Se encuentra usted aquí

(Pronounced 'Lĕh-'nérd 'Skin-'nérd)

(Pronounced 'Lĕh-'nérd 'Skin-'nérd)

(Pronounced 'Lĕh-'nérd 'Skin-'nérd)

Miércoles 13 Julio, 2011

1973. MCA

En Estados Unidos se habla del rock sureño desde hace años con mucha soltura. Para nosotros, el “rock sureño” no existe. Y en realidad no es un estilo muy trascendente ni muy grande. Pero claro, los gringos son especialistas en ponerle etiqueta a todo, y a comienzos de los 70 salieron 2 bandas que no calzaban con nada que se haya hecho anteriormente. Ellos eran The Allman Brothers Band y Lynyrd Skynyrd. El fuerte de los Allman Brothers era el blues; el de Lynyrd skynyrd el rock & roll. Los Allman nunca lograron trascender en el resto del mundo. Lynyrd Skynyrd en cambio dio el gran golpe con el primer single de su segundo disco, la eterna ‘Sweet Home Alabama’. Sin embargo, el disco debut de los Skynyrd ya los había puesto en los rankings en 1973, el brillante "(Pronounced 'Lĕh-'nérd 'Skin-'nérd)"”.

El rock americano (o gringo, para nosotros) ha concebido pocos discos tan perfectamente equilibrados como éste. Claro, con 3 guitarristas, un bajista, un baterista, un tecladista y un tremendo vocalista tenían la materia prima para hacer todo tipo de música. Y el comienzo del disco lo demuestra, con el rock guitarrero de '‘I Ain'’t the One'’, que recuerda un poco al estilo de los Yardbirds. Pero si hay un tema que puede bajar las tensiones del primer tema, es ‘'Tuesday’'s Gone'’. Desgarradora, con un Ronnie Van Zant que ya se perfilaba como un tremendo compositor, ‘'Tuesday’'s Gone’' es uno de esos clásicos instantáneos, con un peso histórico y emocional innegable, independiente incluso de si fue o no un éxito radial. Nunca se había hecho una balada como ésta; y prefiero mantener la duda de si se ha logrado escribir alguna que se le equipare. Traten de escuchar este disco con una baja dosis de nostalgia a cuestas, porque de lo contrario van a escuchar una y otra vez este tema y se van a olvidar del resto del disco, lo cual a todas luces sería un error.

El rock & roll vuelve con ‘'Gimme Three Steps'’, la típica canción “entretenida” de Skynyrd, como después lo sería '‘Don'’t Ask Me No Questions'’ por ejemplo. El sonido del bajo de este tipo de temas definiría el rock americano de todo el resto de la década: grueso, rítmico y ya no tan secundario. Así como Leon Wilkeson era un muy buen bajista, el trío de Gary Rossington, Allen Collins y Ed King en guitarras es irrepetible, con un lugar en la eternidad. Para los que no lo saben, Ed King dejó la banda entre 1974 y 1987, y Allen Collins murió en 1990 por una falla respiratoria, 4 años después de sufrir un accidente automovilístico que le trajo como consecuencia no poder tocar la guitarra en sus últimos años de vida. La tragedia fue una constante en la vida de Skynyrd, ya que en 1977 moriría Ronnie Van Zant, el reemplazante de King Steve Gaines y su hermana Carrie, que era una de las coristas. Pero no es de estas tragedias que queremos hablar. Porque estábamos hablando de la alegría de ‘'Gimme Three Steps'’, que otra vez se verá contrastada con otra balada maravillosa: '‘Simple Man'’. La historia de la madre dándole consejos a su hijo sobre cómo llevar adelante su vida es la versión maternal de '‘Father and Son'’ de Cat Stevens. Una historia hermosísima, que inspiró incluso a Cameron Crowe para ponerla en su obra maestra "“Almost Famous".

El rock & roll más clásico aflora en ‘'Things Goin'’ On'’, que suena al estilo de los Faces o los primeros discos solistas de Rod Stewart que son de esos mismos años. Es un tema muy minimalista, considerando la cantidad de recursos musicales con los que disponía la banda. Un tema como éste entre otros más complejos como ‘'Tuesday'’s Gone'’ o '‘Free Bird'’ muestran la versatilidad del grupo. Lo mismo ocurre con '‘Mississippi Kid'’, tal vez una canción mucho más country que cualquier otra del disco. De paso, vale la aclaración para quienes no sepan mucho qué es el “rock sureño”: es simplemente una mezcla entre rock clásico con aires bluseros y el country. Canciones como '‘Mississippi Kid’' claramente calzan con aquella descripción.

'‘Poison Whiskey'’ vuelve al estilo de '‘I Ain'’t the One'’, rock poderoso, con alguna onda ZZ Top, y con un espectacular solo de piano de Bill Powell. ‘Poison Whiskey’ es algo así como el último tema “terrenal” del disco. Porque la última las 8 canciones de éste increíble disco debut es algo sencillamente fuera de este planeta. ‘'Free Bird'’ es sin discusión uno de los mejores temas de la historia, con más de 9 minutos de maravillosas armonías, dividido en 2 partes: la canción misma que dura un poco más de 4 minutos y medio y el resto es una locura de duelos de guitarra. Aquí sí que aparecen los 3 guitarristas en pleno vuelo, poniéndole velocidad y ritmo al asunto. Un solo de guitarra a mi gusto no debe ser sólo virtuosismo, además debe darle un estilo y una personalidad especial al tema. Bueno, el tridente de Lynyrd Skynyrd no sólo le da estilo y personalidad a ‘'Free Bird'’, sino que crea un universo paralelo, algo totalmente alucinante. Algo que simplemente nació como un homenaje a otro monstruo de la guitarra sureña como era Duane Allman, que murió en 1971, terminó convirtiéndose en un tema mucho más grande que tal vez la misma banda. Porque la parte inicial, mucho más lenta, es tan hermosa como las baladas ‘'Tuesday’'s Gone'’ o ‘'Simple Man'’, pero con el agregado final ya mencionado, lo cual transformó a '‘Free Bird'’ en algo así como el hermano menor de ‘'Stairway to Heaven'’. Lamentablemente Lynyrd Skynyrd no tiene tanto peso como sí lo tiene Zeppelin. Así que desde esta humilde tribuna intentamos hacer algo de justicia. No sólo con la banda, sino también con Van Zant, que para muchos su apellido no significa nada. Para nosotros, está en la galería de los más grandes.

Escuchen Lynyrd Skynyrd, escuchen este disco y el “"Second Helping"”. Si después de eso no se engancharon, bueno, nada que hacer. De todas formas, una de las agrupaciones con más tragedias en su currículo, que sigue tocando, sigue haciendo nueva música, y por fortuna siguen dándole la poción al público de escuchar temas como '‘Tuesday’'s Gone'’ o ‘'Free Bird’' en vivo. Dondequiera que esté, el bonachón de Ronnie Van Zant lo debe estar agradeciendo. Nosotros, por nuestra parte, nunca dejaremos de agradecerle a él.

Juan Ignacio Cornejo K.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Lynyrd Skynyrd Lynyrd Skynyrd se despide de los escenarios 3 semanas 6 días
Novedades Cheap Trick Cheap Trick se suma al tour Solid Rock por Sudamérica 3 meses 3 semanas
Novedades Quedan pocas entradas para el festival Solid Rock 4 meses 4 días
Artículos Lynyrd Skynyrd La maldición de Lynyrd Skynyrd 4 meses 5 días
Novedades Playlist: Los 15 clásicos rockeros de más larga duración 4 meses 1 semana