Se encuentra usted aquí

Metallica: Combatiendo fuego con fuego

Metallica: Combatiendo fuego con fuego

Las claves tras el gran presente del cuarteto
Jueves 30 Marzo, 2017
Metallica: Combatiendo fuego con fuego

El 2016 estuvo marcado por el aniversario número 30 del fallecimiento de Cliff Burton, los 25 años del éxito mundial con su disco homónimo y el festejo de sus tres décadas y media de existencia. Metallica, la banda de metal más grande del mundo, le torció la mano al destino con “Hardwired...To Self Destruct”, su más reciente trabajo discográfico, y se ya aprontan a descargar su artillería en nuestro país. Nada más importa.

Ocho años pasaron entre “Death Magnetic” (2008), la placa anterior de Metallica, y “Hardwired...to Self Destruct”. Es la misma cantidad de tiempo que les tomó pasar del volcán thrash “Kill ‘Em All” (1983) a editar uno de los discos más superventas de la historia: su álbum homónimo de 1991, conocido como “Black Album”. Un trabajo que para febrero de 2016 llevaba 363 semanas en el ranking de Billboard, y que generó en el momento de su lanzamiento una turbulencia mundial, que catapultó a la banda inmediatamente al rango de superestrellas. Debutando directamente en el número 1 y vendiendo 597.000 copias en su primera semana, es el disco más vendido en Estados Unidos, desde que en el mismo año comenzó a operar el sistema Nielsen para rastreo de ventas. Todo lo que vino después en la historia de los de San Francisco es consecuencia de ese incidente.

Triste pero cierto

Es cierto que la fama desgasta. Es cierto que el éxito mundial es capaz de dañar a cualquiera. Aunque dependa del trabajo duro, de años de persistencia y lucha, de penurias, de sacrificios y también de fortaleza, siempre será un estallido que parezca haber llegado de la noche a la mañana. Así lo vive el público, observando desde sus pantallas la emergencia de un nuevo sonido, una nueva banda, unos nuevos -digámoslo así- dioses. A veces, la hecatombe es criminal con las almas de los que están en la línea de fuego, y mártires de la vorágine del rock, aparecen. Los miembros del club de los 27 de antaño, Janis, Jim, Jimi (y vamos solamente en la ‘J’) no vivieron en la época de MTV, donde la exposición mediática era de proporciones cósmicas. Kurt Cobain, con “Nevermind” (1991), editado el mismo año del “Black Album”, experimentó las consecuencias de la forma más rápida y brutal posible. Metallica, por el contrario, había vivido cinco años antes una violenta experiencia traumática con la pérdida irreparable de Cliff Burton, la cual forjó una coraza temporal con la cual pudieron mantenerse de algún modo levemente en pie.

Sin embargo, “Load” (1996) y “Reload” (1997), los dos discos inmediatamente siguientes al Black Album, sufrieron, marcando un desvío total del metal hacia el rock alternativo. En la Rolling Stone de junio de 1998, Lars Ulrich, comentó que en ambos se trataba de “explorar distintas cosas. Al minuto que dejas de explorar, te sientas y te mueres”. Discos rechazados por los fans acérrimos, ambas placas pueden ser vistas como primeros síntomas de un desorden de stress post-traumático. En 1998, deciden editar su último disco junto al bajista Jason Newsted: “Garage, Inc”. Un recopilatorio de covers, que incluía además el descatalogado extended play de versiones “The $5.98 E.P.: Garage Days Re-Revisited” (1987), y otras rendiciones de clásicos, aparecidas en los singles de ‘Creeping Death’ (1984) y ‘Hero Of The Day’ (1996). La banda, en su primer largo hiato discográfico, se tomó seis años para regresar posteriormente con “St. Anger” (2003), una placa que comenzó a ser gestada en el año 2001, pero que debido a la rehabilitación de James Hetfield por alcoholismo y otras sustancias, debió ser pospuesto.

La agrupación, por entonces reducida a trío, y con el productor de sus discos noventeros Bob Rock tomando el bajo, elaboró un disco más crudo, irregular y carente de solos, reflejo de las tensiones internas evidentes en el documental “Some Kind Of Monster”. Cinco años después, “Death Magnetic” (2008), rompe la alianza con Bob, y es producido por Rick Rubin. Más complejo, marca un regreso de los solos y de los genes thrash, siendo recibido por el público de forma más calurosa que sus registros anteriores. En el año 2009, la banda hizo su ingreso al Rock and Roll Hall of Fame con todos su integrantes históricos: Burton, Hetfield, Ulrich, Hammett, Newsted y el recientemente incorporado Robert Trujillo. Luego del tour World Magnetic, que los tuvo ocupados hasta 2010, la banda editó el incomprendido y laberíntico “Lulu” (2011), junto al fallecido Lou Reed.

Nada más importa

En 2012, crearon el festival Orion Music + More, y dejaron Warner Bros Records, recuperando el control de sus álbumes y videos. Adquiriendo los derechos de todos sus trabajos, la banda fundó Blackened Recordings y comenzó a reeditar su catálogo, el cual sería distribuido en Estados Unidos por Rhino (una subsidiaria de Warner) y por Universal, en el resto del mundo. “Kill ‘Em All” y “Ride The Lightning”, remasterizados y disponibles en ediciones deluxe de varios discos repletos de bonus tracks y cortes en vivo, han sido hasta ahora los únicos dos discos re-editados por la nueva discográfica. Siempre ocupados, en el año 2013 lanzaron el registro audiovisual 3D “Through The Never”, y se convirtieron en la primera banda en haber tocado en los siete continentes, al presentarse ante 120 científicos y un grupo privilegiado de seguidores que participaron en un concurso organizado por Coca-Cola, en un domo especialmente habilitado en la Estación Carlini, en la Antártica. La banda transmitió el sonido de los amplificadores a los audífonos de los presentes, y el concierto de una hora de duración quedó registrado en los Guinness World Records.

A comienzos del año 2013, la banda dijo estar en diálogo nuevamente con Rick Rubin para trabajar en un próximo álbum. Sin embargo, la grabación de “Hardwired...to Self Destruct” comenzó realmente a principios del año 2015. Metallica contrató finalmente a Greg Fidelman, ingeniero de grabación de “Death Magnetic” y co-productor de “Lulu”. En los cuarteles generales de la agrupación, al norte de San Francisco, se comenzó a delinear el álbum. Para James Hetfield, la génesis de todo fue la grabación de ‘Lords Of Summer’, track editado en 2014 para el Record Store Day, y estrenado en su gira del mismo año “Metallica By Request”, que los llevó a Europa y Sudamérica, presentándose tanto en Bogotá como en Santiago. Aquel single fue la prueba fehaciente de que ya estaban listos para componer nuevo material. Se trata de una banda cuyos integrantes acaban de pasar la barrera de los 50 años, y donde las dinámicas disfuncionales del pasado -aquellas de “Some Kind Of Monster”- dan paso a una suerte de convención. Las personalidades de cada uno, más que sacar llamas entre sí, esta vez se han tornado complementarias.

Uno

En el caso de la relación entre el dúo nuclear Hetfield y Ulrich (a quién Trujillo en más de una ocasión se ha referido como “el jefe”), se trata de una relación que ha decantado en lealtad y confianza. El nuevo disco, construido básicamente sobre los riffs de James, no existiría sin el TOC de Lars, un ritualista cuando se trata de documentarlo todo. Cada idea, cada riff, cada nota que sale de la guitarra debe ser registrada. Ya sea en la llamada “sala de afinación”, en el backstage, en el bus, cada minúscula nota termina almacenada en un iPod. iPods que terminan, a su vez, en manos de Lars, quien pasó todo el verano escuchando más de 1000 ideas de riffs que salieron de la guitarra de Hetfield. “Es un acaparador, ¡un acaparador de riffs!” -dijo recientemente. Es un acto de confianza absoluta, entregar el material al baterista con aires de frontman, y dejarle seleccionar lo mejor, editarlo, y dar el visto bueno. Una tarea que sería ardua para cualquiera, pero que se transforma en toda una fuente de deleite para un obsesivo, y que -según la banda misma ha aprendido- es la mejor forma de trabajar que conocen ahora. Luego, moviendo partes de un lado a otro, los temas emergen. Es una mecánica que es, ante todo, una lección de simplicidad. Lamentablemente para Kirk Hammett, haber perdido su celular con 250 ideas lo dejó fuera del proceso. “Fue devastante para mi. Digamos que tuve que comenzar de cero, mientras que todos tenían material para las canciones. Para la hora en que recién me empezaron a fluir las ideas, las canciones ya estaban armadas. Tuve que decirme, ‘tengo un par de cosas, pero parece que voy a tener que dejarlas para el próximo disco’”, dijo a la estación KISW 99.9, de Seattle.

A veces, se trata de dejar ir. Para Lars Ulrich, por supuesto, es una modalidad de trabajo que genera incertidumbre, haciendo difícil visualizar la dirección del álbum hasta el último momento. Se trata, además, de sesiones de grabación distanciadas. La banda se acostumbró a juntarse a trabajar en dos o tres canciones, y proseguir con sus actividades diarias: ir a buscar a los niños al colegio, velar por las reissues, salir de gira y regresar nuevamente a ensayar. Horarios de 10 de la mañana a 6 de la tarde, un disco hecho en casa y que permite mantener a cada uno a tono con sus responsabilidades familiares. “Nos enfocamos por períodos de tiempo en el disco, entre medio de ir a Reading festival, estar en Lollapalooza... A veces no era fácil saber hacia donde iba todo”, dijo a So What! el baterista. A pesar de ello, ha reconocido disfrutar cada vez más el resultado: “siento, mientras más me distancio, que este disco puede ser mejor de lo que yo me imaginaba”. Se trata de una nueva dinámica, que está además basada en el respeto mutuo, y en una consideración a los tiempos de cada uno. Una forma bastante madura de mantener unida a la banda a estas alturas. Ulrich y Hetfield llevan juntos 35 años, una relación mucho más larga que los matrimonios de cada uno de los miembros.

Donde quiera que me dirija

“Hardwired...to Self Destruct”, el flamante segundo álbum con el bajista Robert Trujillo en las filas, inaugura sin duda alguna una nueva etapa: es el primer álbum editado bajo el propio sello de Metallica: Blackened. Por donde se mire, este es un año cargado de significado para ellos. El 27 de septiembre de 2016, se cumplieron 30 años del fallecimiento de Cliff Burton. Ese mismo día, la banda se encontraba en New York, en el Webster Hall, dando un show para 1200 fanáticos, y decidieron interpretar ‘Orion’, el legendario instrumental de “Master Of Puppets”, en su memoria. El 1ero de noviembre, en una presentación fulminante en Hipódromo de los Andes, el público de Colombia tuvo la ocasión de repetir la suerte de hace dos años atrás, cuando la agrupación decidió debutar ‘Lords Of Summer’. Esta vez, ‘Atlas, Rise!’ fue la elegida. Junto a ‘Hardwired’ y ‘Moth Into Flame’, completaron un setlist impecable, que al igual que en Rock in Rio un par de meses antes, dio muestra de su supremacía intachable y de sus nuevos bríos.

El mismo día del cumpleaños número 54 de Kirk Hammett, el 18 de noviembre, en House Of Vans, Londres, en las inmediaciones de Waterloo Station – la misma inmortalizada por los Kinks en su excelsa 'Waterloo Sunset', en 1967- la banda llevó a cabo un show íntimo frente a 600 personas, donde Rockaxis vivió en primera fila un asalto a los sentidos. Transmitida en streaming para todo el mundo, la presentación marcó el lanzamiento oficial del álbum, puesto a la venta el mismo día. Comenzando con un Hetfield maravillado, exclamando “Londres, ¿estás vivo? ¡Demuéstranos que estás vivo!”, la banda incluyó temas de “Hardwired…”, covers y un repaso por los clásicos. El día anterior, se presentaron en BBC Radio 1 y estuvieron firmando discos en la histórica HMV de Oxford Street. Sus apariciones en el programa de televisión Le Grand Journal, en Francia, en el Global Citizen Festival de Central Park, en el show radial de Howard Stern, y en The Tonight Show with Jimmy Fallon, donde interpretaron ‘Enter Sandman’ con instrumentos de juguete - que se hizo viral en minutos - son solo algunas de las muchas actividades promocionales de la banda, que se encuentra disfrutando esta etapa con plenitud. “Nos gusta esa vibra sudorosa de estar en un show en un club pequeño, a la vieja escuela.”, comentaron.

El álbum consta de doce canciones repartidas en dos discos, por un tema de fluidez más que de espacio. ‘Lords Of Summer’, en una nueva versión, aparece en la edición deluxe, junto a registros en vivo efectuados en California y Minneapolis, y un puñado de covers de Deep Purple (‘When A Blind Man Cries’), Iron Maiden (‘Remember Tomorrow’), y un tributo a Dio (‘Ronnie Rising Medley’, anteriormente incluido en el tributo “Ronnie James Dio - This Is Your Life”). Con videos creados especialmente para cada uno de los tracks - incluyendo ‘Lords Of Summer’ - y siendo revelados paulatinamente a través de YouTube, la banda también parece conciliar sus sentimientos de antaño respecto a las plataformas multimedia y el streaming. Las piezas visuales, haciendo incapié en temáticas como la alienación y la identidad, se alinean con el arte del disco, diseñado por la dupla creativa Herring & Herring. La génesis del arte, se remonta a la boda de Lars Ulrich con la modelo Jessica Miller en 2015, pues los fotógrafos Dimitri Scheblanov y Jesper Carlsen, invitados a la ceremonia, obsequiaron a los recién casados una fotografía construida con retratos de ambos superpuestos. El baterista, sorprendido por el efecto logrado, corrió a mostrarlo al resto de la banda, e inmediatamente pensaron en la dupla para encargarle el arte de la nueva placa, y para realizar tres de los segmentos audiovisuales: ‘Now That We’re Dead’, ‘Halo On Fire’ y ‘Am I Savage’.

Vivir es morir

En el Desert Trip Festival, el fin de semana del 7, 8 y 9 de octubre del año pasado, Lars Ulrich se encontraba entre el público, observando a The Rolling Stones, Bob Dylan, The Who, McCartney, Roger Waters y Neil Young. Dos semanas después, Metallica se unió a Neil en el Shoreline Festival, a beneficio de la Bridge School, en California. Como parte del line up, junto a Willie Nelson y Roger Waters, tocaron un set acústico, que incluyó ‘Hardwired’ y un cover de Buffalo Springfield, interpretado junto al chamán. “Todos dicen que los Rolling Stones podrían seguir tocando hasta los 120 años”, dijo Hetfield a Billboard recientemente. Lemmy lo dio todo hasta su último aliento...Bruce Springsteen, ese es otro a quien admiro por su permanencia.” El fallecimiento de Lemmy, uno de los héroes indiscutidos de la banda, fue inspiración de ‘Murder One’, uno de los temas del nuevo álbum. Como bastiones de un género demandante tanto mental como físicamente, la pregunta por la mortalidad y la continuidad es obligatoria a sus 50 años. “Veo a Charlie Watts tocando...y puedo verme haciéndolo a los 70, mentalmente. Pero físicamente, no lo sé. Esa es la pregunta”, reflexionó Ulrich.

La edición en agosto del libro “Back To The Front”, la historia visual de “Master Of Puppets”, y el tour mundial que le acompañó, es parte de la misma inquietud. La nostalgia por la impulsividad de antaño, la sobrecarga de información de la actualidad, el desgaste físico y mental, son todas aristas de un mismo proceso. De ahí emana el placer de tocar en los pequeños clubs, y en espacios reducidos, como el show que la banda efectuó en el Toronto Opera House el 29 de noviembre. “¿Qué hemos perdido? Lo fácil de llegar y subirse y tocar...como cuando íbamos a Monsters Of Rock, llegábamos temprano, hacíamos nuestro set y luego nos íbamos a ver al resto de las bandas”, dijo Hetfield a Rolling Stone.

Conectados

El 18 de diciembre, Metallica completó la primera etapa del WorldWired Tour en el Fox Theater de Oakland, California, y dio el puntapié inicial a la fase asiática en enero de este año en Seúl, Corea del Sur. Posteriormente, en Beijing, China, se llevó a cabo el reencuentro de la banda con el pianista Lang Lang, para interpretar otra vez juntos 'One', tal como lo hicieron en los Grammy Awards de 2014, pero ésta vez en el suelo nativo del aclamado concertista. La reciente presentación en la ceremonia de este año, junto a Lady Gaga, fue descrita por algunos puristas como un tanto accidentada. Sin embargo, más allá de los detalles y los gustos personales, demostró una vez más la capacidad del cuarteto para desafiar sus propios límites y de no solo estar dispuestos a entregar un buen show, sino que también a disfrutarlo. Nominados a Mejor Canción Rock por 'Hardwired', perdieron el premio en aquella ocasión ante el fallecido David Bowie y su enigmática 'Blackstar', un número uno comprensiblemente difícil de superar.

Para sus tres shows agotados en Foro Sol, en Ciudad de México, fechados para la primera semana de marzo, estarán acompañados por la bestia Iggy Pop. A fines del mismo mes y a comienzos de abril, asumirán como cabezas de cartel en las ediciones Brasil, Argentina y Chile de Lollapalooza, y para el mes de mayo ya han anunciado el despegue del WorldWired Tour por Norteamérica, comenzando en Maryland, USA, y terminando en Alberta, Canada, junto a Avenged Sevenfold, Volbeat y Gojira como bandas de apoyo. Metallica, una de las bandas de metal más influyentes del mundo, y con más de 110 millones de copias vendidas, no descansa, y parece haber aprendido finalmente a sobrevivir.

He aquí el real sentido de ‘Hardwired’, el tema que da nombre a su nueva placa, y último en ser registrado para la misma: seguir luchando, a pesar de estar dañados, de las dificultades, de las diferencias personales y de los propios traumas. Después de grabar, de los festivales, y de las giras promocionales, cada uno regresa ahora a sus respectivos hogares, con sus familias, a su rutina. Hetfield, rumbo a Colorado, Ulrich rumbo a Bay Area, Trujillo, a Los Angeles, y Hammett a Honolulu. Ser un banda de Rock, para ellos, es su sala de juegos, su escape. Y al igual que en la portada de su nuevo y formidable regreso, cuando se juntan los cuatro, son un solo demonio. UNO.

Nuno Veloso

Encuentra este contenido en nuestra revista. Metallica tocará en Lollapalooza Chile el sábado 1 de abril, a las 21:30 horas en el VTR Stage.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Metallica Metallica: Así sonaba 'For Whom the Bell Tolls' en 1986 4 días 16 horas
Novedades Metallica Quieren remasterizar "...And Justice for All" con el bajo de Jason Newsted 1 semana 3 días
Discos Motörhead Under Cöver 1 semana 3 días
Novedades Metallica "Mi ego no está bien": James Hetfield sufrió caída en pleno concierto 2 semanas 5 días
Novedades Así suena 'Enter Sandman' de Metallica en clave reggae, jazz, tecno y más 2 semanas 6 días