Se encuentra usted aquí

Torment

Torment

Torment

Martes 11 Abril, 2017

2017. Metal Blade

Son casi 25 años de Six Feet Under, y Chris Barnes, fundador y único eje histórico de la banda, intenta mantener vivo el sonido del tormento. Este, el duodécimo álbum de los floridanos, da la bienvenida a Marco Pitruzzella en las baterías, y marca el retorno de Jeff Hughell tras su ausencia en “Crypt Of The Devil” (2015), grabado exclusivamente con miembros de los lunáticos Cannabis Corpse.

Barnes, tras la salida de Steve Swanson, delega por primera vez a Hughell la responsabilidad completa de bajos y guitarras, en una jugada que podría parecer arriesgada. Sin embargo, si algo caracteriza a Six Feet Under es la motilidad de sus partes, siempre al servicio de la hecatombe, y la forma en que cada configuración distinta da origen a una atrocidad sónica particular. A pesar de las dudas, los riffs de Hughell, principalmente concisos más que técnicos, se ajustan a la perfección dialogando con la relojería de Pitruzzella, y ambos se lucen en destacados arrebatos como ‘Skeleton’, ‘Bloody Underwear’, ‘Roots Of Evil’ o la veloces 'Exploratory Homicide' y ‘Slaughtered As They Slept’.

La producción de Barnes, esta vez, ha optado por comprimir al máximo las baterías y bajos, haciendo que la violencia de “Torment” esté menos anclada a la crudeza de placas anteriores como “Commandment”, “13”, o las más recientes “Unborn” y “Undead”. Ese detalle, ligado a la voz más apagada del líder, podrían parecer a simple vista graves falencias, pero -por el contrario- ayudan a fortalecer una arista más minimalista (ojo con el arte de la placa), a veces ralentizada (en la marcial ‘Sacrificial Kill’ o la bipolar ‘The Separation Of Flesh And Bone’), pero no por ello exenta de groove, como en la árida dupla conformada por ‘Funeral Mask’ y ‘Obsidian’.

Como suele suceder en bandas de tal longevidad y con tantas mudas de exoesqueleto a lo largo de su existencia, siempre habrá detractores del cambio y quienes prefieran la pureza de la entidad en su estado original, una condición cada vez más perdida en el tiempo -o enterrada a seis pies bajo tierra, podríamos decir- y menos representativa del espíritu inquieto, alma misma del metal. Por ahora, Chris Barnes no da señales de agotamiento, tan sólo se encuentra en búsqueda de nuevas formas de entregar cavernario tormento.

Nuno Veloso

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Firespawn Firespawn estrena video clip 4 días 4 horas
Discos Immolation Atonement 4 días 20 horas
Shows Kataklysm Kataklysm en Chile: Sobrados de brutalidad 1 semana 9 horas
Novedades Suffocation Suffocation anuncia lanzamiento de nuevo disco 2 semanas 5 horas
Novedades Igorrr Igorrr revela pormenores de su nuevo álbum 2 semanas 1 día