Se encuentra usted aquí

Power & the Glory

Power & the Glory

Power & the Glory

Martes 28 Junio, 2011
1983. Carrere Records

Todos los que nos definimos como “hijos del acero” (utilizando una definición parafernálica en el puro estilo Manowar), sabemos que en la Biblia del Metal siempre aparecen los tres dioses fundadores: Led Zeppelin, Deep Purple y Black Sabbath. Ellos sentaron las bases indestructibles de un monstruo musical que luego se ramificaría en cientos de subgéneros.

Luego vinieron Judas Priest y Motörhead y el estilo no paró de crecer y crecer. Pero a partir del ‘77 se produjo un tremendo boom y apareció la fulgurante y gloriosa sigla de la NWOBHM. En efecto la New Wave Of British Heavy Metal o la Nueva Ola del Heavy Metal Británico resultó en una eclosión inmensa de bandas que terminó por popularizar el estridente y adictivo sonido en todo el mundo: Iron Maiden, Def Leppard, Diamond Head, Tigers Of Pan Tang, Angel Witch, Avenger, Samson, Tank, Blitzkrieg, Girlschool y cientos y cientos más. Y por supuesto, una de las más importantes fue Saxon. Aunque nunca alcanzaron las mismas cimas de popularidad y ventas de Maiden y Leppard, los Sajones se convirtieron en una de los grupos más influyentes para las generaciones siguientes, sino sólo pregúntele a Lars Ulrich de Metallica…

Uno de los primeros en confiar en la inmensa calidad y proyecciones del conjunto que originalmente se llamaba Son Of A Bitch (sobran las traducciones), fue el visionario sello francés Carrere, una casa disquera gravitante en el lanzamiento internacional de bandas insignes como Motörhead. De esta forma, los británicos lanzaban en 1983 su quinto álbum de estudio, el mítico y poderoso “Power & The Glory”, el que quizás tiene la formación más recordada, exitosa y determinante, esa de los geniales Peter “Biff” Bifford en voz, la gran dupla de Graham Oliver y Paul Quinn en guitarras, el sólido bajista Steve Dawson y el debutante en este disco, el técnico y contundente baterista Nigel Glocker.

Grabado en Atlanta, Estados Unidos, y producido por el reconocido Jeff Glixman, “Power & The Glory” arranca con todo “el poder y la gloria”, el tema título que venía precedido de un riff eminentemente metálico y una batería poderosa como cañón. Un track inmenso que sólo abría la puerta a un trabajo de apenas ocho canciones, pero suficientemente buenas y memorables como para ganarse el merecido rótulo de álbum clásico.

‘Redline’ continúa los fuegos con un mid tempo ganchero y potente; la característica voz de Biff Bifford le da un toque más hard rockero al tema, que recuerda a himnos previos de la banda plasmados en discos indelebles como “Strong Arm Of The Law” y “Denim And Leather”. El Heavy Metal más purista cargado de dobles bombos y guitarras centelleantes, reaparece con todo su vigor en la galopante ‘Warrior’, sin duda uno de los highlights más intensos del álbum. Pero la placa también destaca por su gran dinámica y la fluidez de ritmos patentados por el sonido Saxon, poderoso y melódico a la vez, como lo demuestra el excelente ‘Nightmare’ donde la dupla Quinn/Oliver brilla a gran altura con sus juegos rítmicos y brillantes momentos solistas.

El incisivo y veloz doble bombo de Glocker se roba la película en ‘This Town Rocks’, un himno metalero con constantes cambios de ritmo, en un tema que podría hacer levantar a un muerto de su tumba y que incluso duplica su potencia en las posteriores versiones en vivo. ‘Watching The Sky’ es otra de las joyas rockanrolleras del LP. Es de esos temas motoqueros ideales para acompañar cualquier celebración a punta de cervezas, donde el leit motiv no es otro que pasarlo bien escuchando buen rock de cepa purista.

‘Midas Touch’ es otro combo del más inspirado y auténtico Heavy Metal. La pureza del acero que sólo bandas pilares y rutilantes del estilo como Judas Priest, Iron Maiden, Accept y por supuesto Saxon ayudaron a forjar, espejo en el cual muchos otros se mirarían después. La voz del gran Biff comanda un tema que lo tiene todo: potencia, melodía, emotividad, pasión y fuerza, para concentrar en cuatro minutos y fracción la creme de la creme de lo mejor del bendito y alabado Heavy Metal ochentero.

El gran final para una obra rutilante llega con la magnánima ‘The Eagle Has Landed’, uno de los clásicos más gravitantes en toda la historia del conjunto. Un tema épico de largo aliento que se inicia con ese bajo grave e hipnótico cortesía de Steve Dawson, que se va desarrollando a punta de licks de guitarra y una batería poderosa por vastos pasajes instrumentales antes de que entre la voz de Biff Bifford, que gracias a algunos efectos de estudio suena multiplicado como si viniera del más allá reencarnada en el espíritu de un caballero de la mesa redonda del Rey Arturo.

Sin duda, un gran final para un álbum que en poco menos de 40 minutos deja de manifiesto el importante legado de una banda incansable, que durante más de 30 años ha estado dando la batalla para llevar su Heavy Metal pionero y purista a todos los rincones de la faz de la Tierra y que lamentablemente, en pleno siglo XXI, aún no ha podido venir a conquistar un país como Chile, tierra fértil de metaleros, que seguramente caerían rendidos ante la espada llena de poder y gloria de este Sajón inmortal.

Cristián Pavez  

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Saxon Mira 'Thunderbolt', videoclip del nuevo álbum de Saxon 2 semanas 2 días
Novedades AC/DC, Kiss y Guns N' Roses figuran entre los favoritos de Stone Cold 1 año 2 meses
Discos Saxon Battering Ram 2 años 1 mes
Videos Saxon Queen of Hearts 2 años 2 meses
Videos Saxon Battering ram 2 años 4 meses