Se encuentra usted aquí

Every Man For Himself

Every Man For Himself

Every Man For Himself

Lunes 09 Mayo, 2011
2006. Island

El nuevo disco de Hoobastank es una pequeña versión de pérdida y ganancia. Una, el alejamiento del bajista Markku Lappalaninen, la otra, una redefinición de su sonido, aunque tampoco ha sufrido un cambio demasiado dramático. Lo que sucedió con Hoobastank es que ha decidido seguir un estilo propio, que ya se distingue de los clasificados dentro del post grunge pop. También se despega de su histórico antecedente “The Reason”, que logró una notoriedad impensada gracias al single de ese mismo nombre.

“Every Man for Himself”, en tanto, se juega una alternativa de mayor amplitud de tonos anímicos y musicales que no poseían sus discos anteriores. Por ejemplo, con la intro ‘The Rules’, en que se hace referencia a un sistema de obediencia ciega (“you’re incapable of rational thought, you will not hate, sir, yes sir!…”), que continúa con una muy potente y movida ‘Born to Lead’, una canción que muestra todo lo contrario al silencio complacedor, ‘Inside of You’, una historia completamente sexual y ‘If I Were You’, que escribió el vocalista Douglas Robb en honor a su ‘arrogante’ compañero de gira, Scott Weiland, dado el poco interés que prestó el ex STP a Hoobastank, la banda que iniciaba los shows de su tour con Velvet Revolver. Eso, en cuanto a temáticas.

Musicalmente, hay más juegos rockandrolleros con la guitarra y con la composición en general, creados por Dan Estrin, el encargado de las seis cuerdas en el actual trío, como en ‘Without a Fight’, que comienza con un grito muy a lo Eddie Vedder, y que tiene una buena descarga de electricidad y peso, sobre todo a través de la batería. Así también en ‘Look Where We Are’, que recoge influencias que trascienden de la década de los noventa, aunque por partes suena un poco a Nickelback (depende del lector si eso sea bueno o malo) o ‘Finally Awake’, muchísimo más pesada que cualquier otra del disco. Una gran sorpresa y una buena canción.

Hoobastank también jugó con la introducción de nuevos instrumentos, como en el mismo single ‘If I Were You’, que incluye una armonía con un piano de juguete, el acústico ‘More than a Memory’ (o “cómo-la-experimentación-con–instrumentos-que-no-sueles-usar-puede-no-ser-favorecedora”), formado por rasgueos en guitarras acústicas, un acordeón, y unos aplausos medios flamencos, una trompeta y una flauta traversa o algo así… la verdad es que esto NO suena bien, parece una mezcla de música de supermercado con la voz de Robb. Mejor que se dediquen a jugar con la guitarra eléctrica, el bajo y la batería, donde juegan un rol mucho más claro, porque este tipo de canciones como ‘More than a Memory’ no les beneficia. El trío tampoco ha logrado un disco de una calidad impresionante ni de un ritmo muy pegajoso, pero al menos ha trabajado en una evolución que ya les era necesaria.

María de los Ángeles Cerda

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Hoobastank Hoobastank 4 años 2 meses
Discos Hoobastank The Reason 4 años 2 meses