Se encuentra usted aquí

Suffocation: Con brutal tecnicismo

Suffocation: Con brutal tecnicismo

Estadounidenses regresaron para presentar grandes clásicos
Suffocation: Con brutal tecnicismo

Suffocation – Soulinpain
2 de octubre de 2017 - Centro de Eventos Blondie
Santiago - Chile

Todas las anteriores visitas de los neoyorquinos Suffocation habían sido acompañando a otras agrupaciones como Morbid Angel, Napalm Death o Marduk, entre otras. Este año llegaron por primera vez como banda principal, tras un retraso de casi un mes de su gira latinoamericana del aclamado “…Of The Dark Light”, lanzado este año. Liderando una jornada de lo más brutal, la banda cerró esta parte del tour en una Blondie a la que lentamente fueron llegando los seguidores de uno de los nombres del death metal más innovadores, dada su mezcla de sonidos intensos y técnicos.

Soulinpain fue el crédito nacional que dio inicio a la velada, con un death metal agresivo y directo. La presentación, que duró poco más de 30 minutos, tuvo un sonido que sin ser excelente, fue efectivo para la propuesta demostrada a través de temas como ‘Innocence Broken’, ‘Descarnada Paciencia’ o ‘Rebelión’. Un momento importante de su show fue la invitación al escenario de su primer vocalista Carlos Barrientos, con quien interpretaron de manera aún más enérgica ‘Sumido en Silencio’, marcada por el intenso headbanging del invitado, así como también por el mal sonido de su micrófono, haciendo que no se pudiera percibir su voz como se debe. Aún así, hubo energía y una buena recepción por parte de los presentes, por más que la gran mayoría solo haya visto con atención y sin muestras de euforia, pero siempre valorando y apoyando a los locales en este tipo de situaciones.

Con cerca de la mitad de la Blondie -ocupado por los asistentes- inició Suffocation su set con ‘Thrones of Blood’, seguida tras una breve pausa y un saludo por ‘Pierced From Within’, ambas del álbum clásico que lleva el mismo nombre. Su actual vocalista Kevin Muller, quien reemplaza al fundador Frank Mullen durante esta gira, se veía más que animado al moverse frenéticamente dentro de su metro cuadrado, siempre incitando al mosh y presentando gran parte de las canciones que fueron sonando. Mismo caso con el resto de la banda, destacando el headbanging de los guitarristas Charlie Errigo y Terrance Hobbs, siendo este último quien se llevaba gran parte de las miradas tanto por su energía y por su tecnicismo a la hora de ejecutar sus solos. Además, el sonido estuvo de su lado al ser potente y claro, entendiéndose cada instrumento y cada momento de despliegue técnico.

Si algo llamó la atención apenas aparecieron los estadounidenses en el escenario, fue la ausencia del bajista Derek Boyer, a quien el vocalista mencionó deseándole una pronta recuperación en medio de una de las pausas entre temas. Sin haber un reemplazo para él, al igual que sucedió en esta parte de la gira, todas las líneas de bajo sonaron a través de pistas grabadas. No es algo que nunca se haya practicado, pero definitivamente se resta parte importante de esa sensación de música hecha en vivo. A pesar de esto, no hubo problemas en cuanto a interpretación, lo que también aplica al recientemente ingresado Muller, cuya voz gutural logró transmitir la brutalidad de una banda referente en ese sentido, recibiendo del público una respuesta que, según él, le sorprendía, como por ejemplo al notar el intenso mosh generado por el clásico ‘Effigy of the Forgotten’.  Las comparaciones con Argentina, en donde tocaron un día antes no faltaron, pero finalmente el vocalista eligió este show como el ganador entre ambos tras bromear varias veces con el asunto.

El setlist recorrió gran parte de su discografía, dejando de lado solamente “Breeding the Spawn” y “Blood Oath”. Incluso hubo espacio para el EP “Human Waste” (El primer lanzamiento oficial de la banda), siendo el elegido ‘Katatonia’. A diferencia de lo que podría esperarse, solo dos canciones de “…Of The Dark Light” sonaron en la Blondie la noche del lunes:  ‘Return to the Abyss’ y ‘Clarity Through Deprivation’ fueron parte del conciso set, prefiriendo abarcar más parte de su carrera que hacer promoción a una sola placa. Otros cortes que sonaron fueron las más nuevas ‘As Grace Descends’ y ‘Surgery of Impalement’, que se complementaron con clásicos de la talla de ‘Infecting the Crypts’, punto máximo del mosh y headbanging entre un público que reaccionó con euforia en momentos como ese, pero no en toda la velada como ha pasado en otros shows del estilo o con un margen de público similar.

Una hora y cinco minutos aproximadamente, coronados con ‘Devoid of Truth’ tras un aparente final, fue lo que le tomó a Suffocation desatar su arsenal de brutalidad y técnica. Corto para algunos, pero así es la banda, privilegiando lo directo y conciso antes que lo extenso, por más que siempre queden canciones al debe, especialmente de un disco que se promociona actualmente y tuvo una recepción más que positiva. Más allá de la falta de miembros importantes o material faltante en el setlist, lo que se vivió en la Blondie mostró un lado del death metal que ya se conoce de antemano desde hace tiempo, pero que siempre dará gusto presenciar si se ejecuta de una manera tan enérgica y precisa.

Luciano González
Fotos: Juan Pablo Maralla

Galería Asociada: 

Suffocation: Con brutal tecnicismo
Suffocation: Con brutal tecnicismo
Suffocation: Con brutal tecnicismo
Suffocation: Con brutal tecnicismo
Suffocation: Con brutal tecnicismo

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Lacrimosa Lacrimosa en Chile: Últimas 400 entradas disponibles 20 horas 22 mins
Novedades Hammerfall Hammerfall celebrará personalmente con fans chilenos si llenan su show 1 día 8 horas
Novedades Hammerfall Hammerfall agota preventas para su próxima visita a Chile 4 días 21 horas
Novedades Arcturus El regreso de Arcturus a Chile 1 semana 16 horas
Shows Satyricon Satyricon en Chile: Sentimiento puro 1 semana 6 días