Se encuentra usted aquí

The 1975 le tienen tomado el pulso a la industria

The 1975 le tienen tomado el pulso a la industria

Los ingleses preparan su debut en Lollapalooza Chile 2017
Lunes 27 Marzo, 2017
The 1975 le tienen tomado el pulso a la industria

Como todo fenómeno del pop que se precie de tal, The 1975 le han dado de comer a un ejército de columnistas musicales, ansiosos por desmenuzar y analizar cada pequeño bit de significado detrás de lo que sea que haga el grupo. Para hacerse una impresión, piensen en la cobertura privilegiada que gozó Mon LaFerte durante la semana del Festival de Viña, pero multiplicada por mil. Han sido meses en vez de unos pocos días, los medios interesados son cientos y no decenas, la cantidad de contenidos publicados es mayor y, por qué no decirlo, también la calidad de los mismos. Un ejemplo fresco: a modo de tentempié, The 1975 publicó durante febrero un cover de ‘By Your Side’, original de Sade, y en pocas horas diluviaban lecturas del hecho por toda la web. Se publicó, por ejemplo, un artículo sobre el poder de permanencia de 'By Your Side', una canción que nunca fue un éxito rotundo y que, no obstante, jamás ha desaparecido del radar. Hubo un remix de Pharrell y un cover de otro favorito de la prensa especializada en clickbait, Frank Ocean, pero lo de The 1975 puso al tema en otro nivel del cánon pop, lo hizo todavía más clásico. Por cierto, las ventas del original firmado por Sade experimentaron una leve alza gracias a la versión de los ingleses, cuyo trabajo con la canción dio pie a otra serie de análisis. El estilo adoptado por The 1975 en 'By Your Side' recordó al de Bon Iver, que a su vez recuerda al de Kanye West en "808s & Heartbreak", uno de los discos incomprendidos del rapero. Pero ahora, a pito de The 1975, las voces que claman por una reivindicación de "808s & Heartbreak" encontraron un nuevo argumento para afirmar que se trata de una obra maestra.

Durante la era del álbum como formato reinante, un período que terminó hace poco después de 50 años, resultaba común leer críticas a artistas por lanzar discos en los que las canciones sonaban demasiado distintas entre sí. Recuerdo una aplastante del debut de Savage Garden, publicada en la revista Rock & Pop, en la que el principal argumento para despedazarlos era que un tema se parecía a Michael Jackson y después otro se parecía a Roxette, etc. Y ni siquiera es necesario valerse de un ejemplo como ese, de un grupo ya intrascendente: podemos hacerlo incluso con un emblema del pop de todos los tiempos como Blondie. A Blondie siempre les pegaron palos por su supuesta inconsistencia. Por hacer rap en 'Rapture', música disco en 'Heart of Glass', reggae en 'The Tide Is High' y así sucesivamente, saltando de un estilo a otro, paseando entre géneros. Las plumas que se afirmaron a ese argumento, desde luego, nunca sospecharon que la era del álbum terminaría y que ofrecer un repertorio variopinto se convertiría, eventualmente, en una fortaleza. The 1975 es el vivo ejemplo: una buena porción del encanto de su último disco, "I Like It When You Sleep, for You Are So Beautiful yet So Unaware of It", un superventas pese a su kilométrico nombre, radica en la capacidad del grupo para colgarse de distintos sonidos. La mezcla, caótica en el papel, funciona a la perfección. Matt Healy le dijo al Guardian que no pensaba disculparse por ser pretencioso, y vaya que habla en serio. Sólo imita a genios. En un solo disco, es capaz de jugar a ser Prince en la súper funky 'Love Me' y al rato ser Kevin Shields en 'Lostmyhead', mientras 'She's American' recuerda a Fleetwood Mac vía Haim.

The 1975 no es ningún invento de la industria. Sus miembros se conocen desde el colegio y tocan juntos desde comienzos de milenio. Aunque la histeria por ellos se desató el año pasado con la esperada edición de "I Like It When You Sleep...", se venía incubando desde su debut homónimo de 2013. La importancia de un grupo como este no debe ser subestimada: se trata de una de las bandas que le tiene mejor tomado el pulso a los usos y costumbres de ese codiciado segmento que es el público juvenil. El éxito de 1975 habla con megáfono sobre las preferencias actuales: nos indica que todo lo viejo vuelve a ser nuevo y que, en el momento apropiado, un pastiche de calidad siempre será bienvenido. Matt Healy no será un rupturista, pero sí es un gran administrador de recursos y el dueño de un gigantesco acervo musical que le ha permitido moverse por zonas tan ideológicamente lejanas entre sí como el shoegaze y el soft rock. Estamos ante un personaje que, si no logra cimentar un espacio para sí mismo como frontman, tiene asegurado un futuro en el negocio de la música como productor y/o compositor. El tipo tiene ideas para repartir y la habilidad para armar un puzzle tomando piezas de diferentes rompecabezas. No le vende su alma a ningún estilo. Un dato decidor sobre su personalidad: Healy es un ateo, pero la única decoración de su pieza es un crucifijo. Ama la iconografía, pero desecha las ideas detrás de los íconos. Es perfecto para esta época. En la era del tema suelto, The 1975 son amos y señores. Nosotros sólo estamos viviendo en su mundo.

Andrés Panes

Encuentra este contenido en nuestra revista. The 1975 se presentará en Lollapalooza Chile el sábado 1 de abril, a las 18:15 horas, en Itaú Stage.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades En horas se vendieron más de 100 mil entradas para Lollapalooza Chile 2018 3 días 6 horas
Novedades Lollapalooza Chile 2018: Venta especial de entradas en Hard Rock Cafe 4 días 7 horas
Novedades Lollapalooza Chile 2018 se expande a tres días 2 semanas 4 días
Shows The 1975 The 1975: Temas sueltos 4 meses 2 semanas
Galeria The 1975 The 1975 4 meses 2 semanas