Se encuentra usted aquí

New Order vs Peter Hook: No me simpatizas

New Order vs Peter Hook: No me simpatizas

Los desencuentros de dos enemigos declarados
Miércoles 30 Noviembre, 2016
New Order vs Peter Hook: No me simpatizas

New Order se presenta el 4 de diciembre en Teatro Caupolicán. Tres días después, en el mismo sitio, el ex bajista Peter Hook junto a su proyecto The Light. Ambas partes, unidas desde los días de Joy Division, hoy son enemigos declarados.

Biografía exprés: Ian Curtis se suicida en 1980 y Joy Division desaparece. Los sobrevivientes, el cantante y guitarrista Bernard Sumner, Stephen Morris en batería y el bajista Peter Hook, se reformulan ese mismo año como New Order. Suman a Gillian Gilbert en teclados y durante toda la década y parte de la siguiente encarnan la perfecta combinación entre electrónica y rock en beneficio de la pista de baile. El éxito ‘Blue Monday’ de 1983 se convierte en un clásico de la era del breakdance y supieron actualizar el sonido en los noventa con canciones como la inolvidable ‘Regret’. Su influencia es evidente en gigantes mundiales como Pet Shop Boys y estrellas latinas de la talla de Los Prisioneros. Si la cansina voz de Sumner es una de las características de New Order, en el bajo punzante y melódico de Hook reside parte importante de la esencia sonora del conjunto.

Amigos desde la infancia, las primeras grietas asomaron cuando ya eran una banda de reputación mundial. “En mi mente Bernard nos dividió en 1991 cuando se fue con Johnny Marr (para formar Electronic)”, declara el bajista. En 2006 Hook anunció que New Order dejaría de existir. No era la primera vez. Ya habían puesto pausa indefinida en 1993, cada integrante participó de diversos proyectos para reagruparse cinco años más tarde. El problema con el anuncio de Hook fue que no se tomó la molestia de anunciarlo al resto. Pasaron seis meses y apareció una declaración de Sumner y Morris donde manifestaban su molestia con él por un anuncio unilateral, que interpretaban como su deseo de dejar el conjunto. “No habla por toda la banda”, enfatizaron.

Había otros antecedentes. El bajista adquirió los derechos del nombre The Hacienda, el mítico club que afianzó la movida de Manchester financiado con las ganancias que Factory Records, la discográfica de New Order, obtenía del quinteto. Hook lanzó una serie de álbumes compilatorios y por supuesto, ganó dinero. Para Sumner -lo dijo al diario The Guardian- la jugada significó una “pérdida de respeto”, a lo que se sumaron los problemas de alcoholismo del bajista. Tras un periodo de rehabilitación “él era una peor persona, en mi opinión”, comentó el líder, quien agrega que Hook se negó varias veces a trabajar en estudio por sus actividades como DJ. “Hicimos una gira por Sudamérica donde era un tipo muy enojado, y estaba muy metido en el circuito de los DJ celebridades. Hicimos la música para Control (...) Le dije (a Hook) ‘si quieres tocar, eres bienvenido’. ‘No puedo hacer eso, estoy pinchando discos’”. New Order siguió trabajando en lo que finalmente se convirtió años después en el álbum “Lost Sirens” (2013). Cuando requirieron los servicios de Hook, la respuesta fue la misma. Que las tornamesas le tenían ocupado.

Hacia 2009 Bernard Sumner decidió iniciar un nuevo proyecto. Bautizado como Bad Lieutenant, reclutó a Stephen Morris y Phil Cunningham. En la alineación también figuraba Alex James, el bajista de Blur. Hook reaccionó a la noticia, se lo tomó bien. “Nos separamos hace dos años. Hace un tiempo Bernard parecía un poco confundido con eso. Pero ahora, por lo que deduzco, lo aceptó”. En 2011, con Tom Chapman al bajo, se anunció el regreso de New Order sin Peter Hook. “Nosotros no le echamos”, aclaró Sumner. “Fue tan arrogante que no supo ver que continuaríamos sin él”. El bajista respondió con una demanda al grupo en 2015 alegando que la gestión actual de New Order le había dejado con solo 2.3 millones de libras esterlinas.

Cuando el vocalista lanzo su autobiografía “Chapter and Verse”, Hook la comentó públicamente. Lo primero que dijo fue que no sabía si debía figurar en la sección ficción o tragedia. “Para mi el problema con sus memorias es que sólo tienen por objeto justificar la adopción de la marca New Order (...) una acción que considero ilegal”. Para el bajista el libro solo arroja confusión y rencor sobre su persona. “A menudo encontré a Bernard muy contradictorio y su narración hacia mí es cruel y rencorosa. Todos tenemos recuerdos diferentes y todos recordamos cosas de manera distinta. Sin embargo Bernard sólo parece recordar las cosas que se adaptan a su propósito. Esto, de muchas maneras, parece un esfuerzo para apartar al ‘bajista problemático’ de la historia, o al menos su historia”.

Sumner comentó el año pasado a la revista Rolling Stone que el intercambio mediático con su ex amigo se había vuelto aburrido. “Es una verdadera vergüenza. Mi corazón sangra por él. Abandonó a la banda, y luego se quejó por dejar la banda. Pero le deseo buena suerte y que siga con lo que ha elegido en vez de llamarme con toda clase de nombres. Está tan enojado. Si decides tomar un camino en la vida, no culpes a otras personas por el camino que has elegido... debe ser un poco aburrido para la gente. Dejó un mal sabor en mi boca”. Aún así Bernard Sumner reconoce el aporte de Hook a New Order. “Creo que hicimos algunos grandes discos con Peter. Nunca despreciaría lo que ha hecho como músico. Pero no pudimos seguir juntos, así que se fue a hacer lo suyo y es su elección”.

Marcelo Contreras

Encuentra este contenido en nuestra revista.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Peter Hook Peter Hook suspende su presentación en Chile 2 meses 2 semanas
Galeria New Order New Order 2 meses 2 semanas
Novedades Peter Hook Ganadores de entradas para ver a Peter Hook & The Light en Chile 2 meses 2 semanas
Shows New Order New Order: Ente vivo 2 meses 2 semanas
Novedades Comparte la revista Rockaxis #163: La despedida de Black Sabbath 3 meses 1 semana