Se encuentra usted aquí

"Mi sorpresa fue excepcional e inolvidable. Conocí a Dio"

"Mi sorpresa fue excepcional e inolvidable. Conocí a Dio"

La historia de un fan que lleva a Dio en las venas
Martes 16 Mayo, 2017
"Mi sorpresa fue excepcional e inolvidable. Conocí a Dio"

Recuerdo con claridad, cuando un día de febrero de 1990, compré en una tienda extranjera un VHS que llevaba inscrito el nombre “Hard N’ Heavy”. El video capturó inmediatamente mi atención: Su portada revelaba una lista de bandas y solistas que en esa época consideraba imprescindibles.

Editada en 20 capítulos, la video magazine ofrecía contenidos irresistibles, actuaciones en vivo, videoclips, animaciones, entrevistas, rarezas, etc. Siempre tuve un impulso casi indomable por querer obtener más de un tomo, pero mi cable a tierra, el bolsillo, me controlaba. Sabía entonces que tendría por delante la difícil misión de decidirme por uno. Antes de volver a caer preso de la indecisión, tome uno y me dirigí a la caja. No podría precisar hoy el número del volumen, pero sí su contenido. El menú estaba constituido por “Monstruos” del rock: Mötley Crüe, Motörhead, W.A.S.P., Def Leppard y Kiss.

La extinta “H.N’.H”, se caracterizaba por sorprender a sus consumidores. Siempre incluían material de “primer corte”, que no era anunciado en sus portadas, algo que se agradecía. Mi sorpresa fue excepcional e inolvidable. Conocí a Dio. Mi primera impresión, fue que al lado de los otros próceres del rock n’ roll, Dio era más austero, pausado, pero por sobre esto, poseía un aura mística que me dejó enganchado e intrigado.

Ronnie James Dio concedió una entrevista exclusiva, en plena era del disco “Lock Up The Wolves”, desde su hogar. Entre espadas, armaduras, candelabros, una mesa con un largo más que respetable, todo envuelto en una elegante oscuridad, yo no sabía qué tenía frente a mis ojos. En realidad sabía, tenía la certeza que faltaban elementos en esta fascinante odisea. Ante mi desfilaron las cruzadas, los castillos, e incluso los dragones. Dio miraba fijo a la cámara, descolgaba su espada de la pared y la movía con elegancia. La entrevista finalizó, y “Hard N’ Heavy” tuvo la mala ocurrencia de pegar con Enuff Z' Nuff. Nada contra los glameros, pero me pareció un grosero error de edición. Fue el abrupto despertar de un sueño glorioso, pero lo mejor estaba por venir.

Recopilé todo lo que llevara el nombre Dio. Fue así como escuche y atesoré obras superlativas del metal como son “Holy Diver”, su debut en solitario de 1983, y “The Last In Line”, editado al año siguiente. Las razones que elevaron a estas piezas musicales al Olimpo del metal, son muchas. Las más determinantes, para mí, son su poder, clase, mística, virtuosismo y elegancia. Esa misma que se manifestaba en los movimientos del maestro, esa que se anidó en sus cuerdas vocales para transformarlo rápidamente en leyenda viviente.

Ronnie James Dio, en los albores de su carrera musical puso su estampa en ELF, llamando la atención de Ritchie Blackmore, quien poco después lo reclutaría como vocalista para Rainbow. Con sus potentes y privilegiadas cuerdas vocales, logró la ascensión al arco iris en “Rising”, e inmortalizó el rock con “Long Live Rock 'n’ Roll”. Además, Dio contribuyó a expandir los horizontes sonoros de Black Sabbath. Su voz inyectó dinamismo a la banda madre del heavy metal, y como nunca pintó con su voz el paraíso y el infierno en “Heaven and Hell”. Un año después cosecharía una vertiginosa e indomable oscuridad, desde una siembra alimentada por truenos y descargas eléctricas con “The Mob Rules”. Para bajar la cortina antes del receso, “Evil Live”, capturaba el bestial directo de la banda. De vuelta al ruedo después de una década, Dio y Sabbath harían honor al heavy metal en plena época del grunge. El peso de un meteorito llamado “Dehumanizer”, azotó la tierra sin misericordia.

Únicos, irremplazables e infalibles, todos los discos de Dio nutren el espacio sonoro de excelencia, de maestría: “Evil Live”, “Sacred Heart”, “Intermission”, “Dream Evil”, “Lock Up The Wolves”, “Strange Highways”, “Angry Machines”, “Magica”, “Killing The Dragon”y “Master Of The Moon”. Más recopilaciones en vivo y grandes éxitos. Sumando a “Elf”, “Carolina County Ball”, y “The Gargantuan” con ELF, “Ritchie Blackmore’s Rainbow” y su ultima pincelada de maestría, “The Devil You Know”, con “Heaven N’ Hell”.

Esta es la sangre de Dio, que correrá por nuestras venas, mientras la vida se nos presente como tal.

Gustavo Moraga

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Black Sabbath Black Sabbath: Mira un nuevo trailer de "The End of the End" 2 días 13 horas
Novedades Deep Purple Steve Morse no ve con malos ojos una reunión de Deep Purple con Ritchie Blackmore 2 semanas 11 horas
Novedades Zakk Sabbath Zakk Wylde vendrá a Chile con Zakk Sabbath 3 semanas 8 horas
Novedades Black Sabbath Retrospectiva: Black Sabbath y la crisis financiera en "Sabotage" 3 semanas 5 días
Novedades mikael åkerfeldt Mikael Åkerfeldt escoge a Led Zeppelin, Morbid Angel y Rainbow entre sus discos favoritos 4 semanas 9 horas