Se encuentra usted aquí

Eighteen Visions

Eighteen Visions

Eighteen Visions

Martes 03 Mayo, 2011
2006. Trustkill

Con "Obsession" en el 2004, Eighteen Visions ya sugería que el cliché hardcore metal practicado hasta la saciedad en la actualidad por miles de bandas, le quedaba chico. Incluso en "Vanity" ya se denotaban atisbos de una expansión en sonido, pero no fue sino hasta el cuarto disco donde se palpó la transición que derivó a este quinto capítulo homónimo de uno de los más connotados representantes de la escena de Orange County (A.F.I, Bleeding Trough, Avenged Sevenfold).

Completamente inflados por la prensa de su país y sumando el masivo éxito de sus colegas Avenged Sevenfold, los augurios de un suceso irremediable con este flamante opus, no se hicieron esperar. A esto, agréguenle las pretenciosas auto denominaciones de sus integrantes, quienes en un constante cuadro comparativo con A7X, señalaban que si sus vecinos eran los Motley Crue del siglo XXI, ellos vendrían siendo los Def Leppard de esta época.

Una calificación un tanto exagerada pero no completamente alejada del actual horizonte de 18V, ya que hay como nunca, un marcado feeling ochentero especialmente en las melodías vocales. Es cosa de ver el épico coro en "Our Darkest Days" una introducción para interiorizarse a pleno en un viaje donde la predominancia metalera característica de sus tres primeros discos, no posee protagonismo alguno; la envoltura de este Eighteen Visions modelo 2006, está solventada a base de estribillos rockeros y concisos; nada de virtuosismo excesivo.

En la placa no abundan los solos pero los hay. Claro si los comparas con un disco de Atreyu o de los ya mencionados, Avenged Sevenfold, parece un mal chiste, pero desde el sonido directo de"Victim"(que perfectamente podría calar hondo en un set list de Velvet Revolver), se dilucida sin mayores dificultades, que más que exceso de arreglos, hay otros atributos en las composiciones de este disco que lo hacen igual de atractivo.

La armoniosa "Broken Hearted" es un tributo a diestra y siniestra al touch soft rock de los clásicos Whitesnake; por otra parte queda completamente clara la intención de rozar el rock & roll con etica punk de Skid Row en "The Sweetest Memory" y lo positivo es que logran sonar en algunos instantes, como una versión contemporánea y cruda de estos íconos musicales de la penúltima década del siglo pasado.

El complemento industrial es otro punto imposible de obviar, teniendo como caso más significativo el final de "Your Nightmare", que pareciera haber salido de un remix de "Closer" de Nine Inch Nails. El reverendo Manson (del cual Eighteen Visions registró un cover para "The Beatiful People") vendría siendo otro contrapunto obligado en "Coma".

Sin ser un cedé brillante, Eighteen Visions inteligentemente ha tomado distancia del resto con esta última producción, que denota un grupo afiatado, el cual evoca la exhuberancia, glamour y por sobre todo, la actitud del pasado. Un sello que muchas bandas jóvenes en la actualidad, parecen no haber heredado o simplemente no cuentan con la prestancia para adoptarlo.

Francisco Reinoso Baltar

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Oath, lo nuevo de Eighteen Visions 3 días 3 horas
Novedades Eighteen Visions anuncia su reunión 2 meses 1 semana