Se encuentra usted aquí

How Did We Get So Dark?

How Did We Get So Dark?

How Did We Get So Dark?

Jueves 22 Junio, 2017

2017. Warner

Para una banda que logra mucho éxito con su debut, el segundo disco puede ser un infierno. Por eso no sorprende que Royal Blood opte en su retorno por la opción más sencilla: repetir el esquema de su ópera prima homónima del año 2014 en "How Did We Get So Dark?". O sea, un festín a la romana de riffs, una propuesta en sumo frontal que compensa con un impactante poderío su falta de sutilezas, de pequeños detalles. Se nota que el foco del dúo inglés está puesto en fraguar canciones para epatar en el contexto de un show en vivo, más que en producir un trabajo de estudio que maraville a través de sus matices. Por lo que se infiere de "How Did We Get So Dark", Royal Blood prefiere la aproximación de AC/DC al oficio de hacer música. Uno: si algo no está roto, no necesita arreglo. Dos: mientras la identidad sonora esté bien definida, no hay problema con sonar monolíticos.

Es comprensible la insistencia en una fórmula ganadora que, además de llevarlos al número uno de las listas británicas, los diferencia largamente de la mayoría. En el papel, Royal Blood invierte los típicos roles de las bandas de rock poniendo al centro y al frente a la base rítmica que siempre está detrás: el bajista (Mike Kerr) y el batero (Ben Thatcher). Eso sí, mediante la magia de la amplificación y el cableado, los dos parecen un ejército, o al menos, un grupo completo, específicamente Queens of the Stone Age en la canción titular, poseedora de un destacable brillo new wave y hasta un tanto glam. Junto a 'Lights Out', 'Hook, Line & Sinker' y 'Hole In Your Heart' (cuyo vértigo es similar al de 'Come On Over'), se trata de uno de los temas donde mejor se desarrolla la idea primero expuesta en "Royal Blood": partir desde un pie forzado, el de la economía de recursos, y desde ahí escapar lo más lejos posible hasta acabar en el otro extremo, el del maximalismo. Básicamente, hacer mucho usando poco.

El hype en torno a "How Did We Get So Dark?" fue gigantesco. Ineludible, a decir verdad, para los consumidores de prensa musical inglesa, así que las bulladas declaraciones de Kerr y Thatcher sobre algunos de los temas penan a la hora de escuchar el disco. Dijeron que 'I Only Lie When I Love You' se hizo imaginando cómo sonarían unos Daft Punk rockeros y que 'Sleep' fantaseaba con una versión rapera de Black Sabbath. Álbum en mano, ninguna de las dos responde a su descripción: la primera es bailable, en efecto, pero se debe en buena medida al uso del cencerro; la segunda sólo tiene una pizca de Tony Iommi y lo hiphopero brilla por su ausencia. Sí hay elementos negroides en la sinuosa 'Don't Tell', salpicada de R&B y con Kerr probando un falsete muy sentador, punto alto en un disco que también tiene sus tropiezos, como 'Look Like You Know', cuyo clímax (si es que hay uno) es totalmente insatisfactorio, o como 'She's Creeping', donde la textura (zumbante, casi Smashing Pumpkins) pesa más que la composición. Aun así, a punta de groove, Royal Blood se las arreglan para no salir trasquilados del complejo trance del segundo disco.

Andrés Panes

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Artículos Recuento rock 2017: Mezcla de vigencia y ambición 2 semanas 6 días
Novedades Royal Blood Video: Mira la actuación de Royal Blood en House of Vans 4 semanas 1 min
Videos Royal Blood How Did We Get So Dark? 2 meses 3 semanas
Novedades Pearl Jam y Red Hot Chili Peppers encabezarán #LollCL 2018 3 meses 3 semanas
Novedades Los mejores discos de rock del primer semestre 5 meses 4 semanas