Se encuentra usted aquí

Here Come the Runts

Here Come the Runts

Here Come the Runts

Jueves 08 Marzo, 2018

2018. Red Bull Records Inc.

El californiano Aaron Bruno (39) lleva tiempo intentándolo. Primero estuvo en Home Town Heroes, una banda post grunge fundada en 2000. Más tarde en Under the Influence of Giants, inclinada al indie pop y las máquinas. Awolnation es, a grandes trazos, la conjunción de ambos proyectos, el cruce de las guitarras endurecidas del primero, con la frescura pop que recurre a sintetizadores del segundo. El origen del grupo no tiene nada de romántico sino más bien se trata de la consecuencia de una oferta de Red Bull Records a Bruno para que usara sus estudios. El debut "Megalithic Symphony" (2011) resonó gracias al éxito del single 'Sail', canción paradigmática del rock épico y súper comercial impuesto por Imagine Dragons. Fue utilizada en comerciales y versionada por Macy Gray. Para los parámetros de una década en que el rock vende poco, el disco resultó un exitazo. El siguiente álbum "Run" (2015) fue encabezado por el sencillo 'Hollow Moon (Bad Wolf)'. Según consequenceofsound.net se trata de una de las peores canciones alternativas de éxito del último tiempo, pero exageran. Es más entretenida que desechable -mezcla algo de raggamuffin con electrónica y riff concentrado-, y el coro se graba en la cabeza.

Para este tercer título, que alcanzó el segundo puesto Billboard en las categorías álbum de rock y álbum alternativo, la clave es precisamente la efectividad del coro, el perfeccionamiento de su elaboración condensada en un sonido macizo y terminaciones de primera línea. El single 'Passion' arranca sigiloso, luego estalla en un fraseo corto y contundente, se quiebra en un segmento coral, todo encajado en un ritmo absolutamente bailable y una guitarra espesa. 'Miracle Man' lee con la misma frescura que The 1975 reinterpreta el pop de la segunda mitad de los 80. El fraseo de Aaron Bruno es hipnótico y de nuevo invoca fiesta. 'Handyman' pone la pausa playera californiana en el arranque con guitarras acústicas hasta que se convierte en un medio tiempo épico con una muralla sónica donde se mezclan cuerdas electrificadas y otras desenchufadas. Otro coro directo a la memoria. 'Seven Sticks of Dynamite' tiene una armazón parecida: guitarras acústicas en plan blues, un canto que se va levantando irremediable, una cocción lenta de los versos hasta desembocar en rock desértico. 'Cannonball' combina punk rock con Electric Light Orchestra y funciona. 'Stop That Train' cierra con ambición teatral. Por seis minutos caben melodías en falsete, electrónica, dance, rock duro y metal industrial.

La tradición del coro puntilloso de la que California tiene fama gracias a The Beach Boys y The Mammas & The Papas, es una de las preocupaciones de Awolnation sobre un pop rock fresco atento a la tradición y la modernidad. Aaron Bruno es el único miembro permanente y compone todo, lo mismo que pasa con Tame Impala y Queens of the Stone Age. Al igual que sus pares, logra transmitir la sensación de banda, una con el radar afinado para un rock comercial de calidad y entretenido que merece atención.

Marcelo Contreras

Tags: 

COMENTARIOS