Se encuentra usted aquí

Master en Chile: La verdadera esencia

Master en Chile: La verdadera esencia

El trío norteamericano hizo justicia a su nombre
Master en Chile: La verdadera esencia

Jueves 8 de diciembre, 2016 - Rock & Guitarras
Santiago - Chile

Con un amplio recorrido por sus inicios, el trío norteamericano hizo justicia a su nombre, retomando poco a poco el sitial que los erige como uno de los máximos referentes y pioneros del Death metal.

Una tarde veraniega poco usual producto de un clima invernal que no se condecía con lo que ocurriría al interior del recinto Ñuñoíno. Alrededor de las 19:25 es Disembowel quien abre el show, pagando -como siempre- el alto costo de ser la primera banda en presentarse ante un público exiguo. Pese a todo, el grupo demostró mucha actitud para desplegar su oscuro y blasfemo death metal, que en ciertos pasajes llamaba al headbanging. El trío melipillano terminó de buena forma un show redondo, que en nada se vio manchado por un corte de guitarra en la parte final. Putrid Yell, otra joven agrupación de la quinta región, que sorprendió por la fuerza sobre el escenario, con influencias del death metal sueco y con un vocalista que derrochaba energía, recordando en ciertos pasajes a Pestilence y toda esa escena europea de principios de los noventa, de la cual presentaban notorias influencias. Una excelente agrupación que sin duda hay que seguirles la pista.

El plato fuerte nacional, y porque no decirlo de la noche, fueron los nortinos de Necrodemon, veteranos de más de 2 décadas quienes desde un inicio mostraron una diferencia significativa con sus predecesores, un sonido simplemente perfecto y un recorrido por toda su discografía, que incluyó algunos clásicos como ‘Plague Christ’ de su ya mítico demo “The Lost Kind of Magic”. La puesta en escena demoledora, sincronizaba la rítmica de sus temas con el movimiento oscilante de los músicos quienes se entregaban por enteros en cada acorde, un death metal muy bien logrado, pulcro y melódico que compenetró al público a lo largo de toda la presentación. Sin duda la fanaticada supo retribuir todo este esfuerzo que implica llevar más de 20 años desde una vereda compleja, siendo una banda de provincia que destaca en un medio tan hostil como el Santiaguino.

La vara alta dejada por los nacionales, demostró que estaban las condiciones para que fuera una velada inolvidable, Master sube a escena probando sonido, por ahí este momento restó el misticismo a los siempre expectantes momentos previos al inicio de un show de estas características. ‘The truth’ mismo tema que abre el disco de Death Strike y también cierra el primer disco Homónimo de Master, iniciaba la batahola en el público, una suerte de death metal desgarrador, asesino y hasta un tanto hardcore, que tenía al público anonadado y sumamente movedizo. ‘Mangled Dehumanization’ continuaría con la tónica del concierto, cargado a lo clásico como se venía anunciando. Paul Speckmann que no interactuaba permanentemente con el público, pues a ratos le interesaba más disfrutar de las bondades de nuestro licor, que en ciertos momentos hizo estragos en él, mostrando un leve estado de ebriedad, aunque nunca mermando su desempeño musical. El concierto avanzaba y la seguidilla de clásicos continuaba, ‘The Final Conflict’ o ‘Re-Entry And Destruction’ arrasaban como una aplanadora con un sonido agresivo y directo.   

Algunas improvisaciones y juegos musicales arriba del escenario avivaban al público, aunque el cansancio se hacía evidente, las 3 horas de concierto acumuladas y más de una hora del trío americano hizo decaer la energía en el público.  Cuando todo parecía declinar, ‘Children of the grave’ interpretada al estilo de Master fue un acicate para dar paso a la parte final de un concierto enérgico e impredecible al no contar con un set list estructurado, cosa que poco importó pues con la arremetida de temas tan icónicos como ‘Pay to die’  o algo más contemporáneo como ’Subdue the Politician’, los cuales pese a las grandes diferencias de época, de igual forma mostraban la esencia más pura de Master.

Sin el status de coterráneos como Death o Possessed, Master tiene argumentos de sobra para que, en la actualidad, retome su sitial de referente y pionero de un estilo que se niega a eclipsarse por las modas, el sempiterno death metal, que anoche tuvo a una de las bandas que ayudó a pavimentar este subgénero y que definitivamente en Chile juega de local.

Maximiliano Sánchez
Fotos: Jorge López

Galería Asociada: 

Master en Chile: La verdadera esencia
Master en Chile: La verdadera esencia
Master en Chile: La verdadera esencia
Master en Chile: La verdadera esencia

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Galeria master Master 10 meses 2 semanas
Shows Venom Inc Venom Inc./Master: Oscuro legado 1 año 10 meses
Galeria Venom Inc + Master Venom Inc/Master 1 año 10 meses
Novedades Venom Inc Venom Inc por primera vez en Chile 2 años 9 horas
Novedades Novedades recital de MASTER en CHILE 3 años 9 meses