Se encuentra usted aquí

Immolation: Culto majestuoso

Immolation: Culto majestuoso

Un espectáculo sin misericordia y devastador
Immolation: Culto majestuoso

Una verdadera profanación sonora que erige al cuarteto norteamericano como una de las agrupaciones más importantes del underground extremo mundial. 

Si bien el hecho de dar a conocer los horarios con antelación, permite que el público planifique su ingreso a los distintos eventos, lo cual por diversos motivos tiende a ser variable, sin duda este manejo de información merma la asistencia a las presentaciones de las agrupaciones nacionales, lo cual quedó en evidencia este día jueves, puesto que el panorama era desolador una vez iniciado el show. La hora avanzaba y se observaba un exiguo número de personas, nada nuevo dirán algunos, el tema es que tanto Bonebreaker como Timecode, tuvieron que realizar sus presentaciones ante un reducido número de asistentes, que ni siquiera llegaba a la décima parte de la locación, más preocupante fue que mientras se iniciaba la presentación de Trimegisto, el local se veía completamente vacío y no se observaban atisbos de que éste se llenara al corto tiempo, algo que nos hacía especular sobre la poca valoración hacia un evento de corte más underground, no obstante cabe destacar la personalidad y profesionalismo de las bandas nacionales; Bonebreaker con su ya conocido repertorio que recrea el death metal noventero en su máxima expresión, el poder de Timecode que demuestra un gran nivel, pero que por ahí se aleja del Death Metal más clásico, cosa que Trimegisto si rescata y con su brutalidad característica, fue la banda más atingente al evento.  

Cuando de un momento a otro, el público colmó gran parte del recinto y el ambiente se veía alentador, una práctica que parecía erradicada -esa de montar algunos elementos y probar sonido en el instante- no generó un clima previo muy expectante, sin embargo cuando los norteamericanos aparecen en escena, la reacción enardecida fue inmediata, los melodiosos acordes de ‘The Distorting Light’ arremetieron con total frenesí. El sonido no era de los mejores, pero al menos se lograba distinguir esos amenazadores riff de la dupla Vigna/Bouks, 2 instituciones de las 6 cuerdas. Junto a ello, una puesta en escena preeminente, un timing preciso, una ejecución excelsa de oscuras y sombrías melodías del death metal más primitivo, sumado a un juego de luces y fondo de pantalla cuidadosamente diseñado, que constituían elementos perfectos para dar curso a una presentación arrolladora, que continuaba con temas como ‘When the Jackals Come’ y ‘Father, You're Not a Father’.

Por otro lado, ‘Majesty and Decay’, ‘Kingdom of Conspiracy’ y ‘Destructive Currents’, daban cuenta de que la tónica era deambular por su dilatada discografía, la que prácticamente no presenta puntos bajos, pero dando una leve preferencia a presentar su última producción “Atonement”. Ya en medio de la presentación, nos deleitaron con ‘Into Everlasting Fire’ de su célebre opera prima “Dawn of Possession” y tal como se le ha considerado, uno de los discos de death metal más oscuros, sombríos y espeluznantes jamás escritos. La intensidad estaba lejos de decaer, puesto que la homogeneidad en su sonido ayuda a que la brutalidad sea un elemento recursivo.  

Ya una vez en la parte final del concierto y volviendo a escena, la banda agradece el apoyo, no sin antes anunciar los acordes de ‘Immolation’, aquel mítico track que nos transportan incluso a sus primeros demos, pero como era esperable había algo más, “¿one more? ¿one more?”, reiteraba Ross Dolan, un tipo con una sencillez que sorprende y una entrega admirable, por otro lado se suma el enorme desplante de un avezado Robert Vigna, dúo letal que ha sabido llevar a Immolation a lo más alto de la música extrema. Para el cierre, que más indicado que ‘Close to a World Below’, que concluía esta verdadera profanación terrenal. 

Un show que cumplió las expectativas, probablemente con algunos ligeros ajustes en el sonido, podría haberse convertido en un concierto épico, en ese sentido la calidad de la banda siempre estuvo por sobre cualquier detalles técnico. En todo momento, Immolation demostró que es una banda que goza de un muy buen presente, muy por arriba de sus pares, lo que por consecuencia lógica los catapulta a ellos como la gran banda americana de death metal en la actualidad, ya que sin gozar de una exposición mediática intensa, han sabido mantener cautivo a sus verdaderos fans y convirtiendo además a New York, como un polo importante para el Death metal mundial, caracterizado por un sonido corrosivo, oscuro y brutal.  

Maximiliano Sánchez
Fotos: Juan Pablo Maralla

Galería Asociada: 

Immolation: Culto majestuoso
Immolation: Culto majestuoso
Immolation: Culto majestuoso

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Galeria Immolation Immolation 4 semanas 18 horas
Novedades Bonebreaker Bonebreaker se suma al show de Immolation en Chile 1 mes 6 días
Novedades Immolation, I Am Morbid Venta de abono para I Am Morbid e Immolation en Chile 1 mes 2 semanas
Artículos Recuento metal 2017 Recuento metal 2017: Nuestra oscura pasión 4 meses 4 semanas
Novedades Immolation El regreso de Immolation a Chile 4 meses 4 semanas