Se encuentra usted aquí

Willy And The Poor Boys

Willy And The Poor Boys

Willy And The Poor Boys

Miércoles 06 Julio, 2011
1969. Fantasy

¿De qué forma podemos definir la música de CCR? ¿Rock sureño? ¿Rock americano? ¿Rock para carretes? No lo sé, tal vez la definición rock & roll-americano-fiestero sea la que mejor le calza. Es que Creedence es, antes que todo, un grupo “extraño”. Probablemente ninguno de nosotros lo mencione dentro de sus grupos favoritos. Lo más seguro es que muchos hayan ingresado a leer este comentario con cara de extrañeza o asco, pero en el fondo, todos nos sabemos un par de canciones de ellos. Son un fenómeno: las estaciones de radio más rockeras del mundo ponen temas de Creedence, las más mamonas también. Nuestras madres son fanáticas de ellos. Por más raro que parezca, debe ser uno de los pocos casetes (o CD para los que tengan madres más modernas) que no le sacamos de la radio del auto. O no?

Siendo objetivos, la música de Creedence no es ninguna maravilla. Bastante simple. Rock & Roll básico, entretenido y melódico. Pero cuando comenzamos a meternos un poco en su historia y en su discografía, nos encontramos con varias sorpresas. Fueron increíblemente creativos (John Fogerty lo fue, en realidad), lanzando al mercado 6 placas en dos años y medio... Su debut homónimo salió en julio del 68. En enero del 69, salió “Bayou Country”. En agosto, “Green River”. Este “Willy and the Poor Boys” salió en noviembre del mismo año. “Cosmo’s Factory” fue editado en julio del 70 y “Pendulum” en diciembre. Todos discos superventas, cargados de éxitos, pero lo más importante de todo, cargados de buenos temas.

No hay casi ningún elemento que distinga a un álbum del otro. Salvo, tal vez, las letras que fue escribiendo Fogerty con el paso de los meses. Nunca fue políticamente explícito, por lo general sus temas contaban historias entretenidas. Pero ‘Fortunate Son’, de este disco, marcó un cambio. Es un himno en EEUU, lo mismo debería ocurrir acá. Aquí, en el país del pituto y sobre todo de “las redes de contacto”, en una época en que los ministerios se reparten incluso entre los hijos de ex presidentes, cuando las Intendencias pasan de manos de los tíos a los sobrinos, cuando los hijos del General recibieron importantes “mesadas” mientras el caballero estuvo a cargo, cuando ni siquiera vale la pena empezar a hablar del mundo empresarial (toda la “elite” que se pasan la pelota entre ellos)... pareciera que ‘Fortunate Son’ fue inspirada por Chile! “Yo no soy hijo de senador (...) No soy hijo de millonario (...) No soy hijo de militar (...) No soy un hijo afortunado”. Queda claro me parece...

Este disco tiene temas que son verdaderos clásicos. ‘Down on the Corner’ es una de las canciones más populares de CCR. Un bajo súper ganchero, una batería que entra en el momento preciso, y el resto ya está hecho. Imposible no seguir con el cuerpo el ritmo de esta joyita. Imposible no repetirse el plato, pasa como una agradable brisa, dejándote una sensación de que no alcanzaste a disfrutarla.

‘Cotton Fields’ es otro clásico, de esos que uno pone en el wurlitzer del bar (los que todavía conservamos esa costumbre al menos). Es un cover del eterno Leadbelly, ese héroe folk, que inspiró desde Dylan hasta Kurt Cobain. Una leyenda gringa. Y qué mejor que sea el grupo más “gringo” de la historia el encargado de homenajearlo en plena era del hippismo. ‘Cotton Fields’ puede ser de Leadbelly, pero aquí suena propia de CCR. La banda le pone toda su onda y crea otro tema propio.

No sucede lo mismo con otra canción legendaria: ‘The Midnight Special’. Otro cover, de esos temas que los americanos consideran “tradicionales”. Bueno, aquí se nota que Creedence está ante un tema “prestado”. Pero de todas maneras tiene todos los elementos distintivos del “sonido CCR”. Los saludos que hace la guitarra de Fogerty y la incesante base conformada por Stu Cook y Doug Clifford son reconocibles en cualquier canción de cualquier disco de cualquier época. El comienzo del tema, con John sonando como un cowboy más, no hace otra cosa que recordarte que “esta es una banda americana”, tomando prestada la frase de otras leyendas, Grand Funk Railroad. Vaya el saludo a otra leyenda, esta vez nacional, el querido Sergio “Pirincho” Cárcamo, cuyo programa “Midnight Special” en UCV marcó una época, hace ya muchísimos años atrás.

Musicalmente no podemos pasar por alto ‘Fortunate Son’, más allá de su temática. Con la guitarra inicial, uno ya está moviendo la cabeza llevando el ritmo. El coro, tan simple como efectivo. La voz de Fogerty, tan característica, lo pone entre los buenos vocalistas de la época. Ni hablar de su capacidad para lograr melodías inolvidables. No quedan dudas tampoco de que en el fondo, él es Creedence.

El resto no son clásicos, pero hay temas muy buenos. ‘It came out of the Sky’ con su guitarra prestada de ‘Green River’; ‘Don’t look now’, que muestra otra cara de CCR, con una voz mucho más sombría a cargo de Fogerty, que recuerda por momentos a Roy Orbison; la blusera ‘Side O’The Road’, un muy buen instrumental; y la gran ‘Effigy’, un tema mucho menos rocanrolero pero mucho más intenso: 6 minutos de grandes melodías y de emociones que crecen a medida que avanza esta muy interesante pieza. ‘Effigy’, además, es la elegida para poner punto final a este tremenda colección de rock & roll.

Tal vez nos cueste meter a esta banda al mismo saco de muchos otros rockeros que la rompían en la época. Es una onda totalmente distinta. Pero no olvidemos que el rock & roll comenzó a mediados de los cincuenta como música para entretener. Y Creedence conserva ese espíritu. Álvaro Henríquez alguna vez dijo que CCR eran el grupo más popular de Chile, porque todos se sabían sus canciones. Tal vez una exageración, pero que sirve para hacer notar lo que mencionamos en un comienzo: todos escuchamos a Creedence, en un momento o en otro. Bueno, en “Willy and the poor Boys” ya tenemos un par de clásicos como ‘Fortunate son’, ‘Down on the corner’ o ‘Cotton fields’. Sumemos ‘Proud Mary’, ‘Bad Moon rising’, ‘Up around the Bend’, ‘Travelin Band’, ‘Who’ll stop the Rain’ y ‘Have you seen the Rain’ y ya tenemos una buena colección para pasar un muy buen rato. Que es, después de todo, para lo que existe el rock & roll.

Juan Ignacio Cornejo K.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Escucha el tributo latino a Creedence Clearwater Revival 1 año 2 semanas
Novedades Creedence Clearwater Revival Clásico de Creedence Clearwater Revival es versionado por Juan Gabriel 1 año 2 meses
Novedades Creedence Clearwater Revival Escucha a Creedence Clearwater Revival en versión lullaby 1 año 3 meses
Artículos John Fogerty John Fogerty: El más sureño de los californianos 2 años 2 meses
Videos Creedence Clearwater Revival Green River 3 años 1 mes