Se encuentra usted aquí

Humanity: Hour 1

Humanity: Hour 1

Humanity: Hour 1

Lunes 13 Junio, 2011
2007. Sony

En 1993, cuando estrenaron la película “Jurassic Park”, agarré a mi hermano chico que por entonces tenía unos 6 ó 7 años y lo llevé al cine. Yo ya la había visto antes y sabía que le causaría un gran impacto, al igual que cuando le compré su primera revista de Batman y su primer disco de Iron Maiden. Siempre nos acordamos de la escena final de la película, cuando en el museo del Parque Jurásico en la isla Nublar, dos Velociraptores se enfrentan en una mortal pelea con un Tiranosaurio Rex. Desde el techo colgaba un lienzo con una frase que nunca olvidé: “When the Dinosaurs Ruled the Earth” (“Cuando los Dinosaurios Gobernaban la Tierra”). Y creo que esa anécdota y esta frase en particular, vienen como anillo al dedo cuando tenemos que hablar de un grupo como Scorpions y otras grandiosas bandas de su generación.

Sin duda, con 40 años de trayectoria, los Scorpions son unos auténticos Dinosaurios con todas la de la ley, pero lejos de extinguirse o desaparecer, el gigante germano sigue viento en popa, más vigente que nunca y “dominando” el mundo junto a esa manada que incluye a Ozzy, Deep Purple, Whitesnake, Motörhead, Slayer, Megadeth, Metallica y tantos y tantos más. Es sólo cosa de ver qué bandas son los cabezas de cartel en los principales festivales de metal europeos y en el Ozzfest, para darse cuenta que todo vuelve a ser como hace 20 años atrás, cuando siendo un niño, descubría el incipiente Heavy Metal. Son los Dinosaurios que vuelven con todo (nunca se han ido, pero hoy vuelven a brillar como antaño), y en particular Scorpions regresa con un disco sencillamente espectacular.

Ellos mismos se habían dejado la vara muy alta, ya que “Unbreakable” del 2004, es un discazo de principio a fin, lo que significó un regreso a las raíces de la vertiente más metalera de los germanos. Pero “Humanity: Hour 1” es un disco diferente por la sencilla razón que es un disco conceptual, el primero en la carrera de los alemanes, pero no por ello deja de ser un digno y gran sucesor de su obra anterior; este álbum es más rockero y melódico si se quiere, aunque incluye algunos de los temas más pesados de la historia del grupo.

Basados en la gran literatura (¿de ficción?), de genios como Isaac Asimov y Philip K. Dick (recientemente reconocido como un “literato” formal por el gobierno de EE.UU. debido a su gran influencia artística y cultural), “Humanity: Hour 1” nos cuenta la historia de la humanidad viviendo la primera hora del resto de su vida. Luego de un final apocalíptico notablemente reflejado en la portada del álbum, donde vemos una mujer-androide que recuerda de inmediato a la extraordinaria película “Blade Runner” (basada precisamente en un cuento de Philip K. Dick), los sobrevivientes deben volver a organizarse para subsistir y sobrevivir, debiendo rescatar los valores más esenciales de nuestra raza: compañerismo, amor, solidaridad; en fin la historia da para mucho y resulta muy interesante como cultura general y adictiva si te gusta la literatura de los autores antes mencionados, y está lleno de mensajes positivos y que llaman a la reflexión, como siempre ha ido la tónica en los discos de Scorpions.

Pero vayamos realmente a lo más importante. En lo musical el grupo grabó a la antigua usanza, es decir, tocando todos juntos en una gran sala, registrando todo de manera análoga en cintas, por ello el sonido del álbum es grandioso, lleno de matices y con una gran vibración. El triunvirato dorado de la banda, ese compuesto por Schenker-Meine-Jabs, sigue brillando a gran altura, entregando toda la clase y elegancia que siempre ha caracterizado el sonido de Scorpions. Emulando a Carcuro, realmente me pongo de pie para celebrar el talento de Rudy Schenker, este tipo realmente es un genio, con un talento compositivo sideral y sin ser un guitarrista virtuoso, tiene un feeling para tocar que lo hace realmente único. Ni hablar de su tremenda performance sobre el escenario. Durante 40 años la labor compositiva de la banda ha recaído sobre sus hombros; ni hablar de Klaus Meine que sigue cantando en un nivel realmente espectacular, sin perder un ápice de fuerza en su voz; por su parte, Matthias Jabs nos sigue deleitando con unos solos de guitarra superlativos, súper técnicos pero increíblemente melódicos. El trío se hace acompañar desde hace algunos años ya del gran baterista norteamericano James Kottak (ex Kingdom Come), un auténtico animal en el escenario, y el bajista polaco Pawel Maciwoda, y sin lugar a dudas, este es el line-up más talentoso que la banda ha tenido en su carrera.

El inicio cono ‘Hour 1’ es realmente potente. ¡Qué temazo! Sin duda uno de los cortes más pesados en la historia del grupo. Las guitarras con un leve toque industrialoso, vomitan fuego, emulando el sonido de las máquinas que dominan a la raza humana, Es una canción moderna, donde se nota la mano del famoso productor Desmond Child (Kiss, Aerosmith, Bon Jovi, Megadeth, Alice Cooper, Cher y mil más), pero ante todo es un tremendo track de auténtico heavy metal año 2007. El solo de Matthias Jabs es lisa y llanamente diamante puro.

El Scorpions clásico y totalmente “vintage”, aparece en el segundo corte ‘The game of life’, con las melodías infinitas de la guitarra de Rudy Schenker y la voz maravillosa de Klaus Meine; realmente emociona que un grupo después de cuatro décadas, aún siga siendo capaz de componer joyitas como esta, una canción simplemente maravillosa. ’We were born to fly’ es un mid tempo poderoso, pero siempre con la gran melodía vocal de Meine, qué gran nivel tiene su voz, conmueve y emociona con cada entonación. El siguiente paso es ‘The future never dies’ la primera balada del disco con notables orquestaciones.

‘321’ es otra de las canciones realmente pesadas que incluye el disco. Notables riffs y una base rítmica que no da tregua destaca sobremanera en la placa. Una canción con un groove notable y geniales armónicos de Jabs. ¡Qué bien suena el heavy metal en las manos de los tipos que lo ayudaron a crear! ‘Love will keep us alive’ es de esas baladas acústicas marca registrada de la casa, y es que Scorpions tiene una sensibilidad especial para componer este tipo de temas: el clima, la elegancia, el mensaje; sin duda maestros absolutos en esta materia. Lo mismo ‘Love is war’, otro notable ejemplo de buen gusto y una elegancia a toda prueba en los arreglos. ‘The cross’ con la participación de Billy Corgan que metió unas voces al final del tema, es otro de los cortes más poderosos del disco, con guitarras realmente afiladas y un notable (una vez más) Klaus Meine en las voces, la canción te atrapa con su estribillo lleno de gancho y feeling. El final llega con la maravillosa ‘Humanity’ otro medio tiempo poderoso de corte épico que tiene toda la pinta de convertirse en un nuevo clásico de la banda, al menos en vivo, imposible sustraerse a su enorme carga emocional, con la notable voz de Meine que conmueve hasta la médula; las guitarras excelsas de Schenker y Jabs y esa base sólida, entrecortada, de ritmo marcial de Kottak y Maciwoda, redondean una canción realmente excepcional. Son Scorpions con 40 años de clase magistral tras sus espaldas. ¿Cuántas bandas hoy en día pueden tener ese background?

En síntesis, con “Humanity: Hour 1”, los alemanes nos presentan un gran y digno sucesor para un discazo como “Unbreakable”; como decía este disco es más hard rock y no tan metalero quizás como el anterior, pero se disfruta de gran manera, conmueve y emociona, porque lisa y llanamente, con la clase se nace, no se hace.

Cristián Pavez

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Scorpions Best of Rock Ballads 1 semana 5 días
Discos Varios Artistas Stranger Things OST 2 meses 3 días
Novedades Scorpions Scorpions estrena nueva versión de 'Follow Your Heart' 2 meses 4 días
Novedades Lista: artistas que siguieron tocando tras su gira de despedida 2 meses 1 semana
Novedades Scorpions Desde ahora te puedes comunicar con emojis de Scorpions 2 meses 1 semana