Se encuentra usted aquí

Millport

Millport

Millport

Viernes 07 Abril, 2017

Anti- / Epitaph

Quién hubiese imaginado que, juntos en un estudio, los dos compositores principales de Bad Religion y la sección rítmica de Social Distortion grabarían un disco de country. Pero acá está "Millport" para recordarnos que, de vez en cuando, Greg Graffin necesita desmarcarse de su rutina musical, algo que viene haciendo desde 1983, cuando Bad Religion alienó a sus fans publicando un álbum de rock progresivo, "Into the Unknown", del que pronto se arrepentirían, al punto de titular "Back to the Known" su lanzamiento siguiente. A partir de los noventa, y con periodicidad de uno por década, Graffin empezó a publicar discos por su propio lado para dar cuenta de intereses ajenos al punk. El primero fue un disco de ruptura sentimental, piano y guitarras acústicas, "American Lesion" de 1997; el segundo, "Cold as the Clay", apareció el 2006 y se inclinó por las raíces americanas incluyendo temas tradicionales mezclados con algunos nuevos.
 
"Millport" sigue en la senda de "Cold as the Clay", aunque se trata de un proyecto más ambicioso en su forma, producido por el guitarrista de Bad Religion, Greg Gurewitz, y tocado por Jonny "2 Bags" Wickersham, Brent Harding y David Hidalgo, Jr, respectivamente la guitarra, el bajo y la batería de Social Distortion. Según Gurewitz, sería un tributo al sonido de Laurel Canyon, la factoría musical californiana donde se incubó el country rock al que Graffin homenajea, pese a venir de la vereda contraria. Para la mayoría de los historiadores, la edad de oro de Laurel Canyon termina con el advenimiento del punk, del que Bad Religion y Social Distortion fueron partícipes a fines de los setenta. Que ahora Graffin tribute al género que, sin querer, ayudó a sepultar se asemeja a los recientes discos de Dylan cubriendo a Frank Sinatra, una de las víctimas del nacimiento del rock. 
 

Aunque parecen extraídas de otra época, todas las canciones de "Millport" son originales, excepto 'Lincoln's Funeral Train', original de la leyenda bluegrass Norman Blake, al que Graffin y su banda de lujo cubren con un ligero aroma a Crazy Horse. El subrepticio twang de 'Too Many Virtues' y la guitarra perdida en el tiempo de 'Shotgun' allanan el camino para un remate en el que se desata lo campesino y las canciones se visten de jardinera de mezclilla, usan sombrero de paja y mascan tabaco ('Echo on the Hill', 'Sawmill'), pasajes que serían desconcertantes si no estuviesen tocados con tanto cariño. Bien pensado, tiene todo el sentido del mundo que los miembros de Bad Religion y Social Distortion muestren su respeto a otros íconos californianos. La casa en la portada de "Millport" sugiere que, para Graffin, esta música es un refugio. Un lugar donde, como dice en el emotivo tema homónimo, "el tiempo está detenido como las agujas de un reloj roto". 

Andrés Panes

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado