A Bruce Dickinson no le gusta el sonido del primer álbum de Iron Maiden

"La gente creía que era una banda punk porque suena como la mierda", asegura el cantante
A Bruce Dickinson no le gusta el sonido del primer álbum de Iron Maiden

A pesar de no ser partícipe, Bruce Dickinson se siente muy cercano a los primeros discos de Iron Maiden.

El cantante -que hace poco lanzó su autobiografía- debutó con el clásico "The Number of the Beast" (1982), pero a lo largo de su carrera no ha tenido problemas en interpretar material de los trabajos con Paul Di'Anno, "Iron Maiden" (1980) y "Killers" (1981). Eso sí, con el primero tiene más de algún reparo sobre su sonido.

"Killers es un favorito. El sonido ahí era realmente el sonido que debió estar en el primer disco de la banda", afirmó el frontman, agregando que pensaron en llamar al productor Martin Birch -a cargo de "Killers", pero quizás no iba a estar interesado. "Steve (Harris) siempre ha lamentado la producción de nuestro debut. No tiene la calidad... Irónicamente la gente pensaba que Iron Maiden era poco menos que una banda punk porque (el disco homónimo) suena como la mierda", prosiguió Dickinson.

Iron Maiden publicó días atrás "The Book of Souls: Live Chapter", resumen en vivo de su última gira. El 2018 se viene con varios conciertos en Europa.

Contenido Relacionado