Se encuentra usted aquí

Slipknot: Renaciendo de la oscuridad

Slipknot: Renaciendo de la oscuridad

La catarsis de una banda herida
Lunes 24 Agosto, 2015
Slipknot: Renaciendo de la oscuridad

Tras el fallecimiento de Paul Gray, uno de los miembros fundadores de Slipknot, no había luces sobre la continuidad de la banda. Con el pasar del tiempo, y un doloroso duelo, el conjunto regresó al estudio para manufacturar “5. The Gray Chapter”, un álbum que los muestra en su estado más crudo y que los ha tenido girando por todo el mundo. A fines de septiembre, regresan a Sudamérica, en el marco de un tour alabado por los fans y la prensa especializada. No es para menos: aún están pasando por una catarsis.

El arte más fino muchas veces surge de los momentos más oscuros, y los miembros de Slipknot lo saben. El grupo enfrentó su momento más crítico el 24 de mayo de 2010, cuando el bajista y miembro fundador de la banda, Paul Gray, falleció. A pesar de sus exitosos shows en festivales como Sonisphere, Download y Rockstar Mayhem en los dos años siguientes, no estaba claro si volverían o no al estudio. Sin embargo, en el verano de 2013, los músicos –Corey Taylor (voz), M. Shawn “Clown” Crahan (percusión), Sid Wilson (tornamesa), Jim Root (guitarra), Mick Thomson (guitarra), Chris Fehn (percusión) y Craig Jones (sampler)- experimentaron una revelación colectiva, y las ideas para el quinto álbum, “.5: The Gray Chapter”, comenzaron a gestarse.

“Después que Paul falleció, yo estaba mal, todos nos sentíamos mal”, señala Clown. “Me di cuenta de inmediato que no quería volver al estudio muy rápidamente, porque habría sido imposible no verlo ahí. Todo pasa por una razón, y algo me hizo clic a principios de año. Decía el nombre de Paul todos los días, y sonreía. No me encuentro en ningún tipo de negatividad. Creo que canalizamos algunos sentimientos positivos, aún cuando el envión sea como de rabia. Tuvimos un tiempo para pasar por el duelo, y lo necesitábamos. Todos llegamos a un punto en el que podíamos hablar sobre algunas cosas y decirnos las cosas. Después, todos nos pudimos comunicar a través de la música”.

“Hubo un momento raro cuando nos dimos cuenta que todos teníamos que llenar el vacío  creativo que Paul había dejado” –admite Taylor-“así de creativo era. De muchas formas, esto trajo al Paul que todos teníamos adentro. Empezamos a buscar las formas más pesadas, más intricadas, para hacer las cosas. Nos tomó todo lo que habíamos aprendido de él en estos años para hacer que este disco funcionara. Si él lo escuchara, quedaría alucinado”.

Root comenzó a escribir canciones en su garaje en Florida, lo que sirvió como base para la estructura instrumental del álbum. Inconscientemente, había sacado una página del libro de un amigo durante el proceso. “Cuando estábamos haciendo los primeros discos, yo siempre iba a la casa de Paul y aprendía lo que él estaba grabando”- recuerda-“abrí mi computador y empecé a componer todos los días. Estuve explorando el cuello de la guitarra. Un día me di cuenta, ‘esto es lo que Paul solía hacer cuando componía’. No soy una persona muy espiritual, pero me abrió los ojos cuando la gente me decía, ‘no porque alguien ha fallecido quiere decir que no esté contigo’. Me hizo sentirme como, ‘chuta, él está conmigo. Me está ayudando en este proceso”.

A principios de 2014, la banda se recluyó secretamente en Los Angeles para grabar el álbum sucesor de “All Hope Is Gone” (2008), junto al productor Greg Fidelman (Metallica, Slayer), en los icónicos estudios Sunset Sound y Westlake.
“Greg es una persona que se involucra mucho en el proceso y aparte, es muy fácil trabajar con él, tiene un muy buen sentido del humor”-señala Root-“hubo algo muy importante que aportó en la grabación. Él fue la última persona con que trabajamos como una unidad afiatada en ‘Vol. 3’. Greg nos ayudó a recordar lo que éramos como banda. Nos ayudó a llevarnos de vuelta a ese mundo”.

Apenas las sesiones comenzaron, los miembros trajeron de vuelta la misma agresión de su debut homónimo y de “Iowa” (2001), pero filtrada a través de quince años de sabiduría y refinamiento. “Aprendí algo importante mientras trabajamos en esto” –afirma Clown- “cuando estás en este negocio, te enseñan muy rápido que tienes toda tu vida para crear tu primer disco. Que tienes suerte si el mundo le ha puesto atención. Cuando llega tu segundo disco, tienes que escribir bajo presión, y aparecen otros problemas cuando estás de gira por el mundo. En este álbum, aprendí que puede que tengas toda tu vida para hacer tu primer disco, pero tienes el resto de tu vida para hacerlo de nuevo. Así fue como me sentí con este trabajo. Pusimos locura, y estoy orgulloso de lo que logramos. De esa manera, fue muy espontáneo”.

“Este es uno de nuestros discos más furiosos”-declara Taylor-“volví a un lugar al que no había ido en un largo tiempo, pero necesitaba aventurarme para contar esa historia apropiadamente. Es una narrativa donde hablo de cosas que muchas personas no hablan. Obviamente, tengo algo de la culpa del sobreviviente. Hay mucha pena cuando pierdes a alguien, pero también una rabia increíble porque lo perdiste muy luego. Todo este álbum es sobre los diferentes pasos que toma el lograr la aceptación. Definitivamente no estoy seguro si la acepté, pero lidié con eso. Estamos diciendo lo que todos hemos estado sintiendo. Estamos tan enojados contigo, pero te queremos mucho”.

El primer tema que reveló Slipknot fue ‘The Negative One’, donde Taylor escupe puro veneno. “Es como el primer golpe interno. Vas a la guerra contigo mismo y te das cuenta de qué lado va a ganar”. El primer single, sin embargo, fue ‘The Devil In I’, “es básicamente una canción  paralela a ‘The Negative One’ –explica el vocalista- se trata de uno de mis temas favoritos: la dualidad. Se trata de volverse en contra de la gente que quieres, especialmente en un momento oscuro.

Cuando empezamos a tocar en vivo de nuevo, había momentos en que ninguno de nosotros hablaba. Estábamos tan atontados, que empezamos a atacarnos. Representa a la persona en ti que odias. Puede ser tan malvado en contra de un enemigo como en contra de un miembro de la familia. No importa cuánto trates de controlarlo, pero vuelve y destruye todo”.
“Ese lo empezamos a escribir en el garaje –recuerda Root- es muy único. Cuando Corey puso su voz en la canción, de verdad tomó otro aire. Cobre muchas bases de lo que hacemos”.

En el otro final del espectro, el track que abre el disco, ‘XIX’ se basa en el sonido de un órgano que toca Clown, con todas las voces grabadas en una sola toma. “De muchas formas, estamos comenzando de cero –reconoce Taylor- ‘XIX’ establece el tono para todo el disco. Nos estamos levantando del suelo, nos estamos limpiando, rogando que seamos capaces de ver lo que está en frente de nosotros y preparándonos para atacar”.

“Tenía toda esta energía guardada desde el día del funeral de Paul, y la conservé por cuatro años –agrega Clown- esa es la música de ‘XIX’. Creo que es muy apropiada”.

Cubriendo una variedad de sensaciones, Slipknot entrega una de sus declaraciones más brutales en ‘AOV’ y en la visceral ‘Sarcastrophe’, mientras que la final, ‘If Rain Is What You Want’ deja a los auditores sin aliento, con su expansión cinemática. “Si la vida fuese una película, ahí sería cuando los créditos empiezan… pero la vida no es una película. La vida sigue. De eso se trata la canción”.

Esta temporada ha sido una de las más exitosas en la carrera de Slipknot, llevando la experiencia de su show en vivo por diferentes partes del mundo, e incluso compartiendo cartel con Korn. Es por eso que “.5: The Gray Chapter” se siente como otro comienzo para la banda. “A través de todo este proceso, nos hemos dado cuenta que Slipknot es más grande que cualquiera de nosotros y es más importante para la gente a la que ha ayudado –afirma Root- hemos aprendido cómo comunicarnos mejor. Tuvimos un muy buen profesor, Paul. Por su legado, le debemos esto. Lo que más le gustaba hacer era crear música. Y una de las cosas que más voy a echar de menos es cuando él se paraba al lado mío y me decía, ¡haz mierda esa guitarra!”.

“No hay política ni una agenda secreta aquí –concluye Clown- es simplemente arte. Cuando estabas aburrido, escuchabas ese sonido y todo desaparecía porque Slipknot está de vuelta. Somos el ejemplo de las cosas que no hay que hacer. Pero apenas las cosas se estaban poniendo mal, aparecimos para salvarlas. Es amor, como siempre lo ha sido. Es dolor, como siempre lo ha sido. Es Slipknot, como siempre lo ha sido”.

“Quiero que la gente escuche este disco una y otra vez y descubra algo nuevo cada vez –apunta Taylor- es tan oscuro. Nos importa una raja los singles. Hacemos discos. Hacemos piezas de arte. Hacemos energía frenética musical, y siempre lo haremos. Estamos aquí para quedarnos”.


Corey Taylor: “El caos siempre ha sido parte de nuestras vidas”
El vocalista de Slipknot responde a nuestras preguntas

-A pesar que ustedes vinieron hace algunos años con Stone Sour, tomó una década para que Slipknot volviese a Chile. ¿Por qué les costó tanto regresar?
-Por muchas razones. Estábamos tratando de volver, pero pasamos por algunas cosas durante el proceso de “All Hope is Gone”. Después Paul falleció. Pasamos por muchas cosas en verdad. Pero ahora, finalmente volveremos.

-Slipknot es una banda que desde el comienzo ha integrado al caos como parte de su propuesta. ¿Cómo se reencontraron con ese caos para hacerlo parte de “.5: The Grey Chapter”?
-El caos siempre ha sido parte de quienes somos. Pero con este disco, necesitábamos balancear eso con la tristeza de la historia que estábamos tratando de contar. Así que dejamos que la rabia y la locura fuesen nuestros guías.

-¿Cómo se destaca “The Grey Chapter” dentro de su discografía, en términos musicales?
-Creo que es nuestro disco más personal. Musicalmente, es el más complejo. Y, sumando todos los discos, creo que hemos logrado expandir la variedad de lo que hacemos y que nos permitíamos hacer e ir a lugares a los que nunca habíamos ido.

-Los fans de Slipknot son muy leales, llenan todos sus shows e incluso hicieron que su disco llegara el número 1 en Estados Unidos, pese a la nula popularidad del género en ese país. ¿A qué crees que se debe esa cercanía del público con su música?
-La familia del metal siempre ha sido muy afiatada, y el ser parte de esa familia me enorgullece. Creo que es porque podemos hacer lo que queremos musicalmente, sin límites en el llamado mainstream. Y a la gente le gusta eso y lo necesita.

-Lanzaste un libro que se llama “You’re Making Me Hate You”, ¿puedes contarnos de qué se trata?
-El libro es básicamente mi punto de vista sobre toda la idiotez en el mundo, y veo mucho de eso. Pero he tratado de escribirlo de una forma humorística, y espero que la gente lo entienda de esa manera. La rabia no es la única cosa que me inspira, pero definitivamente tiende ser la emoción más fuerte en mi paleta (risas).

-¿Qué opinas sobre lo que dijo Gene Simmons, que “el rock está muerto”?
-HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA

-Finalmente, ¿qué pueden esperar los fans para el show de Slipknot en Santiago?
-Un maldito y absoluto caos

Texto original: Rick Florino (cortesía Roadrunner Records/Warner Chile)
Adaptación: María de los Ángeles Cerda

Puedes encontrar este contenido en nuestra revista.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Slipknot Slipknot: Bar Rockaxis vende entradas sin cargo 19 mins 36 segs
Artículos corey taylor Corey Taylor descabeza títeres en su tercer libro 1 semana 3 días
Novedades Slipknot Gana un meet & greet con Slipknot 2 semanas 2 días
Novedades Disfruta la revista Rockaxis #148 3 semanas 16 horas
Revista Agosto - 2015 3 semanas 17 horas