Se encuentra usted aquí

El Triunfante Regreso de Sabaton

El Triunfante Regreso de Sabaton

Energía, Sudor y Victoria
El Triunfante Regreso de Sabaton

Lunes 07 de Noviembre de 2016 - Centro de Eventos Blondie
Santiago - Chile

No es de extrañar que muchos piensen que el lunes es el peor día de la semana. Volver a los estudios, al trabajo, al stress de los tacos en las calles, las ruidosas micros, el metro repleto y la rutina que vuelve después del descanso del fin de semana. El panorama santiaguino de comienzos de semana por lo general no es grato para nadie, salvo por ciertas excepciones que a ratos nos sacan de lo común, nos energizan y transforman un día en algo absolutamente especial.

Sabaton, una de las bandas suecas con mayor reconocimiento en la escena Heavy Metal, volvió a Chile precisamente un día lunes, para presentar su última producción “The Last Stand”, así como también para hacer un repaso por algunos de sus mayores éxitos. El grupo -apenas pisó suelo chileno- inmediatamente sintió el cariño de esta parte del mundo, gracias a una enorme bandera que los recibió en el aeropuerto capitalino. Ese reencuentro con la fanaticada nacional fue sólo el preámbulo de un show que ya prometía energía rebosante, en un escenario que últimamente se ha transformado en la casa perfecta para eventos de menor convocatoria.

Pese al esfuerzo de la producción, la venta de entradas fue floja. De hecho, las promociones no demoraron en salir, ofreciendo un 2x1 que en algo ayudó a mejorar una convocatoria que nunca pudo ser satisfactoria. Sin embargo, y para gusto de los fanáticos más acérrimos, los asistentes al show de Sabaton eran los precisos, sólo aquellos que sentían real devoción por la agrupación sueca, gestando una sinergia que se tradujo en un inmenso coro que acompañó a los músicos durante toda la noche.

Con un público que con suerte llenaba 1/3 del recinto, los chilenos Triboulet y Breakdown lograron calentar los motores con un correcto show que mantuvo un buen sonido y performance de algunas de las mejores bandas del circuito local. Envidiable fue la fuerza de cada una de las agrupaciones, tomándose este desafío como si fuese el más importante de sus vidas, pese a que delante de ellos el público no apoyó con su presencia. En este sentido, hay que aclarar que siempre es bueno dar tribuna a las bandas locales originales, pero -en este caso- quizás no era el mejor momento para hacerlo debido a la baja venta de tickets.

Con la puntualidad que se había prometido, las luces se apagaron alrededor de las 21:00 horas, momento en que el cover de Bolland & Bolland, ‘In The Army Now’, comenzó a sonar para ser acompañado por el cántico de los presentes. La intro no podía ser más perfecta, entregando las primeras luces de lo que sería un gran show. Sabaton, desde el primer minuto con ‘Ghost Division’, demostró la fuerza interpretativa que los ha llevado al escaño que mantienen hoy en día. La batería de Hannes van Dahl sonó demoledora, mientras que Joakim Brodén tenía un show aparte. El vocalista, sin tener un gran registro, se las arregló para ser siempre el centro de la atención, gracias a un despliegue escénico de notable energía, que mantuvo saltando y aplaudiendo a un público que siempre mantuvo su puño en alto.

En la primera pausa Joakim saludó al público, fanáticos que inmediatamente desplegaron la inmensa bandera chilena con el logo de la banda, tal como si se tratase de un estadio. Sabaton no lo podía creer; este -sin duda- era uno de los mejores shows que estaban viviendo, por lo que no tuvieron más remedio que decirlo a través de sus micrófonos. De hecho, el recién ingresado a la banda -el guitarrista Tommy Johansson- miraba atónito el calor de los chilenos mientras lo presentaban, confirmando los tantos comentarios que debe haber escuchado de esta parte del mundo.

La presentación de Sabaton estuvo siempre arriba. Destacados fueron los momentos con ’40:1’ y ‘Attero Dominatus’, aunque, para ser honestos, cada canción tuvo su momento de gloria. Del mismo modo, otro de los momentos para el recuerdo fue el juego de guitarras entre Chris Rörland y Brodén, generando un entretenido desafío en el cual se escucharon los clásicos riffs de ‘Smoke On The Water’ de Deep Purple, ‘The Trooper’ de Iron Maiden y ‘Master Of Puppets’ de Metallica… algunas de las influencias de la banda sueca.

¿Quién dijo que los lunes no guardan sorpresas? Sabaton dio un merecido respiro a sus fanáticos, entregando un show redondo, de buen sonido, grandes coros e impecable puesta en escena. El setlist fue equilibrado y potente, en manos de un grupo que se alimentó de su fanaticada, logrando generar un círculo virtuoso que acabó con todos los presentes conformes y a la espera de un nuevo reencuentro con esa fuerza heroica que sólo Sabaton puede entregar.

Rodrigo Bravo Bustos
Fotos: Jorge López

Galería Asociada: 

El Triunfante Regreso de Sabaton
El Triunfante Regreso de Sabaton
El Triunfante Regreso de Sabaton
El Triunfante Regreso de Sabaton
El Triunfante Regreso de Sabaton
El Triunfante Regreso de Sabaton

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Civil War The Last Full Measure 5 meses 2 días
Galeria Sabaton Sabaton 6 meses 2 semanas
Novedades Sabaton Ganadores Meet&Greet con Sabaton 6 meses 3 semanas
Discos Sabaton The Last Stand 6 meses 3 semanas
Novedades Sabaton Sabaton en Chile 7 meses 3 semanas