Se encuentra usted aquí

Kai kai vilú

Kai kai vilú

Kai kai vilú

Viernes 29 Julio, 2011

2006. Independiente


Sin lugar a dudas, de un tiempo a esta parte, nuestra pequeña escena rockera local, ha estado viviendo un verdadero boom en cuanto al lanzamiento de discos instrumentales de guitarristas. A lo tímidamente iniciado hace algunos años por Alejandro Silva, primero en solitario y luego con su Power Cuarteto, luego se sumó Lukas Yaksic (ex Dogma), Juan Anderson en plan dúo, el disco de la Ibanez Army y en los próximos días estará en la calle el debut en solitario de Gabriel Hidalgo (Six Magics), todo material muy recomendado y de altísima calidad.

En ese contexto, otro lanzamiento nacional realmente de primer nivel es el de Joshua van der Stam y su proyecto Anaconda, con su álbum debut “Kai Kai Vilú”. El joven guitarrista afincado en la V Región y ex integrante de la banda Inferis, nos sorprende con una pequeña joyita en el más amplio sentido de la palabra. Claro, a primera vista la invitación a escuchar un álbum instrumental de guitarra, puede parecer algo latero y aburrido, y puede predisponer a que el oído se expondrá a una larga demostración de virtuosismo auto-indulgente.

Pero afortunadamente, nada de eso ocurre en esta placa. Sin duda, Joshua es un guitarrista con una técnica superlativa, pero “Kai Kai Vilú” es un disco orientado a las canciones más que al virtuosismo (deberíamos decir “composiciones” más que “canciones”, debido a que éstas adolecen de letras y voces), aquí la magia radica en crear unos ambientes de sumo buen gusto y donde el feeling y la melodía son los verdaderos conductores de las emociones musicales.

Las dinámicas y juegos melódicos tanto de las guitarras eléctricas como acústicas, son para sacarse el sombrero y hacen que este disco jamás se torne aburrido a lo largo de sus 8 tracks. Y si bien es cierto Joshua es el que comanda todo con su guitarra, los músicos de acompañamiento (Tomás Peña, batería; Mathieu Pedemonte, bajo y Nicolás Quinteros, teclados), presentan performances de altísimo nivel, aportando una riqueza instrumental única al disco, pero como ya dije, siempre orientados a lograr buenas e interesante composiciones más que al virtuosismo y lucimiento personal.

Tracks como ‘La voluntad de dios’ y ‘Progresión en Buenos Aires’, nos presentan el lado más sensible y melódico de la guitarra de Joshua van der Stam, en cambio en cortes como ‘La furia de nagendra’, ‘Anaconda’ y ‘Napalm’, aparece el lado más eléctrico y contundente, con riffs llenos de cuerpo y vigor, pero siempre con quiebres y cambios inesperados, lo que hace que el disco no sea predecible y sí muy entretenido e interesante, redondeando una placa donde cada corte suena muy personal, y donde creo que ese es el mayor mérito de cualquier guitarrista, lograr desarrollar su “propio” sonido distintivo y característico. Claro, aquí hay algunas influencia reconocibles (Satriani podría ser una), pero en lo global Joshua van der Stam suena muy original, haciendo una fusión realmente interesante de técnicas y estilos de ejecución e interpretación.

Con una muy buena portada y una excelente calidad de sonido lograda en la mezcla y masterización por un experto en el tema como lo es Cristián Rodríguez en sus estudios 15hz, Joshua van der Stam’s Anaconda nos demuestra una vez más que bajo el alero de la independencia, realmente se pueden editar placas de un nivel absolutamente profesional en nuestro país, y este disco en particular se ha constituido en una muy grata sorpresa que de seguro será lo mismo que les pasará a ustedes cuando lo escuchen. Además, de esta placa se han filmado dos videos de muy buena factura profesional, los que pueden ver con la banda en acción enwww.anacondarock.com.

Los interesados pueden encontrar este disco en la tiendas Blackbox de Viña del Mar y Valparaíso, y a través de la tienda online www.cdk.cl.

Sin duda cuando hay música de calidad y un trabajo serio y profesional detrás, da gusto apoyar el rock nacional y claramente, “Kai Kai Vilú” no es la excepción.


Cristián Pavez

Tags: 

COMENTARIOS