Se encuentra usted aquí

Tim “Ripper” Owens: Todo partió como un tributo

Tim “Ripper” Owens: Todo partió como un tributo

El ex Judas Priest vuelve a Chile por partida doble
Lunes 10 Abril, 2017
Tim “Ripper” Owens: Todo partió como un tributo

Tras el enorme éxito comercial que significó “Painkiller” en 1990, Judas Priest tuvo que enfrentar uno de sus momentos más complejos: la salida de su emblemático vocalista Rob Halford dos años después. Reemplazar al llamado “Metal God” no sería fácil, al ser parte tan fundamental del sonido e identidad de los ingleses, por lo que al momento de buscar a alguien que ocupase su lugar, no querrían precisamente a alguien que cantara de forma demasiado similar. Sin embargo, el baterista Scott Travis descubrió en una cinta proporcionada por su novia a un cantante de una banda tributo estadounidense llamada “British Steel”, quedando impresionado por la calidad escénica de su frontman, llamado Tim Owens. Tras ofrecerle una audición que aceptó sin dudarlo, Owens se ganaría inmediatamente la aprobación del resto de la banda tras lucirse con ‘The Ripper’, corte que le valió el apodo que mantiene hasta el día de hoy. “Ripper” era ahora parte de la banda que tanto admiraba, dejando en el camino a otros cantantes como David Reece, conocido por su breve paso por Accept, y Ralf Scheepers, que dejó Gamma Ray con la expectativa de lograr su ansiado puesto.

En 1996 vería la luz “Jugulator”, primer álbum con el estadounidense en la voz, aunque sin participar en la composición (solo contribuyó en ‘What’s My Name?’, bonus track en algunas ediciones de su siguiente álbum). Si bien, parte de la crítica no se mostró a favor de su sonido más pesado, algo menos melódico y con la notoria falta de Rob Halford, el trabajo de Owens fue bien aceptado, e incluso algunas canciones tuvieron una muy buena recepción por parte de los fans, como la homónima ‘Jugulator’, ‘Burn in Hell’, ‘Blood Stained’, ‘Cathedral Spires’ y ‘Bullet Train’, siendo esta última la que los llevó a competir por un Grammy en 1999 en la categoría mejor performance de metal, pero que perdieron ante ‘Better than You’ de Metallica. Pero fue en vivo, donde se demostraba de gran manera, por qué el cantante de Ohio ocupaba ese puesto, al ofrecer una potente voz y un carisma ideal para estar al frente de una de las bandas más importantes del heavy metal, quedando aquello plasmado en registros como “Live Meltdown” y posteriormente en “Live in London”. Sin embargo, la banda buscaba otro sonido más acorde a aquellos tiempos, por lo que el cambio siguió y quedó reflejado en “Demolition”, de 2002, disco bastante criticado por sus modernos e industriales arreglos, alejándose del sonido que los puso en la cima, y por la baja en la calidad de las canciones, siendo en su gran mayoría, olvidado por parte de su fanaticada. Fue al año siguiente, donde Ripper debió dejar la agrupación producto del regreso de Halford. Luego de este hecho trascendental en la vida musical de Tim  ese mismo año ingresa a los estadounidenses de Iced Earth. Tras grabar con los liderados por Jon Schaffer, dos discos que recibieron distinto tipo de críticas, debió salir de su puesto por razones similares que en Judas Priest: en este caso, volvía Matt Barlow, quien ya se había convertido en un integrante emblemático para su banda.

Tras su paso por dos importantes bandas, Owens formaría sus propios proyectos, como Beyond Fear, su primera oportunidad de cantar material compuesto por él,  a ello se le sumó el supergrupo de covers Hail!, en el que participaron importantes músicos como David Ellefson (Megadeth), Andreas Kisser (Sepultura) y Mike Portnoy (Ex Dream Theater), entre varios otros, al ir rotando de músicos  cada cierto tiempo. Además de su primer y hasta el momento único disco solista “Play My Game” (2009), otra colaboración importante fue con Yngwie Malmsteen, con quien grabaría los bien recibidos “Perpetual Flame” (2008) y “Relentless” (2010) , así como también el proyecto Dio Disciples, en que se le rendía tributo al fallecido Ronnie James Dio junto a sus ex músicos. Actualmente, sigue en actividad con el proyecto Charred Walls of the Damned, junto a Steve DiGiorgio (Testament, Sadus, ex Death) y Richard Christy (ex Death), con los que lanzó su tercer álbum el año pasado. Además de lo anterior, gira constantemente en solitario, teniendo éxito entre quienes  siguen su carrera, tanto solista como en cada agrupación en que ha dejado su huella, pero lejos de la fama que alguna vez le concedió Judas Priest.

Los días de recitales en grandes recintos como frontman de Judas Priest ya están lejos, además de que él mismo declaró en una oportunidad que no volvería, pero aun así pocos pueden decir que llegaron a formar parte de una banda tan importante siendo un perfecto desconocido, lo que indudablementele abrió una puerta para varios otros grupos en que ha participado, ganándose un nombre en la elíte del metal, todo eso desde que inició su carrera con una banda del calibre de Judas Priest.

Este 8 y 9 de mayo seremos testigos de otra visita de Ripper a nuestro país, con shows en Iquique y Santiago respectivamente, en la que promete lo mejor de su paso por los ingleses con “Jugulator” y “Demolition”, más algunos clásicos. Después de todo, Owens hizo lo suyo a pesar de las críticas de algunos sectores, logrando un gran nivel con una pesada carga a cuestas.

Luciano González

 

Tim “Ripper” Owens: Todo partió como un tributo

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades rob halford Rob Halford revela cuáles son sus discos metaleros favoritos 2 días 12 horas
Novedades Lars Ulrich Lars Ulrich habla sobre sus discos de hard rock favoritos 3 días 13 horas
Novedades "Paranoid" de Black Sabbath, escogido el mejor álbum metal de todos los tiempos 4 días 14 horas
Shows tim ripper owens Tim “Ripper” Owens: Una noche de Heavy Metal 1 mes 2 semanas
Galeria tim ripper owens Tim Ripper Owens 1 mes 2 semanas