Se encuentra usted aquí

La Máquina De Hacer Pájaros

La Máquina De Hacer Pájaros

La Máquina De Hacer Pájaros

Lunes 21 Mayo, 2012
1976. Microfón/Sony
 
1976 fue un año bastante significativo para los dos mayores iconos del rock en Argentina: Luis Alberto Spinetta y Carlos Alberto García Moreno, más conocido como Charly García. El primero ponía fin a su trabajo en Invisible, despidiéndose con broche de oro en el gran disco "El Jardín de los Presentes". Y bueno, Charly recién había disuelto Sui Generis, y tenía un pensamiento en mente muy ambicioso: llevar a cabo sus ideas en una banda de rock progresivo, algo que ya venía insinuando en "Pequeñas Anécdotas Sobre Las Instituciones", el último y genial trabajo en estudio de Sui Generis, y también, en el disco en vivo "Adiós Sui generis", donde canciones como "Un Hada, Un Cisne" y "Rasguña las Piedras" adquieren reales ribetes sinfónicos.
 
Pero Charly quería llegar aún más lejos. Para esa época, estaba escuchando bandas como Genesis, Pink Floyd y Steely Dan, esa era la música que de verdad quería hacer y no un dúo de "canciones de fogata" como se le ha llamado a su unión con Nito Mestre. Es así como, apoyado por su mujer de entonces, María Rosa Yorio da inicio a esta empresa. Recluta al baterista Oscar Moro, miembro de Los Gatos, y que después sería su compañero en Serú Girán; el guitarrista Gustavo Bazterrica, el ex miembro de Pescado Rabioso Carlos Cutaia en teclados, y el bajista José Luis Fernández. García se haría cargo de la voz, guitarra acústica y el teclado principal, mostrando su gran virtuosismo tanto en los instrumentos como en la voz. Charly llamó a su nuevo chiche “Los Yes del subdesarrollo”, y en parte, algo de razón tenía, porque al escuchar los 7 temas que componen este disco, no dejamos de maravillarnos al darnos cuenta que en Sudamérica se podía hacer rock progresivo de gran calidad, comparable a los europeos. Sin lugar a dudas, que esta placa es un testimonio imponente de esto último. Además, el álbum tuvo un costo de producción altísimo, el doble de lo que se acostumbraba en la época.
 
La placa comienza con un tema que había sido interpretado por Sui Generis en su último show: nos referimos a "Bubulina", un tema maravilloso, muy sublime en términos de armonía y voces, donde García canta de una manera suave, para luego dar paso a la interpretación de todo el grupo, que la transforman en una pieza indispensable del rock en español, y porque no decirlo, del progresivo mundial. Además, la letra hermosa: "Navidad en el cielo/ Bubulina se llevó mi amor/ el tiempo exacto entre los dos/ nunca murió" -y más adelante- "Pero veo el horizonte esta mañana/ Y de pronto todo parece estar bien/ ¿Es que no hay nada que pueda hacer?/ ¿Es que no hay nada que pueda ver?”". Pocas veces se han escrito frases tan decidoras como esta. Un crítico señaló en una oportunidad que Charly no era un poeta, sino un narrador de la vida. Para rebatir este argumento, citaría la letra de "Bubulina".
 
El disco continúa con "Como Mata el Viento Norte", un tema que recuerda su época en Sui Generis , y que además cuenta con los coros de Nito Mestre. Es notable el trabajo realizado por Fernández en el bajo, y García llegando a tonos altos con una calidad magnífica. Proseguimos con el rockero "Boletos, Pases y Abonos", con un largo desarrollo instrumental, donde podemos apreciar la calidad de los músicos. Después llegamos a "No Puedo Verme", un tema básicamente rock pero con influencias jazzísticas, sobre todo en los teclados ejecutados por Charly, principalmente el moog, que recuerda a Chick Corea en la etapa de discos como "My Spanish Heart" o "No Mistery".
 
La segunda parte de este disco, en términos de vinilo claro está, comienza con "Rock and Roll", una pieza donde la banda realiza un gran trabajo vocal, y luego emergen los instrumentos para lograr un tema impecable, con un Moro tremendamente sólido en la batería y Fernández, como siempre, con su bajo cuyos trastes dan una tonalidad única. "Por Probar El Vino y El Agua Salada" es una canción netamente folk, amable, que invita a esperar lo que viene; Charly y Cutaía realizan un excelente dúo en teclados. De este modo, esta magnífica obra culmina con "Ah, Te Ví Entre Las Luces", una canción simplemente magistral, de algo más de 11 minutos de duración, donde García nuevamente nos deleita con una melodía celestial y con una letra como "Ah! Te vi entre las luces con tu cara toda azul... ", simplemente notable. Los largos pasajes instrumentales rememoran las grandes obras hechas por los grupos ingleses, usando moog, mellotron, lo cual nos muestra una atmósfera tan densa como digerible, como para finalizar de la mejor forma.
 
La Máquina de Hacer Pájaros editó un disco más el año siguiente, llamado "Películas", donde mantuvieron la calidad alcanzada en este álbum, y luego, Charly se marcharía junto a Moro, para dar nacimiento a los llamados “Beatles Argentinos”, Serú Girán. Pienso que La Máquina de Hacer Pájaros -quizás uno de los más bellos nombres que haya dado el rock de nuestro continente- tuvo una existencia demasiado corta, y tal vez, por esto no obtuvieron un éxito masivo, pero la calidad musical es omnipresente, con un Charly García llegando a una de sus cúspides discográficas, en un testimonio del mejor rock progresivo de nuestro continente y por qué no, del mundo.
 
Emilio Garrido Riquelme
La Máquina De Hacer Pájaros

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Charly García Random 1 semana 13 horas
Novedades Charly García Escucha el retorno discográfico de Charly García 3 semanas 5 días
Novedades Charly García Charly García comparte el primer single de su próximo álbum 1 mes 2 semanas
Novedades Charly García Charly García estrenará en febrero su nuevo álbum de estudio 1 mes 3 semanas
Novedades Charly García Nada grave: Charly García se interna para un chequeo médico 2 meses 3 semanas