Se encuentra usted aquí

Resurrection

Resurrection

Resurrection

Lunes 03 Octubre, 2016

2016. Frontiers

No está muerto quien aún respira, y finalmente parece que una pequeña luz al final del túnel comienza a emerger en el controvertido presente del legendario vocalista Geoff Tate. Efectivamente y como el nombre lo indica, este disco representa una pequeña resurrección para el cantante, siendo por lejos lo mejor que ha grabado desde que fue expulsado de Queensrÿche, aunque todavía muy lejos de la calidad exponencial de incluso un disco menor y discreto como “Q2K” (1999), de su ex banda.

El álbum representa la segunda parte de una trilogía conceptual que se inició con “The Key” (2015), y que verá su tercera parte y final el próximo año. Siempre rodeado de un montón de músicos invitados, algunos de renombre otros no, el disco está muy influenciado por las introspectivas y lúgubres miserias humanas muy al estilo de Pink Floyd -referencia para Tate desde siempre-, estando casi la totalidad de la placa orientada a las baladas siendo contados los temas donde emerge algún sonido más heavy, como en ‘A Smear Campaign’ la más pesada del disco, o la rítmica ‘Taking On the World’ con riff marcial clásico a lo Queensrÿche y que cuenta con la contraproducente presencia en voces de Tim “Ripper” Owens y Blaze Bayley, y digo contraproducente, porque las voces de los invitados apenas se escuchan tímidamente en los coros y no marcan ninguna presencia cantando alguna estrofa de manera solista cada uno, como era lo esperable. De todas formas, Tate estará de gira durante noviembre junto a estos cantantes en un tour bautizado como “Trinity”, donde tocarán canciones de Queensrÿche, Judas Priest e Iron Maiden.

Otro aspecto que llama poderosamente la atención, en esa tendencia que se viene arrastrando en varios discos de Tate en cuanto a la producción, porque la voz del vocalista parece que fue grabada dentro de un baño o caseta telefónica, su voz se escucha plana y sin matices, y al parecer con 57 años, no es mucho el fuelle vocal que le queda. Una lástima. Pero no todo es negativo y ‘Healing My Wounds’ es una gran balada muy floydiana con saxofón, al igual que ‘Left for Dead’ el quinto tema que realmente abre la placa luego de… cuatro introducciones seguidas. Realmente tanto para lo bueno como para lo malo, Tate es su propio peor enemigo.

‘The Fight’ también destaca dentro de la oscuridad global del disco, siendo quizás una de las mejores baladas grabadas por el cantante desde el álbum “Tribe” (2003) de Queensrÿche, donde estuvo de invitado en cuatro canciones el enorme guitarrista Chris DeGarmo. Incluso Tate se atreve a la provocación explícita con ‘Wich Side You’re On’, referente a la división entre los fans que eligieron seguirlo a él o a los renacidos Queensrÿche. En definitiva, lo nuevo de Operation: Mindrcrime no da para destapar champaña ni lanzar fuegos artificiales, pero al menos alcanza para apuntalar la carrera de un cantante fundamental en la historia del heavy metal. Ojalá siga por la misma senda para que el próximo disco lo acerque al menos al nivel de un “The Warning” (1984), aunque quizás eso ya sean palabras mayores.

Cristián Pavez

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Dream Child A puro rock: Miembros de DIO, Quiet Riot y AC/DC forman nuevo proyecto 5 meses 4 días
Discos Operation: Mindcrime The New Reality 5 meses 2 semanas
Novedades Geoff Tate asegura no tener motivos para reunirse con Queensrÿche 1 año 1 mes
Novedades Geoff Tate estaría dispuesto a tocar de nuevo con Queensrÿche 1 año 6 meses
Novedades Operation: Mindcrime Operation: Mindcrime comparte segundo avance de "Resurrection" 1 año 10 meses