Se encuentra usted aquí

Definitely Maybe

Definitely Maybe

Definitely Maybe

Jueves 14 Julio, 2011
1994. Sony

Britpop. Yo oí esa palabra antes... Pero nunca me gustó. A nadie le gusta de hecho. Claro, uno piensa en que se refiere a un plástico y vacío pop de adolescentes. Por fortuna, está muy lejos de ser eso. ¿Pero entonces qué demonios es?

Estamos en 1989, y después de muchísimos años sale al mercado un disco de rock 100% británico, mucho más incluso que The Smiths. Se trata del debut homónimo de Stone Roses, que cambió para siempre a una generación entera de músicos ingleses, que sumado al fenómeno Smiths les devolvió la sensación de que el rock inglés tiene y tendrá mucho que decir en la escena mundial; y que el mundo estaba ansioso por una nueva banda británica que se devorara al mundo, como lo habían hecho los Beatles, los Stones, Zeppelin, Sabbath, Queen, etc. Pero hubo que esperar un poco, ya que desde Seattle un año más tarde saldrían a la luz un importante grupo de bandas de hard rock que terminaron por revolucionar la industria rockera. Historia ya conocida.

Por mientras, en Inglaterra, en 1993 una extraña banda llamada Suede lanza su disco debut, también homónimo. Con un importante éxito en la isla grande, se trataba claramente de un nuevo sonido británico, puro y auténtico. Ya se generaba un movimiento importante en Inglaterra, con muchas bandas nuevas, pero su repercusión seguía siendo puramente local. Un año más tarde, el mundo entero se conmueve con la muerte de Kurt Cobain, la cara del movimiento de Seattle. Rápidamente, todo el mundo se generó la misma pregunta: “¿y ahora, qué?”. 4 meses después, todos tendríamos una respuesta.

5 tipos de Manchester aparecieron de un día para otro bajo el nombre de Oasis, con una desfachatez que bordeaba lo ridículo y una autoestima a prueba de balas, sobre todo de los 2 rostros del grupo, los hermanos Liam y Noel Gallagher, voz y guitarras respectivamente. Tras años de trabajo, en agosto del 94 sacaron al mercado ‘Definitely Maybe’, el disco insignia del britpop, que se tomaría el mundo en poco más de un año.

“¿Pero quién demonios es Oasis?” pensaban todos. La respuesta era simple, solamente tenias que apretar play a su disco. “Tonight, I’m a rock & roll star”. Listo, nunca el rock inglés podría volver a despegarse de sus nuevos hijos pródigos. Tras 4 años en que las bandas de rock alegaban contra la crueldad de la vida y pintaban paisajes oscuros y depresivos, de pronto aparecen estos tipos diciéndote que son estrellas de rock & roll. Eso es lo que decían ellos. Nosotros teníamos 11 canciones para comprobarlo.

‘Rock & Roll star’, el primer track del disco, es puro rock & roll como su nombre bien lo dice, pura actitud, pura energía. Adrenalina pura, que es lo que le faltaba al mundo rockero por esos años. Hasta el día de hoy, Inglaterra no se puede recuperar de la patada en el trasero que fue escuchar esta canción. El segundo tema, ‘Shakermaker’, era otra cosa. Blues y sicodelia, de ritmo más lento, pero es un tema brillante, inspirado. Ya en su segunda canción podemos decir que hacía años que no había una banda inglesa tan guitarrera. Puro power.

La siguiente es ‘Live Forever’, la joya más brillante de todo el cancionero de Oasis. Aquí se hace inevitable la comparación con The Beatles, porque definitivamente está a esa altura. Noel alguna vez se lo dijo a Sir Paul McCartney: “ustedes tuvieron la suerte de ser los primeros, porque si hubiéramos existido en 1966 sacábamos ‘Live forever’ y seríamos más grandes que The Beatles”. Una exageración, claramente, pero este tema es increíble; por algo fue la que convirtió a Oasis en un fenómeno británico. Su letra la convierte en una canción casi épica, con un maravilloso solo de guitarra y la voz de Liam en su mejor forma. La influencia Beatle es demasiado grande para Oasis, que tomó prestado la simpleza de sus temas y la belleza de sus melodías. “Me importan un carajo los bootlegs de Pink Floyd y toda esa mierda de coleccionistas; prefiero escuchar ‘I am the Walrus’ 20 veces al día” ha dicho Noel, en una declaración que pone en evidencia su amor incondicional por los fabulosos 4 de Liverpool.

Al pasar 3 canciones ya tenemos todas las facetas que harían grandes a Oasis: rock & roll, guitarras lentas pero melódicas, y baladas perfectas. ‘Up in the sky’ es otra pieza de rock & roll, y la monumental ‘Columbia’ es tanto o más atrapante que ‘Shakermaker’, con ritmos circulares absolutamente adictivos. Es como un viaje, sicodelia otra vez, ese estilo. Una vez que termina esta loca adicción, llega otro clásico: ‘Supersonic’. Descrita nada menos que por Lars Ulrich de Metallica como “la canción con más rock & roll de los últimos 20 años”. Hecha en una hora, totalmente a la rápida y de urgencia en el estudio, es hoy otro infaltable entre los favoritos de los fans. El riff inicial Noel es simplemente genial, lo mismo que la letra. Más rock & roll, con mucho más power, es el tema que le sigue, ‘Bring it on Down’, que iba a ser el primer single pero cuando la quisieron grabar hubo problemas con el baterista que no pudo hacer bien la introducción; es precisamente en esas condiciones que nace ‘Supersonic’, que a la larga le quitó ese puesto como primer corte. Punk rock en versión británica, pura influencia de los Sex Pistols.

Como si no tuviéramos suficiente brillantez, aparece otra de los temas que aseguraron su lugar en la eternidad, ‘Cigarettes & alcohol’. Con la música de ‘Get it on’ de T-Rex, Noel construyó un clásico mucho más grande que la original. Sí, les robó la música, pero ‘Cigarettes & Alcohol’ es genial y nadie se lo puede negar. Además, la letra de contenido innegablemente social la hizo enganchar con la juventud (como si con el tremendo discazo no fuese suficiente). Para disminuir un poco las pasiones, llega ‘Digsy’s Dinner’, el tema que menos gusta de este disco pero que tiene eleentos interesantes, como el solo de piano y la frase “this could be the best days of our life”, que grafica a la perfección la forma en que la banda se tomaría este momento de gloria. Ya cerca del final viene ‘Slide away’, la mejor power ballad que haya escrito Noel, y con probablemente la más hermosa intervención de Liam en la voz. Maravilloso tema,  cuya fórmula sonaría hasta el cansancio en el “Be here now”, pero nunca lograron igualar el resultado. El cierre es a cargo de ‘Married with Children”, con una hermosa melodía y una deliciosa guitarra de Noel. Son simplemente los 2 hermanos Gallagher con un tema perfecto para cerrar un disco como éste. 11 años después, son los únicos miembros de aquella formación que siguen en la banda.

Para la gran mayoría, el fenómeno del britpop comenzó con este disco, pues el Parklife de Blur, lanzado meses antes, nunca hubiera tenido la repercusión que finalmente tuvo si no fuera por el tremendo éxito de Oasis. Luego aparecerían más bandas, como Supergrass o Kula Shaker, y en 1995 la obra maestra de Oasis “(What’s the Story) Morning Glory” que marcaría el peak de popularidad del “nuevo rock británico”. Si tu eras otro de los que no enganchaba con Oasis por la pura repulsión que produce el término “britpop” o porque hayan sido conocidos acá principalmente por baladas, busca este “Definitely Maybe y, creeme, no lo vas a poder creer. Porque ellos, definitivamente, son rock & roll stars.

Juan Ignacio Cornejo K.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades U2 ¿Ahora sí? U2 se presentaría en Chile el 14 de octubre 4 días 22 horas
Novedades Playlist: El rock en el Día de la Madre 1 semana 2 días
Discos gorillaz Humanz 3 semanas 1 día
Novedades gorillaz Escucha en streaming el regreso de Gorillaz 3 semanas 3 días
Novedades Liam Gallagher, enfurecido con la colaboración entre Noel y Damon Albarn 3 semanas 4 días