Nova Materia: "El futuro puede ser todo, y hay que construirlo"

Del pánico a la resonancia
Nova Materia

A casi 25 años de sus inicios en la música, Eduardo Henríquez y Carolina Chaspoul –alguna vez conocidos como Edi Pistolas y Carolina “Tres Estrellas”- siguen avanzando. Desde el pánico pasando por la resonancia, su ruta ahora los lleva a crear una nueva materia. "It Comes", el primer larga duración de su proyecto Nova Materia, está construido sobre las bases de la experimentación sonora que desembocó en "Resonancia", el álbum final de Pánico. Un trabajo que los llevo al desierto y a desentrañar los ritmos místicos de las cosas. La infecciosa 'No digas cosas al revés', del fundamental "Rayo al ojo" –editado hace 20 años- algo anunciaba esta fijación con la repetición y los mantras, que hoy inunda su nueva propuesta. Al teléfono desde Francia, conversamos con Eduardo y Carolina sobre las piedras y el futuro.

- Ustedes llevan casi 25 años en la música, ¿cómo ven la progresión que los trajo a generar ahora Nova Materia?
- Eduardo: Carolina y yo estamos metidos en la música desde 1994, cuando comenzamos nuestras auto producciones con el EP de Pánico, el disco rosado, y desde entonces nunca hemos parado. Con Pánico, con proyectos audiovisuales, películas, estando ligados a proyectos artísticos y ahora Nova Materia, que lleva 3 años. Han pasado muchas cosas y nos ha pasado todo lo que le puede pasar a alguien que trabaja en una banda, entonces hemos tenido momentos buenos, momentos difíciles, donde hemos sacado discos que han funcionado, discos que no han funcionado, y hemos estado en estilos diferentes también dentro de una cierta estructura. Creo que ha sido una trayectoria larga y que va a seguir.

- Después de "Rayo al ojo" –hace 20 años exactos-  vino "Telephatic sonora". Ustedes estaban editando a Holden y Mambo Taxi en Combo Discos. ¿En ese contexto, cómo surge la posibilidad de migrar a Francia?
- Eduardo: En el 99, o en el 2000, estábamos trabajando en lo que iba a ser "Telephatic sonora" y mandamos demos de lo que estábamos haciendo a varios sellos, dentro de los cuales había un sello francés de Sony. A ellos les gustó lo que escucharon y empezamos a tener una conversación acerca de lo que podríamos hacer juntos, y esa conversación terminó con un contrato que firmamos con Sony. Aprovechamos ese contrato para ir a Francia y la idea era que estuviéramos un tiempo allá para hacer la promoción de ese disco, y finalmente nos quedamos.

- "Subliminal Kill", ya editado en el exterior, tuvo un gran éxito de críticas, y los llevo a un público mucho más amplio, en todo el mundo.
- Eduardo: Yo creo que fue el disco de Pánico que más exposición tuvo, porque también tenía un sonido que justo le achuntó a lo que la gente quería escuchar en Europa en ese momento y también la ayuda de haber sido promocionado por los Franz Ferdinand, que tuvo mucho que ver con el éxito posterior. Es verdad que con ese disco giramos por todas partes, fue el disco que más tocamos con Pánico, yo creo.

- Me comentabas que Nova Materia ya tiene 3 años. ¿De dónde nace cerrar Pánico y abrir una nueva puerta?
- Eduardo: El último trabajo que hicimos con Pánico es un trabajo que hicimos en el desierto de Atacama. Hicimos un documental –La banda que buscó el sonido debajo-, y un disco que se llamó Resonancia. Eso consistió en ir al desierto, y el propósito era hacer un disco con lo que íbamos a encontrar durante ese viaje. Fuimos a grabar fenómenos geológicos, a trabajar por primera vez con piedras, pedazos de metales. Eso dio luz a ese disco que se llama "Resonancia", un disco que nos gustó mucho en Pánico. Fue lo último que hicimos, y después de eso el grupo se disolvió. Pero nosotros -Caro y yo- pensábamos que lo que habíamos empezado a hacer en esa experiencia era sumamente interesante y que se podía desarrollar mucho más. Entonces, algunos años después retomamos esas técnicas y las llevamos al mundo de la música electrónica.
- Carolina: Lo que nos gustó es que era como súper novedoso no utilizar instrumentos clásicos. Nos pareció que no habíamos llegado muy lejos con este experimento, o sea, nos hubiera gustado quedarnos mucho más tiempo para desarrollar mucho más esas técnicas de captar sonidos a partir de materia orgánica, directamente, sin usar demasiados efectos. Después del desierto, antes de Nova Materia, empezamos a trabajar en películas y empezamos también a hacer los primeros experimentos, a utilizar materias dentro de músicas para películas. De a poquito, empezamos a probar cosas, sonidos, y con Nova Materia quisimos llevar esas técnicas -que habíamos desarrollado durante, no sé, 5 años más o menos- hacia algo más personal, composiciones nuestras y hacia un público de recital.

- ¿Las composiciones parten a raíz de los sonidos?
- Carolina: Sí, o sea, depende. Trabajamos como en ensayo, ensayamos bastante los dos, hacemos como jamming, experimentamos con sonidos que parten de lo orgánico y de ahí salen melodías o sonidos raros, que tratamos -no siempre podemos hacerlo, pero tratamos- de reproducir después para integrarlos en composiciones. Entonces las raíces, no siempre, pero muchas veces y en algunos temas, empiezan por las notas que sacamos de las texturas.

- Entonces, es como un hibrido entre lo digital y lo orgánico.
- Carolina: Es un hibrido entre ambas cosas, como que se mezclan tecnología y sonidos universales y atemporales.
- Eduardo: El núcleo del trabajo es, como dice el nombre del grupo, trabajar con materia, con materiales recuperados y sacarles sonoridades a través de micrófonos de contacto. Los vamos percutiendo, los vamos manipulando y eso va generando armónicos. Cuando escuchamos el resultado nosotros vamos sacando melodías de eso y esas melodías las vamos acentuando con nuestros instrumentos, que son una guitarra, un teclado y un bajo. Siempre partimos de este trabajo para llegar a la melodía. Al contrario, el auditor lo primero que escucha es más bien la melodía y, después, cuando se interesa en el trabajo, va descubriendo estas capas de sonidos minerales y orgánicas. El propósito es ese.

- Conserva el beat de ustedes, bien fluido.
- Eduardo: Sí, es que a diferencia del disco de Pánico que se llama "Resonancia", que es muy experimental y difícilmente digerible para alguien que no está acostumbrado a ese tipo de música, con Nova Materia queríamos guardar ese aspecto pero, a la vez darle una lectura mucho más universal. Entonces, el beat lo puedes bailar y es algo que une a la gente. La gente puede entrar a la música por el ritmo. Los primeros EPs de Nova Materia son mucho más orientados a la pista de baile, tienen esa construcción tecno con estos ruidos encima. Para el álbum lo que hicimos fue ir más allá en realizar las melodías y los ambientes que permitieran hacer un disco que sea legible y, a la vez,  que permita al auditor penetrar en el mundo de Nova Materia.

- No remite al costado ultra experimental de trabajar con metales o piedras o fierros, como Einstürzende Neubauten.
- Carolina: Yo creo que la idea nuestra es justamente no ser experimental, sino que usar elementos experimentales en un sentido que no es muy común, no queremos estar dentro de un tipo de música muy cerrado. La idea es poder llevar nuevos sonidos a mucha gente, por eso también utilizamos programaciones y cosas que pueden permitir al público acceder a esos sonidos.

- Las letras funcionan como una corriente de pensamiento, van anudado de forma bien hipnótica con la estructura.
- Carolina: Hay varias razones por las que escribimos esas letras y la manera en que las cantamos. La verdad es que el lado como chamán me gusta mucho, esa cosa de trance de las letras, una frase que se repite como un mantra un poco. Eso nos gusta mucho y lo usamos bastante en ese disco porque nos parece que ayuda mucho al baile, por ejemplo. Es bastante corporal y físico, y las letras son bastante abiertas, tratamos de hablar de muchas cosas pero, globalmente, yo creo que el mensaje fundamental es darse placer en comunicar, conocer, en pasarlo bien. Un poco las temáticas que también tocamos con Pánico.
- Eduardo: Las letras están cantadas en varios idiomas distintos: castellano, francés, japonés, inglés; hay también idiomas inventados y nos interesa mucho ocupar la voz como instrumento rítmico. Hay temas como 'On av', que son netamente rítmicos, otros como 'Souterraine', que son mucho más melódicos y, en ese caso, las letras no son muy largas pero siempre dicen algo bastante preciso en su temática. 'Souterraine' habla de todo lo que es subterráneo y que surge a la superficie, que puede ser entendido como algo literal, como materia incandescente que está bajo la superficie de la Tierra, o como un movimiento underground que surge y que llega a la luz. Otras son mucho más místicas, como 'Amuleto', por ejemplo, pero siempre se está hablando del poder de lo invisible sobre lo visible, del mundo digital y del mundo real, de cuestionar la realidad. Hay temas sobre el lenguaje y la comunicación entre nosotros y el resto del mundo, animales, etc. Está el lenguaje como una utopía de comunicación futura entre todas las especies del mundo, entonces las temáticas van por ese lado y tratamos de escribir letras que no sean demasiado literales, pero que a la vez puedan permitir una lectura un poco diferente, según quien eres tú y lo que quieres entender.

- Veo un concepto bien claro: aunar todas las lenguas, utilizar materias primas básicas y un beat que apela al movimiento. Me hace pensar en ese pulso, en el corazón, ese latido que lo une todo.
- Eduardo: Estuvimos trabajando con un escritor francés que se llama Tristan Garcia e hicimos una obra radiofónica que se llama "Du point de vue des pierres", que se podría traducir como “desde el punto de vista de las piedras”, y lo que hicimos ahí, y que también hacemos en el disco de Nova Materia, es un poco cuestionar la relación que tenemos nosotros los humanos con todos los otros seres vivos, o no vivos, que nos rodean. Por ejemplo, los japoneses consideran que todos los objetos tienen un alma y que cada objeto tiene vida y, en este trabajo –Desde el punto de vista de las piedras- nos pusimos en la piel de una piedra, y tratamos de imaginar cómo percibe el mundo una piedra.
- Carolina: Y cómo es su evolución.
- Eduardo: Una piedra, seguramente, percibe el mundo por vibraciones. Y esa es una inquietud que tenemos con Nova Materia. Cuestionar, también…
- Carolina: …cómo el humano se está posicionando en el mundo. Es una de las grandes preguntas que se están haciendo hoy en día, no solo por los problemas ecológicos sino que frente a otras temáticas nada que ver, como la inteligencia artificial. Eso va a cambiar mucho el punto de vista del humano con lo que le rodea. Igual son cosas que uno tiene que empezar a preguntarse, porque puede ser que haya una revolución en el pensamiento bastante fuerte. Yo creo que el disco, para mí, es un disco que no quiere estar negativo o angustioso, como esa cosa de preguntarse cómo va a ser el futuro. Para mí, el futuro puede ser todo, y hay que construirlo. En el fondo, yo creo que ese disco también cuenta un poco la parte de responsabilidad que tenemos que tener en este futuro. O sea, tenemos que elegir. Tenemos todo entre las manos para que esté la raja, pero no hay que cagarlo.

Nuno Veloso

Nova Materia será parte de #LollaCL 2019, el sábado 30 de marzo. Entradas disponibles en Puntoticket.

Encuentra este contenido en nuestra revista.

Contenido Relacionado