Se encuentra usted aquí

Lana del Rey: Nacida para cambiar

Lana del Rey: Nacida para cambiar

Los antecedentes rockeros de la protagonista de #LollaCL
Jueves 08 Marzo, 2018
Lana del Rey: Nacida para cambiar

Aunque se trata de una estrella pop, los orígenes de Lana Del Rey están más cerca del rock atormentado y el cine de autor, que de las fórmulas de laboratorio para escalar rankings.

Las guitarras no son nada nuevo para Elizabeth Grant. Cuando en 2005 grabó uno de sus primeros álbumes, el inédito “Sirens” bajo el pseudónimo May Jailer, la guitarra acústica, instrumento que aprendió con un tío viviendo en Long Island, era predominante. Luego de cambiar su nombre artístico a Lizzy Grant y posteriormente a Lana Del Ray, lanzó un disco homónimo en el año 2008, donde dejaría el folk de lado para materializar un trabajo de corte más alternativo junto al productor David Kahne (Paul McCartney, Fishbone). Más tarde, en 2010, participó como vocalista invitada en el Unplugged de los suecos Mando Diao, junto a Ray Davies y Juliette Lewis. Fue en ese periodo que tomó definitivamente el nombre Lana Del Rey.

Después del éxito viral de sus canciones ‘Video Games’ y ‘Blue Jeans’, editaría un extended play epónimo y luego el exitoso larga duración “Born to Die”. La mezcla de trip-hop y pop preciosista que colmaba esta placa y el extended play siguiente, “Paradise”, combinaba la nostalgia por los Estados Unidos de los cincuenta y sesenta con lo narcótico y misterioso de David Lynch. Algunos de los referentes vitales de Lana, rastreables a su pasado de cantautora, asomaban: Bob Dylan, Lou Reed y Bruce Springsteen. En sus letras, la carga suicida de Kurt Cobain y Jim Morrison estaba latente. Ambos serían homenajeados en cortes como ‘Oh Say You Can See’ o ‘Gods & Monsters’. Otra de sus inspiraciones, Leonard Cohen, fue tributado en 2013 por Lana con su propia versión de ‘Chelsea Hotel No 2’, la cual años más tarde interpretaría en vivo nada menos que junto a Adam Cohen, su hijo, en el concierto Tower Of Song: A Memorial Tribute.

“Ultraviolence” (2014), con su título inspirado por Kubrick, trajo la producción de Dan Auerbach de los Black Keys para ayudar a plasmar intenciones más densas, cargadas a las guitarras, el reverb, un tinte más dream pop y algo de blues noir de los Velvet Underground. Lou Reed, incluso, tenía un rol como invitado selecto en ‘Brooklyn Baby’ pero falleció el mismo día en que Lana viajó rumbo a New York para encontrarse con él. Para su placa siguiente, “Honeymoon” (2015), el dream pop se anudaría al retorno de los pulsos trip-hop para generar atmósferas altamente cinemáticas, especialmente llamativas en ‘Art Deco’, ‘Freak’ y ‘Terrence Loves You’. Inspirada por David Bowie, ésta última contiene referencias tanto a ‘Space Oddity’ como a Terry, el medio hermano del camaleón que padecía de esquizofrenia y murió en 1985 arrollado por un tren.

“Lust For Life”, su más reciente lanzamiento, y álbum que la trae de regreso a Chile, viaja conceptualmente al hippismo original de su alter ego May Jailer, para delinear un álbum que resume todo el espectro de lo aprendido en casi una década y media de música. Entre múltiples invitados como The Weeknd y A$AP Rocky, destaca la legendaria Stevie Nicks en el asombroso dueto ‘Beautiful People, Beautiful Problems’ y el siempre cool Sean Lennon, co-autor, intérprete y productor en ‘Tomorrow Never Came’. Se trata de una balada acústica sorprendente, con un guiño explícito a John y Yoko, pensada antes de consolidar la colaboración: “podría poner la radio y escuchar nuestra canción favorita de John y Yoko, podríamos escucharla todo el día”. En una movida sorpresiva, Lana completa la estrofa rompiendo la cuarta pared: “¿no es loca la vida? Ahora mismo estoy cantando con Sean”.

Entre las 32 canciones que componen el setlist de su tour LA To The Moon se incluye ‘Scarborough Fair’, canción folk tradicional popularizada por Simon & Garfunkel en los sesenta. La forma en que entrelaza el presente de Lana con el borde político del dúo de New York no es casual. Cuando en enero de 1969, Paul Simon se enteró del triunfo de Nixon en las elecciones, estalló en lágrimas. Como resultado, la canción ‘Cuba Sí, Nixon No’, sería grabada en medio de las sesiones de “Bridge Over Troubled Water”. Con Trump en la mira, Lana, una de las pocas artistas pop que aún trabaja álbumes y conceptos antes que singles, compuso la mitad de las canciones de “Lust For Life” tras el nefasto resultado de las elecciones en Estados Unidos. Momentos como ‘When The World Was At War We Kept Dancing’ y ‘God Bless America – And All The Beautiful Women In It’ recogen su preocupación. Más aún, en febrero del año pasado, a través de twitter, llamó a sus seguidoras a unirse en un hechizo para remover a Trump del Salón Oval. “Estoy alineada con John y Yoko en la creencia de que los pensamientos tienen poder en sus vibraciones”, dijo a NME. “Tus pensamientos son muy poderosos, se transforman en palabras y luego en acciones, y las acciones llevan a los cambios físicos”.

Nuno Veloso

Encuentra este contenido en nuestra revista. Lana del Rey se presentará en #LollaCL 2018 el domingo 18 de marzo, a las 20:30 horas. Itaú Stage.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Artículos Chris Cornell Chris Cornell y Chile: Amor incondicional 1 mes 4 días
Videos Tiger Army Dark Paradise 1 mes 2 semanas
Novedades Miles Kane Miles Kane lanza colaboración con Lana del Rey y Jamie T 2 meses 5 días
Novedades Playlist: 25 covers a Nirvana y Alice in Chains 2 meses 2 semanas
Novedades Foo Fighters Video: Cuando Foo Fighters vino a Chile por primera vez 2 meses 3 semanas