en ese sentido, dentro de la banda -los ex integrantes que participamos en ese disco- tenemos sentimientos encontrados. Tuvimos un aprendizaje importante, tener roce con un productor internacional es impagable, pero al mismo tiempo siento que a Vincent se le fue un poco en ‘collera’ la producción, al final no supo concluir bien un proceso que partió muy bien. “Dead soul” fue un paso importante, un paso que se podría haber dado de mejor forma y fue la antesala de una gran crisis dentro de la banda y de la industria a fines de los noventa donde ya nadie compraba los discos”.

Si bien muchas cosas han sucedido en estas dos décadas desde que “Dead Soul” vio la luz, sigue estando el recuerdo indeleble de un disco que alguna vez posicionó a Chile como un referente de la música extrema en Sudamérica. Para aquellos que se deleitaron con esta apuesta musical innovadora, la expectativa es elevada, pues el show que se avecina el 15 de diciembre, será algo histórico e irrepetible, puesto que se rememorá un disco emblemático para la escena nacional.

“Para nosotros es re importante que hayamos logrado armar esta gira, porque queríamos hace tiempo retomar el sitial que teníamos en los años noventa en Sudamérica y nunca se pudo, y es un paso en el sentido correcto. Creo también, que mi participación en Brujeria le está dando un poco más de vitrina a Criminal, lo que está muy bien (…)”.

Maximiliano Sánchez

Encuentra este contenido en nuestra revista.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades 15 de marzo: Estreno de lo mejor de nuestro Aniversario #RX17 3 meses 1 semana
Shows Aniversario Rockaxis 2017 Aniversario Rockaxis 17 6 meses 5 días
Galeria Criminal, John Garcia, Weichafe, Kuervos Del Sur, Mandrácula, Diamante Eléctrico, Rama, Tenemos Explosivos Aniversario Rockaxis 17 años 6 meses 6 días
Novedades Criminal Criminal realizará Meet & Greet gratuito este 14 de diciembre 6 meses 1 semana
Novedades Esta es nuestra fiesta: Especial #RX17 en revista Rockaxis 6 meses 1 semana