Se encuentra usted aquí

Enemies of the Cross: Metal ante todo

Enemies of the Cross: Metal ante todo

Extenso y caluroso festival dedicado al género más pesado
Enemies of the Cross: Metal ante todo

Onslaught - Exumer - Inquisicion - Procession - Matahero - Lucifer’s Hammer
Arena Recoleta - 21 de enero de 2017

La primera jornada dedicada al metal de este año llegaba por partida múltiple. El Enemies of the Cross Summer Metal Fest prometía importantes exponentes del género tanto de nivel nacional como internacional. A pesar de la bajada de importantes nombres como los colombianos de Witchtrap y, sobre todo, los ingleses de Grim Reaper (debido a la amputación de parte de la pierna de su vocalista Steve Grimmett), el festival se llevó a cabo de todas formas, en un Arena Recoleta dominado por el calor imperante en la capital.

Los nacionales Lucifer’s Hammer fueron los encargados de abrir los fuegos frente a un recinto que lentamente comenzaba a llenarse ya cerca de las cinco de la tarde, con los asistentes en donde el sol llegara menos. Centrándose en su álbum debut, “Beyond the Omens”, lograron animar a un público que disfrutó el heavy metal de los santiaguinos con canciones como ‘Shining Blade’, ‘Black Mysteries’, la homónima ‘Lucifer’s Hammer’, y ‘Beyond the Omen’ además de contar inmediatamente con un sonido claro, a pesar de que la guitarra del también vocalista Hades se sintiera más baja que el resto de los instrumentos.

Matahero cambió el heavy metal por un crossover thrash agresivo. Su paso consistió en una presentación llena de velocidad y que prendió aún más a los presentes, a pesar del intenso calor. Temas como la encargada de abrir, ‘Anteojeras Ideológicas’, ‘Dinero a la Manera Flaite’, ‘Indulto’, o ‘¿Los Mejores?’  fueron la cuota del crossover de la tarde, y se demostró que los seguidores del estilo lo disfrutaron a pesar de que la claridad del sonido fue un poco menor. Todo esto potenciado por la energía de la banda, especialmente del vocalista Yury Salinas y el bajista Jonathan Aceitón.

Seguiría el turno de Procession, banda chilena actualmente asentada en Suecia. Su Doom Metal con largas secciones instrumentales, si bien no generó mosh ni nada por el estilo debido a velocidad, fue ampliamente bien recibido, notándose aquello en el apoyo demostrado a través de aplausos e incluso coreos a canciones como ‘Death & Judgement’, ‘Raven of Diesease’, y ‘When Doomsday Has Come’, de su próximo álbum previsto para octubre. A pesar de un breve corte del sonido durante ‘To Reap Heavens Apart’, los liderados por el ya experimentado Felipe Plaza (Capilla Ardiente, Nifelheim,  Destroyer 666) en una hora aproximadamente lograron aportar con su distintivo sonido y salir vitoreados.

Inquisición hizo volver el heavy metal al Arena Recoleta. Tras un 2016 que significó la reunión con su vocalista original Freddy Alexis y un nuevo álbum, “Preacher and Lust”, la banda demostró estar más que activa tras una carrera de más de veinte años. Abriendo con ‘Innocent Sinner’, los nacionales recorrieron gran parte de su discografía con canciones como ‘Mayday’s Eve’ ,‘In Grace’, ‘Arde el Volcán (Pillán)’, material del más reciente trabajo como ‘Burnin’ Metal’ e ‘Infected’,  y la encargada de cerrar, ‘Dragonslayer’. En cerca de una hora, dejaron en claro por qué los liderados por su eterno guitarrista Manolo Schafler son uno de los pilares fundamentales del heavy metal chileno, más allá de haber tenido un sonido en que la guitarra demostrara una cierta saturación.

Era el turno del Thrash, y sería por partida doble. Los alemanes de Exumer regresaban al país en medio de la gira de su más reciente álbum, el bien recibido “The Raging Tides”, por lo que la canción del mismo nombre fue la encargada de dar inicio a su presentación. Si bien el sonido perdió algo de potencia, fue mucho más claro y sin mayores saturaciones. Un muy enérgico Mem Von Stein presentó la mayoría de los temas, junto con pedir en varios momentos que el público hiciera un buen mosh y dedicando ‘The Weakest Limb’ a Steve Grimmett en un momento tan complejo como el que está pasando actualmente. El enérgico show de Exumer varió entre canciones de álbumes clásicos de su recordado debut “Possessed By Fire”, como ‘Xiron Darkstar’, ‘Fallen Saint’ y ‘Journey Into Oblivion’, así como también de sus trabajos más recientes como ‘Fire And Damnation’, ‘Dark Reflections’, y ‘Sinister Souls’.

Si bien no le faltaron ganas a la banda, el público ya demostraba su cansancio tras una jornada tan extenuante, al ser el mosh mucho menor a lo que se acostumbra en un show de este tipo, sobre todo durante las canciones del nuevo trabajo. Aun así, hubo momentos de mayor intensidad, como cuando Von Stein pidió un "Wall of Death" antes de dar inicio a ‘I Dare You’, de su también clásico álbum "Rising From The Sea", así como también al momento de cerrar con ‘Possessed By Fire’. Una hora y 10 minutos aproximadamente fueron lo suficiente para que Exumer demostrara su poderío en vivo frente a un ya cansado y muy acalorado Arena Recoleta, pero aún faltaba algo más.

Celebrando los 30 años de su álbum “The Force”, Onslaught inició su ataque inmediatamente con lo que se esperaba, siendo ‘Let There Be Death’ la que desató inmediatamente a los presentes. Apegándose al mencionado álbum, le siguió ‘Metal Forces’, también dedicada a Steve Grimmett, que siguió con el caos en el Arena Recoleta, al haber un mayor mosh que antes. A diferencia de otras bandas del festival, Onslaught no se dio mayor tiempo para saludar a sus fans ni nada por el estilo, aunque los miembros de la banda hacían notar a través de gestos sus ganas de que el mosh se intensificara, sobre todo por parte del bajista Jeff Williams.

El sonido les jugó muy a favor a los ingleses, al ser potente y claro. Los cortes de “The Force’ eran visiblemente disfrutados por los presentes, al tratarse de un clásico álbum. ‘Fight with the Beast’, ‘Demoniac’ y ‘Flame of the Antichrist’ fueron algunos de los momentos en que tanto la banda como el público demostraron lo bien que lo estaban pasando, además de mostrar un alto nivel por parte de los músicos, sobre todo del vocalista Sy Keeler, al poder seguir logrando gritos agudos y potentes tras ya tantos años de carrera. Después de ‘Thrash till’ the Death’, vendrían canciones algo más recientes como ‘Killing Peace’ y ‘Destroyer of Worlds’, para terminar con la coreada ‘Power From Hell’, ‘Thermonuclear Devastation’, y tras unos segundos de la banda fuera del escenario, ‘Death Metal’, cerrando, con una hora y 15 minutos aproximadamente, una larga jornada de metal de cerca de ocho horas.

Lo vivido en el festival Enemies of the Cross demostró que este tipo de eventos siempre tendrán su fanaticada fiel, que apoyará a las bandas del género que siguen. Más allá de los atrasos respecto al horario establecido, la bajada de importantes bandas del cartel (por razones más que comprensibles), o de mínimos problemas técnicos, la jornada no solo hizo disfrutar a un Arena Recoleta, casi a su capacidad máxima, de importantes bandas extranjeras, sino que también de agrupaciones nacionales que dejaron más que en claro su potencia y el arrastre que tienen entre sus seguidores.

Luciano González
Fotos: Juan Pablo Maralla

Galería Asociada: 

Enemies of the Cross: Metal ante todo
Enemies of the Cross: Metal ante todo
Enemies of the Cross: Metal ante todo
Enemies of the Cross: Metal ante todo
Enemies of the Cross: Metal ante todo
Enemies of the Cross: Metal ante todo
Enemies of the Cross: Metal ante todo

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Inquisicion Heavy Metal de vieja escuela en el Óxido 3 semanas 4 días
Discos Inquisicion Preacher and Lust 1 mes 3 semanas
Galeria Enemies of the Cross Summer Metal Fest 2 meses 5 días
Novedades Dorso, Aguaturbia y más participarán en Rock en Río Itata 2017 2 meses 2 semanas
Novedades Inquisicion Inquisicion tocará en vivo su nuevo disco 3 meses 3 semanas