Se encuentra usted aquí

REACTION FEST

REACTION FEST

REACTION FEST

29  de Mayo - Teatro Caupolicán
Santiago - Chile





REVAMP
Con todas las cartas sobre la mesa

 



Nadie puede negar que Floor Jansen es una de las voces femeninas que más está brillando dentro de la actual escena metalera, sobre todo desde aquel día en que decidió unirse a los, probablemente, máximos exponentes del metal sinfónico: los poderosos Nightwish. Afortunadamente, y para alegría de sus fans, ella opto por no renunciar a su “trabajo de día” y continuar más entusiasta que nunca con los metaleros sinfónicos progresivos de ReVamp, grabar un segundo excelente álbum (“Wild Card”), y lo más importante: salir a la carretera a apoyarlo!. El debut en nuestro país era una parada obligatoria (sobre todo porque la última visita de Nightwish (con ella ya en la banda) a Sudamérica, no contemplo Santiago), y la verdad es que aunque Floor es un espíritu inquieto que respira y sangra música, también lo es a través de su banda ReVamp, hecho que quedo más que comprobado en esta primera visita, dejando a todo el público asistente más que satisfecho y esperando por supuesto una pronta visita ya con su banda madre, los multiplatinos Nightwish.

Después de la desafortunada ruptura de After Forever no había dudas de que el show debía continuar para Floor, y dada la buena cantidad de poleras que habían de esta banda entre la audiencia, estoy seguro de que muchos hubiésemos deseado verlos otra vez en acción, sin embargo la historia del jueves 29 de mayo en el Teatro Caupolicán era otra. La noticia de que ReVamp se unirían a los fineses de Children Of Bodom para algunos shows en Sudamérica sonaba como una más que agradable sorpresa para nuestros oídos.

Los años sin duda han pasado, y la joven que deslumbro con aquel “Prison of Desire” del 2000 ya ha crecido lo suficiente (y no me refiero específicamente a su gran estatura.. que mujer por dios!), su aparición en el escenario del Teatro Caupolicán fue toda una experiencia; ella simplemente era impresionante, y tengo que admitirlo, por alguna razón “desconocida” no podía conectarme en algunos momentos con los demás integrantes de la banda, y es que siempre he admirado la forma en que una mujer joven como la Srta. Jansen pueda ser capaz de captar instantáneamente  todos las miradas sobre ella – y eso fue exactamente lo que hizo esta noche!. Bastó que se apagaran las luces del teatro y saliera a escena, para que el frío que nos golpeaba se transformara en un calor infernal. ReVamp irrumpió en el escenario y desde entonces, la noche se transformó en un momento mágico, lleno de energía y brutalidad musical.

Me sorprendió la cantidad de gente que apareció “temprano” para apreciar a este ilustre telonero. ReVamp simplemente aposto por un sólido conjunto de casi una hora sacados de sus dos únicos álbumes hasta el momento (“ReVamp” y “Wild Card”), iniciándolo todo con los dos primeros tracks de este último disco, los perfectos "The Anatomy of a Nervous Breakdown: On the Sideline" y "The Anatomy of a Nervous Breakdown: The Limbic System", trayéndose sencillamente abajo el escenario del Caupolicán.

Cualquier persona que espere encontrar algo similar a Nightwish en ReVamp está simplemente perdiendo el tiempo, tan pronto como Jansen desató sus gruñidos en ‘In Sickness 'Till Death Do Us Part: All Goodbyes Are Said’  las cabezas que se encontraban a mi alrededor comenzaron a azotarse furiosamente. Quizás el híbrido iría más por unos Lacuna Coil- meets Soilwork, por mencionar algo. El tecladista Ruben Wijga no dejaba de golpear furiosamente su instrumento, incitando al público a que saltara constantemente, mientras el tiempo iba lamentablemente pasando muy rápido.

 



El programa entero ya iba casi sobre la media hora, mientras los sonidos de su más reciente track, homónimo de su último álbum, ‘Wild Card’ comenzaban a escucharse. Sin duda la respuesta del  público fue muy acogedora hacia estos holandeses, mientras que toda la banda parecía absorber de la misma forma toda esa energía. “Somos ReVamp y estamos muy felices de volver después un largo tiempo” sentenciaba Floor mientras daba paso a ‘Kill Me With Silence’, en donde nos demostró toda su capacidad para cambiar de las voces limpias a los grunts. En ‘Precibus’, ‘Sweet Curse’,  ‘Distorted Lullabies y ‘Here's My Hell’ encontramos la razón de porque en este momento Floor Jansen comanda una de las bandas más importantes de metal de los últimos tiempos, su registro es más que sobresaliente (ninguna novedad en todo caso), recurriendo al canto lirico sin ningún esfuerzo y gruñendo cuando es necesario (y vaya que esta dominando esta técnica, algo de lo que el señor Holopainen puede sacar provecho sin duda). Los aplausos no se harían esperar y los cuernos al aire tampoco, cayendo tracks como ‘Head Up High’ y el celebrado cover de After Forever ‘Energize Me’, el cual sería uno de los momentos más destacados de la noche, mientras que la introducción a ‘The Anatomy Of A Nervous Breakdown: Neurasthenia’ (tema en colaboración con Devin Townsend en el disco) vería otro cálido recibimiento. Luego llegaría otro de los momentos favoritos de la noche con la pista ‘In Sickness 'Till Death Do Us Part: Disdain’,  en donde el headbanging de Floor simplemente hipnotizaba nuestros ojos; con toda la banda desplegando una más que excelente actuación, llena de pasión y profesionalismo. Sé que puedo haber sonado en algunos momentos un poco injusto con los demás miembros de ReVamp, pero la verdad es que es un poco difícil dejar de seguir a Floor y su constante movimiento en el escenario, a pesar de que el guitarrista Jord Otto hiciera muy bien en provocar la respuesta más cálida del público en ‘Wolf And Dog’, que sería el último tema elegido por el conjunto para esa noche, dejando a los asistentes con la mejor de las impresiones acerca de esta banda, y abriendo claramente el apetito para una próxima visita de Nightwish, y por supuesto con la quita alientos Floor Jansen ya en sus filas.

 



ReVamp lo hizo muy bien en el calentamiento previo a Children Of Bodom, sobre todo después de los problemas de horario con las bandas nacionales, y es indudable que Floor Jansen ya tiene un público fiel en el país, bastaba con ver las banderas y las poleras en las primeras filas, algo que hizo que el espectáculo se sienta aún más especial.

Desde el frente, el sonido se escuchó por momentos casi perfecto, pero las voces operísticas de Jansen se disparaban sin esfuerzo sobre la música. La claridad de la mezcla fue mejorando mientras el espectáculo continuaba, pero era obvio que no había más que hacer instrumentalmente de lo que ya habíamos escuchado. Aun así, la banda fue muy bien recibida por el público, y Floor prometió que estaría de vuelta muy pronto con Nightwish y con ReVamp. Lo más destacado de la noche fue sin duda  ‘Here's My Hell’ y ‘Energize Me’, en donde la voz de Jansen fue simplemente el punto culminante. Al final, todos los aficionados quedaron con sus oídos retumbando y una sonrisa en sus rostros. Gran noche la de ReVamp, y lo mejor aún estaba por venir.


CHILDREN OF BODOM:
Como en casa

 


Ante tres números de potente factura, el quinteto de Espoo (Finlandia), retomó con camas y petacas su carrera en vías de caer al abismo. Quitar líneas a tan buen show con comentarios sobre sus olvidables últimas dos placas previas a “Halo Of Blood” (“Relentless Reckless Forever” y “Skeletons In The Closet”, respectivamente) sería mirar el vaso vacío. Muy por el contrario, lo sucedido a eso de las 22:30 horas no fue más que la confirmación que los errores se pagan con buenas canciones.

Para ello, 'Sixpounder' pone de inmediato el golpe sobre la mesa y confirma que las cosas van en serio. Una suerte de reencuentro con las raíces al son de beats que a ratos pareciera no ser de este planeta. ¡Qué manera de poner velocidad a tracks de vieja factura! Soleos a doble guitarra y teclados en posición única (tal cual aparece en sus clips) no son más que la estudiada performance de Laiho y compañía.

“¡Children!, ¡Children!” fueron los gritos de cientos de headbangers dispuestos a batallar en el pit. Para encender la mecha de composiciones efectivas y a prueba de valientes, 'Living Dead Beat' se posiciona dentro del set a punta de demoledores pasadas que crean torbellinos en el reducto de San Diego. Alexi simplemente no lo podía creer: “Mírense, chicos ¡ustedes son el maldito Hate Crew Santiago!”. Ante tamaño nombramiento, al parecer sí, las cosas se estaban haciendo bien.

Impensada en su momento, el tecnicismo en 'Bodom Beach Terror' provoca que hasta los riffs de las secciones medias sean coreados, momento donde Laiho da su aprobación y sin respiro se lanza de inmediato un postulante a ser eterno en su setlist, 'Halo Of Blood'. La rapidez con la que interpretan la pieza 2013 es derechamente animal  por medio de ráfagas de notas ejecutadas a una sola mano gracias a la clase magistral ofrecida por Janne Warman (pues la segunda la tuvo ocupada en su licor). Tremenda performance.

De cabeceo instantáneo, 'Scream For Silence' pasa triunfante por cerca de seiscientos fans atentos a la jugada que darán los fineses. Ejercicio que propinó otro momento épico tras 'Hate Crew Deathroll': el mosh pit más extenso de la noche que cruzó de punta a cabo la cancha del Teatro Caupolicán. Junto a esto, los leads de guitarra tocados con la lengua y el recibimiento de una segunda bandera, proporcionan instantes para la prosperidad.

“Quieren escuchar más hits” fue la pregunta con respuesta instantánea, tras ello 'Lake Bodom' agarra por sorpresa a los más veteranos de este club al llevar 17 años atrás los riffs más peligrosos que azotaron el mundo del metal. Ritual que se repite en 'Dead Man's Hand on You', las neo clásicas 'Are You Dead Yet' y 'Blooddrunk'; la carnicera 'Hate Me', el monumento al suicidio tras 'Everytime I Die' o la potente versión de 'DownFall'. Todas con nota siete.



Finalmente 'In Your Face' enrrostró todo el potencial que regresos como estos ofrece a nuestro país. Hora y media de piezas de museo desfilaron sin dejar indiferente a nadie en un show entregado, equilibrado en su set (se perdonan las ausencias de 'Needled 24/7' o 'Silent Night, Bodom Night' por ejemplo) y certero en su cometido. Al menos los errores se saldaron con cuotas de metal que de vez en cuando necesitamos que golpeé nuestros tímpanos.

Comentario ReVamp: Alexis Pérez Escalante
Comentario Children Of Bodom: Juan Guillermo Carrasco
Fotos: Magdiel Molina

 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades revamp, nightwish Floor Jansen congela a ReVamp por Nightwish 1 mes 2 días
Novedades Los horarios del REACTION FEST 11 meses 1 semana
Novedades CHILDREN OF BODOM y REVAMP en Chile 1 año 3 semanas
Discos revamp Wild Card 1 año 7 meses
Discos children of bodom Halo Of Blood 1 año 10 meses