Sergio Vega, de Deftones: "La guitarra y el rock no se van a ir a ningún lado"

Anticipando los shows de Deftones y su debut con Quicksand en Chile
Sergio Vega, de Deftones: "La guitarra y el rock no se van a ir a ningún lado"

Ad portas de la tríada de shows en Teatro Coliseo a fin de mes, donde Sergio Vega estará tocando por partida doble -como parte de Deftones y de los reformados Quicksand- conversamos con el bajista sobre este hito en suelo nacional, de la camaradería entre ambas bandas y entre sus miembros, así como del futuro del rock en un mundo donde las guitarras Gibson ya no venden.

Por Nuno Veloso

- Sergio, ¿cómo te sientes al venir a Chile y tocar al mismo tiempo con Deftones y Quicksand?
- Honestamente, estoy increíblemente ansioso por ir a Chile, es un lugar donde lo he pasado fantástico, siempre es entretenido ir allá, y me gustaría dar un par de vueltas por ahí, así que lo espero totalmente. Espero con ansias poder tocar ahí, y poder hacer cosas distintas cada noche. Ambas bandas son bien amigas, y es una oportunidad única, así que creo que es difícil de explicar lo que siento.

- Las últimas veces que han venido, ha sido en el marco de festivales. Esta vez se trata de un recinto cerrado, pero serán tres noches de corrido.
- Sí, voy con mucha energía y nos encanta tocar mucho, así que queremos que sea algo interesante, probando cosas distintas cada vez, haciendo los mejores shows que podamos. Nos encanta tener una oportunidad así, estar tres noches en el mismo lugar y poder jugar con eso, experimentar, explorar, y ser creativo sin perder la entretención. Queremos que la gente lo pase bien y creo que es un honor, un honor de verdad, enterarse de que haya tanta gente que quiera vernos, con tantas ganas, y que aprecie lo que hacemos. Estoy ansioso por estar en frente de ellos.

- ¿Están ya trabajando en un nuevo álbum, el sucesor de “Gore”?
- Digamos que estamos haciendo jamming solamente, no nos gusta llamarle de otra forma. Estamos tocando, y llegamos con ideas. No nos gusta presionarnos a nosotros mismos. A veces, cuando uno se pone de cabeza a escribir, comienza a perderse lo divertido del proceso. Nosotros simplemente lo pasamos bien, disfrutamos la compañía, nos juntamos un par de días y, sin darte cuenta, aparecen un par de canciones. Estamos trabajando en el nuevo disco, sólo que no pensamos en ello en esos términos.

- Es bueno que menciones el aspecto de disfrutar de la compañía, ya que lo próximo de Deftones será tu cuarto disco con ellos, y eso es un disco más de lo que has hecho con Quicksand.
- ¡Lo sé, lo sé! (risas), y lo he pensado. Siempre me dicen que tengo más canciones con ellos que con Quicksand (risas). Desde que nos conocemos en 1995, y después, cuando comencé a estar en la banda, siempre me han hecho sentir bien.

- ¿Cómo manejaste tus influencias musicales con las del resto de la banda?
- Cuando nos conocimos, salimos de gira y ellos eran fans de Quicksand, y yo les caía muy bien también. En Deftones cada uno tiene distintas influencias realmente, y cuando estamos juntos aparecen, y se hace una colaboración entre todos. No tenemos alguien en la banda que escuche algo más pesado, o alguien que esté pendiente de los riffs, acá todos tienen el potencial para aportar con cualquier cosa en una canción. Desde el día uno ha sido una gran experiencia. A veces hay retos, como al momento de terminar una canción, pero todos nos enfocamos en pasarlo bien, todos invertimos lo mejor de nosotros acá y todos queremos que salga bien, sentirnos bien con el resultado. Es un buen ambiente, abierto y donde todos nos apoyamos entre sí.

- Es interesante que digas que casi cualquier cosa puede terminar siendo parte de una canción de Deftones, porque la banda ahora tiene más de veinte años y, por otro lado, las guitarras Gibson han anunciado su bancarrota. Ustedes siguen llevando el rock and roll a nuevas áreas, aún.
- Exactamente (risas). Siento que lo interesante que tiene la música con guitarras, el rock en general, es que tiene energía. A veces, regularmente, en los medios, sólo se habla de rap o de música electrónica, pero si te pones a buscar en internet, te das cuenta de que hay muchas bandas más. Hay bandas de garage rock, hay gente joven tocando en vivo, o gente que hace una suerte de híbrido, gente que hace electrónica y que quiere plantearse un desafío en cierto punto de su carrera y comenzar a tocar instrumentos. La guitarra y el rock no se van a ir a ningún lado, porque es algo que es demasiado entretenido.

- A propósito, fue una sorpresa la llegada del disco de Quicksand el año pasado.
- Sí, cuando Quicksand se reformó, los Deftones estaban trabajando en “Koi No Yokan” y, originalmente, íbamos a tocar un par de shows solamente y nada más. Pero ellos nos apoyaron bastante, dijeron que salía todo increíble y nosotros, a la vez, lo pasamos muy bien estando en eso. Nos dijeron que teníamos que seguir. Y luego, sin saberlo, comenzamos a tener canciones, a grabar nuestras ideas y, de pronto, teníamos listo el álbum. Es un sentimiento grandioso saber que a la gente le ha gustado el disco, y los fans nos han apoyado en todo. Es algo maravilloso que ambas bandas también se sigan llevando así de bien. Es sorprendente.

- ¿Cómo te enfrentarás a tocar con las dos bandas el mismo día por tres días de corrido?
- Bueno, estoy ensayando como loco, y también estoy haciendo ejercicio todos los días ahora (risas). Mi novia hacía ejercicio todos los días, y me dije, pues tengo que empezar a hacerlo yo ahora. Me di cuenta de que es algo que necesito hacer para estar listo para estos shows.

Deftones regresará a Chile para dar tres conciertos, el 28, 29 y 30 de mayo, en Coliseo Santiago. Entradas agotadas.

Contenido Relacionado