Se encuentra usted aquí

The Devil Put Dinosaurs Here

The Devil Put Dinosaurs Here

The Devil Put Dinosaurs Here

Miércoles 29 Mayo, 2013

2013. Capitol

A pesar que el segundo aire en la carrera de Alice in Chains aún genera animadversión en los fanáticos más extremos de la banda, a la altura de este nuevo trabajo se afirma la postura del conjunto de seguir adelante pese a todo. “Black Gives Way To Blue” pudo haber respondido principalmente al entusiasmo por tener al grupo de vuelta tras la muerte de Layne Staley, pero éste álbum se afirma en la relación que el cuarteto construyó en el tiempo de gira y ya con pleno conocimiento de las capacidades de William DuVall, sin dejar de lado, por supuesto, lo que ha definido al sonido de los de Seattle.

Eso precisamente fue lo que extrañó a los fans de los norteamericanos con el disco del 2009, que, pese a que contaban con DuVall en la voz, Alice in Chains seguía siendo Alice in Chains. Y, ¿por qué no? Hay una frase que resulta reveladora en ‘Hollow’ para entender la propuesta: “all of the colors turn to grey”. Alice in Chains muestra la diversa variedad del mismo gris, incluso del mismo gris metalizado, en otras palabras. Los juegos de voces fantasmales y, a veces, etéreos entre el dúo Cantrell/DuVall y el peso y densidad de las guitarras son predominantes a lo largo de todo el álbum. Hasta los solos en las seis cuerdas son componentes muy relevantes para hablar de la base de este conjunto post-Staley.

En ese sentido, las que rompen el esquema hacia el final del registro son ‘Scalpel’ y ‘Choke’, que juguetean más con la vibra acústica y sensiblera de “Jar of Flies” y ‘Hung on a Hook’, que comienza como una balada y rompe hacia una estructura más dramática. Alice in Chains se ha movido muy cómodamente dentro de esta gama cromática tanto como en el lado más “riffero”, sabiendo capturar sensaciones como el desamor o la amargura como ejes de sus letras.

El tema central, en todo caso, es la crítica a las obsoletas y absurdas ideas que muestra la religión extremista hacia sus devotos. El título “The Devil Put Dinosaurs Here” hace referencia a que supuestamente el diablo habría enterrado fósiles de dinosaurio en la tierra para confundir a la gente y hacerla creer en descabelladas teorías evolucionistas. Alice in Chains realiza críticas sociales y lo hacen duramente, no solo a través de sus letras (“Jesus doesn’t like a queer/ the devil put dinosaurs here/ no problem with faith just fear- “A Jesús no le gustan los maricones/el diablo puso dinosaurios aquí/ no hay problema con la fe, solo miedo”), sino que también a través del ataque sonoro. Sobresalen la increíble ‘Phantom Limb’ (que incluso invita al headbanging), el single ‘Stone’, el track homónimo y ‘Breath on a Window’.

No hay que esperar enormes riesgos de una banda que ha marcado un estilo tan definido como Alice in Chains, aunque muchos lo quisieran. Aún así, “The Devil Put Dinosaurs Here” es un digno sucesor de “Black Gives Way to Blue”, con una colección de canciones que funcionan como el cimiento de la continuación de esta segunda etapa del conjunto y en las que no han perdido un ápice de la personalidad invernal que ha teñido toda su carrera. Sin espacio para complacencias, ni lugar para los débiles. Es el crédito de firmar una marca, ser parte de la historia del rock y no dormirse en los laureles. Jerry Cantrell jamás se lo permitiría.

María de los Ángeles Cerda

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado