Se encuentra usted aquí

We're All Somebody from Somewhere

We're All Somebody from Somewhere

We're All Somebody from Somewhere

Lunes 25 Julio, 2016

2016. Dot Records

"La música country es el nuevo rock" exclamaba hace un tiempo Steven Tyler en una entrevista. Como viejo zorro que es, el vocalista de Aerosmith sabe que en ese estilo musical es donde se venden la mayor cantidad de discos hoy en día en Estados Unidos. No por nada, otros artistas han incursionado en el estilo editando singles como Bret Michaels de Poison, o discos exitosos, como Bon Jovi y su muy bien recibido "Lost Highway", que desde su salida en el 2008 ya lleva más de un millón de copias vendidas.

Tampoco se puede acusar de oportunista al legendario cantante, porque publicar su primer disco en solitario después de cuatro décadas al mando de los de Boston es un deseo que tiene más que merecido. Y como no podía ser de otra forma, si iba a lanzar un trabajo de country tenía que ir a grabarlo a Nashville, el corazón de la industria de dicho estilol, y es ahí precisamente desde donde emerge "We're All Somebody from Somewhere", un álbum correcto en sus bases y consecuente en su propósito más intimo, pero que adolece de un resultado complaciente en toda su extensión. Es un álbum de dulce y de agraz, una especie de bebé neonato que se quedó a medio camino entre lo que pretendía ser y lo que finalmente otorga.

Con líricas autobiográficas donde Tyler tiene historias de sobra para echar mano, el disco se inicia de muy buena forma con 'My Own Worst Enemy', un gran tema, magníficamente arropado con un acordeón y con un gran solo de guitarra slide, que a la postre quedará como uno de los mejores y que no sonaría para nada fuera de lugar si fuera para Aerosmith, siendo este el mejor cumplido que se puede hacer de la canción. El tema que le da título al álbum posee unos arreglos modernos, con loops de batería y otros detalles electrónicos, buscando quizás repetir el éxito del crossover de 'Walk This Way' que hicieron en 1986 con Run DMC y que volvió a relanzar al éxito a Aerosmith, pero aquí el resultado queda muy, pero muy distante de aquello. En la misma nefasta incongruencia cae la siguiente 'Hold On (Wont Let Go)'. Mucho mejor resulta 'It Ain't Easy' la clásica balada a lo Aerosmith post grunge, para seguir con 'Love Is Your Name' y que ahora sí entrega una canción de country purista y sin aditivos extraños.

El problema es que en las subsiguientes canciones la escucha se torna cansina, por momentos francamente aburrido, donde se trata de adornar los temas con muchos elementos foráneos a Nashville, intentando ofertar algo moderno o quizás fútilmente innovador cuando no era necesario. Además, 15 temas son muchas canciones para un solo álbum, lo que a la larga deja en evidencia las carencias y minimiza los aciertos. Las baladas también superan en número lo aconsejable, haciendo a este trabajo algo soporífero a ratos, no por nada, Tyler echa mano a unos de sus mayores hits con Aerosmith 'Janie's Got a Gun' (en una muy buena nueva versión hay que decirlo), para levantar un nivel que venía a los tumbos, cerrando la placa con otra correcta y muy buen cover de 'Piece of My Heart' popularizada para la eternidad en la voz de Janis Joplin, aunque la canción original no le pertenecía.

Como reza el título, "Todos somos alguien de alguna parte", pero el terreno de Tyler claramente es el hard rock, y es ahí donde dicta cátedra, no en el country.

Cristián Pavez

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado