Se encuentra usted aquí

Pride & Glory

Pride & Glory

Pride & Glory

Miércoles 20 Julio, 2011
1994. Geffen

Zakk Wylde de pronto decide que sus días con Ozzy estaban contados y que tocar música en el país de Ozz no era el solo propósito en su vida. Un maestro que ya hace 15 años era considerado un grande en la generación 90's del heavy rock siente que es hora de mostrar un poco de su material de raíces, algo de blues, mucho de country y folk, con una afectación vocal única, llena de soul sureño, en fin hacer rock con toda la materia prima que ha hecho grande y tan influyente a la música de Estados Unidos. Cuando lo escuché por primera vez no lo podía creer que esto de Pride & Glory fuera un power trío, sonaba como un cuarteto al menos tocando country con el peso de Alice in Chains o Pantera. De hecho, la mejor forma de definirlo es Rock-Country-Metal en su más pura expresión

Zakk y su guitarra venía del "Instituto Ozzy del Rock" y aún así aquí nos impresionaba con lo que toca, tal vez por el hecho de que también canta, lo que en 1994 era una novedad y porque aparte de su velocidad y sus clásicos licks y guiños aquí se escucha el sentimiento en sus seis cuerdas más que con Ozzy o Black Label Society. Y su voz aquí es mucho más clara y limpia, sin dejar de ser un rugido, una vocalización en la más pura tradición de la escuela sureña -Allman Brothers Band o Lynyrd Skynyrd- que en BLS luego Zakk empezó a perder un tanto en pos de más peso y distorsión sabbatica.

Wylde se las arregla para vocalizar en las mismas estrofas en dos tonos diferentes e incluso su claridad vocal es tal, que cuanto más agresivo, más se le entiende lo que dice, algo que quiero recalcar considerando que en BLS su voz se ha opacado y oscurecido al punto de sonar en ocasiones como un clon de Ozzy. Para aquellos que quieran cuestionar esto están los temas ‘Sweet Jesus’ y ‘Found A Friend’, las power ballads de este registro, bellas y potentes.

Desde la intro de ‘Losin’ your Mind’ -que fuera el primer single- una vez que empieza el vendaval eléctrico ya tienes una idea de lo que será el resto de las canciones, y para aquellos que quieran de lo más pesado, la caballería te atropella en pleno con ‘To’en the Line’. La calidad de grabación es algo cruda lo que solo ayuda a añadir carácter a las canciones y como un todo Pride & Glory es un disco de esos que te deja claro que aquí Zakk se la jugó con todas las alternativas de sonido posible.

Por ello quizá ‘Cry Me a River’ y en menor medida ‘Hate Your Guts’ pueden ser una excepción al octanaje rockero imperante, pero al mismo tiempo son canciones reveladoras, porque resaltan dentro de este este bombardeo brutal de melodías sureñas con riffs pesadísimos -modernos para los estándares del rock clásico- siendo temas acústicos y simples, que te gustarían incluso aunque no hayas escuchado mucho del tan mentado rock sureño. Y ‘Cry Me a River’ en especial es uno en el que notas la pena y el sufrimiento del cantautor, porque en otros momentos del álbum este dolor creativo esta enterrado bajo una muralla de distorsión y volumen brutal

Hablando de brutalidad, el músico que hoy conocemos en Black Label Society es diferente al Zakk de Pride & Glory y tal cual es la diferencia de los fans de estos dos agrupaciones. Por un lado estamos los fans que lo conocemos primero por sus años en Ozzy clásico por tanto en el período de formación de Pride & Glory y por el otro los que lo descubrieron con Black Label Society. La forma en que percibimos a Pride & Glory es diferente para nosotros ya que escuchamos hace 15 años toda la diversidad de la que este hombre era capaz y sobretodo -contrastando con BLS- toda la intuición melódica con que plagaba sus composiciones, muchas canciones de Pride & Glory, tienen melodías que puedes tararear –‘Shine On’, ‘Lovin’ Women’ y ‘Troubled Wine’- cosa que se empieza a perder en su carrera posterior, con la excepción del “Hangover Music”. Una pena porque me hubiera gustado que la esencia sónica de Pride & Glory hubiese durado un poco más, y creo que un segundo trabajo oficial como Pride & Glory nos dejaría a muchos con un buen sabor en la boca

El que este sea un álbum debut y casi-solista es lo que lo hace tan importante, no es por el solo hecho de que Zakk componga la música porque ya lo hacía con Ozzy en el “No More Tears” sino porque escribe las letras - y obvio, las interpreta- una lírica las que el hombre se revela como nunca lo habíamos imaginado: un tipo sufrido, incluso torturado en vida, buscando alivio en una religiosidad que no habríamos adivinado en él a juzgar por sus discos junto a Ozzy. Este álbum huele al espíritu salvaje de un debutante, a cerveza, al sur del Estados Unidos rural y también a lágrimas producto de penas y reivindicaciones. Intenso e irrepetible parece.

Alfredo Lewin

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Videos Zakk Wylde Lost prayer 2 meses 1 semana
Novedades Publican ranking con los mejores guitarristas metal del 2016 3 meses 1 semana
Videos Zakk Wylde Sleeping Dogs 7 meses 3 días
Novedades Phil Anselmo no ve a Zakk Wylde en una eventual reunión de Pantera 8 meses 2 semanas
Novedades Zakk Wylde Zakk Wylde: Mira sesión acústica en SiriusXM 8 meses 4 semanas