Se encuentra usted aquí

Elwan

Elwan

Elwan

Lunes 06 Marzo, 2017

2017. ANTI-

Para la mayor parte de la población de este planeta, la realidad se parece más al cine de Werner Herzog que al de Disney. Quiero detenerme en Herzog porque toca hablar sobre el nuevo disco de Tinariwen, y jamás he podido pensar en uno sin el otro. Tanto la filmografía de Werner Herzog como la discografía de Tinariwen son avisos de lo cruel que puede llegar a ser el mundo.

En su documental "Grizzly Bear", Herzog dice que el denominador común de este universo no es la armonía, sino "el caos, la hostilidad y el asesinato". En el hogar de Tinariwen, el desértico espacio entre Mali y Algeria, también había caos, hostilidad y asesinato, y por eso la banda tuvo que grabar "Elwan" en diferentes lugares (Francia, Marruecos y Estados Unidos), lejos de la tierra que aman. O, mejor dicho, de la arena: el Sahara que ha inspirado su obra, y que no fue más que un recuerdo durante la factura de este séptimo álbum, un hijo del exilio al igual que su anterior entrega, "Emmaar" (2014).

Tinariwen siempre había grabado sus discos en casa. Pese a que el cambio de modus operandi se produjo a la fuerza, su música lo agradece. Sus viajes los llevaron hasta otro desierto, el californiano, y hacia otro rock desértico, el stoner rock gringo, o más bien hacia algunos de sus referentes. Terminaron metidos en el estudio emblema de ese movimiento, Rancho de la Luna, con parte del círculo íntimo de Queens of the Stone Age. En "Elwan" colaboran Mark Lanegan y Alain Johannes; el primero canta en 'Nànnuflày' y de forma inexplicable conecta su oscuridad con las espirituales voces de Tinariwen, el segundo integra con absoluta naturalidad su ya célebre cigar box al festín de guitarras tuareg de 'Talyat'.

Vuelvo a Herzog, que en una entrevista aseguró que "el universo es monstruosamente indiferente a la presencia del hombre". Me valgo de esa cita porque cuando Tinariwen habla sobre las montañas saharianas de donde vienen, en 'Nizzagh Ijbal', logran transmitir con lujo de detalles esa sensación de estar en un lugar que no te presta ningún tipo de atención. El concepto central de la propuesta de Tinariwen se llama "assouf", que es un equivalente tuareg de la saudade brasileña, un concepto que mezcla alegría, tristeza, soledad y nostalgia. Para el líder de Tinariwen, Ibrahim Ag Alhabib, "assouf" es el anhelo por todo lo que se ha dejado atrás y también por lo desconocido, por lo que está más allá de la fogata del campamento. De cierta forma, aunque tiene tintes positivos, es un sentimiento que nos recuerda nuestra pequeñez ante el mundo y sus circunstancias. "Elwan", entonces, es cien por ciento "assouf".

Como siempre, la de Tinariwen es música de lucha, una lucha que nunca se lleva a cabo en soledad. En "Elwan" también los acompañan Kurt Vile y Matt Sweeney, absorbidos por la estética tichumaren al igual que Johannes y Lanegan, sus destrezas instrumentales dialogan en un simposio de cuerdas ('Tiwàyyen'). Aunque las guitarras y los invitados son protagonistas absolutos, "Elwan" no sería nada sin sus percusiones: su desempeño hace de 'Sastanàqqàm' y 'Assàwt' las canciones más dinámicas de un disco que, pese a las distancias que separan a Tinariwen de su amado desierto, sigue sonando muy idiosincrásico.

Andrés Panes

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Videos Courtney Barnett & Kurt Vile Over Everything 2 semanas 2 días
Novedades Mark Lanegan Estrenan una nueva colaboración de Mark Lanegan 1 mes 3 días
Revista Rockaxis #172 1 mes 1 semana
Novedades Revista Rockaxis #172: El pop de acuerdo a Steven Wilson 1 mes 1 semana
Novedades Mark Lanegan Mark Lanegan lanzará un libro con las letras de sus canciones 1 mes 2 semanas