No somos una banda de grandes exitos


Por Alfredo Lewin
(Agradecimientos a Radio Sonar)




Uno de los grupos más destacadas de la década anterior por su frescura y novedad debuta en suelo chileno este viernes 7 de octubre en el Estadio Bicentenario de La Florida, en el marco de su gira de reunión. Conversamos con John Dolmayan, baterista, sobre esta esperada visita.

-¿Cómo estás John?
-John Dolmayan: Muy bien, ¿estás listo para nosotros?

-Sí, estamos listos.
-Nosotros también (risas). Estamos súper ansiosos por la gira sudamericana, porque es nuestra primera vez por allá.

-¿Por qué se tomaron tanto tiempo para venir por estos lados?
-Todos me dijeron que ustedes no nos querían por allá.

-¿Nosotros, los chilenos?
-(Risas) No, estoy bromeando.

-No, no, es imposible. Soy el mayor fan de System of a Down...
-(Risas) No, no hablo en serio. La razón en específico la desconozco, no sé si porque tuvimos algún problema financiero o de agenda, en realidad no sé. Especialmente porque mucha gente de otras bandas me dicen que en Sudamérica el público es loquísimo, que cantan todas las canciones y arman gigantescos pits. Pienso que es increíble. Me he sentido muy celoso por esos fans y esas bandas que han ido dos o tres veces y nosotros ni siquiera hemos podido ir una vez.

-Es mejor que lo creas, los fans son absolutamente salvajes.
-Vamos a tener que verlo, porque hemos visto el público de Estados Unidos y Europa y ellos son particularmente salvajes. Los desafío, a ver qué es lo que tienen.

-¿Quién de ustedes fue el que más deseaba que la banda se reuniera?
-Probablemente yo (risas). Porque no compongo música, mi pasión es tocar batería y crear música con los muchachos. Así que he peleado por la causa en los últimos tres años. Creo que todos querían la reunión, pero yo era el que más lo quería.

-¿En qué momento exacto decidieron parar con System of a Down y por qué?
-En realidad no decidimos parar, queríamos tomarnos un tiempo. En ese punto, llevábamos diez años y estábamos cansados. Grabábamos el disco, lo lanzábamos, hacíamos giras, prensa, nos desgastaba mucho. Cuando llevas tanto tiempo así, no tienes vida personal. Con ese desgaste, cualquier banda se tomaría un descanso de dos o tres años. Los Chili Peppers, Metallica, quienes sean, todos esos grandes grupos se han tomado un receso.

destaque-Para el momento de la reunión, ¿ustedes establecieron algún objetivo? Es decir, vamos a hacer una gira, componer canciones, grabar un disco, hacer otra gira… ¿tienen un plan?
-En realidad no, porque no queríamos abrumarnos. Eso fue lo que pasó anteriormente, planeábamos una gira con dos o tres años de adelanto. No quieres ser un esclavo de lo que estás haciendo. Quieres hacerlo porque lo disfrutas y porque te gusta, así que eso fue lo que decidimos esta vez. No tenemos un plan definitivo.

-Ha habido muchos rumores de que ustedes no continuarán después de su show en Santiago.
-Los rumores son rumores. No le pondría atención a nada, a no ser que salga en systemofadown.com.

-¿Qué sabes de nuestro país, Chile?
-No mucho. Tengo algunos amigos de allá, que conocí cuando crecí en Los Angeles. Sé que la comida es rica, que las mujeres son hermosas, así que estoy esperando poder llegar allá.

-¿Qué pasará en un futuro cercano con los proyectos de Serj Tankian y Scars on Broadway?
-Serj está preparando un álbum que saldrá el próximo año, no sé exactamente cuándo, pero estoy seguro que sabrán de él. En cuanto a Scars on Broadway, uno nunca sabe. Creo que Shavo (Odadjian) está trabajando en algo, lleva como cinco años, no sé por qué le ha tomado tanto (risas).

-La vuelta de System of a Down a los escenarios luce un poco como lo de Rage Against the Machine, Pixies o Faith No More. Ellos también se reunieron, pero no grabaron material nuevo.
-No creo que eso pase con nosotros, porque en algún momento vamos a querer volver al estudio. Es un tema de que todos coincidamos. Rage Against the Machine hace las cosas a su manera y ese es su negocio, pero no somos Rage Against the Machine, somos System of a Down. Hay que escribir material nuevo y en algún momento publicarlo, porque de otra manera te conviertes en una banda de grandes éxitos. No somos una banda de grandes éxitos, quiero tener algo que inspire a esta generación y luego a la siguiente generación, para que tengas al padre, al hijo y quizás al nieto yendo al mismo show y cada uno haya pasado por una etapa con el grupo.




-Para nosotros, como revista de rock,
Toxicity, que cumple diez años este 2011, está en el Top 5 de los mejores discos de la década pasada. ¿Qué recuerdas sobre esa etapa con ese álbum?
-Fue un gran momento para nosotros. Habíamos lanzado nuestro primer disco, al que le fue muy bien, estábamos ganando popularidad lentamente, que creo que es la mejor manera de hacerlo, porque es real; y estábamos en el estudio, trabajando como en 44 canciones, un montón de canciones increíbles para un disco. Cuando miras hacia atrás, te das cuenta que ese momento no era tan especial, pero viéndolo ahora, sí fue bien significativo. Mirando hacia atrás, fue un gran momento. Aun cuando con Daron [Malakian] nos agarramos a combos y fuimos a parar al hospital. O sea, nos reímos de eso ahora, pero entonces fue una cosa bien seria. Es entretenido, porque después de eso, Daron y yo mantenemos una relación bien cercana. A veces tienes que pelear, estamos en una banda de rock, no en un seminario de curas.

-Sin embargo, tu disco favorito es Steal This Album!, ¿es así?
-Sí, es mi favorito. Porque tiene canciones que yo fui muy categórico que debían estar en Toxicity, como ‘Inner Vision’. Al final perdí esa batalla, pero también hay temas como ‘Roulette’, que para mí es bien conmovedora. ‘Thetawaves’ es una gran canción. No lo sé, musical y líricamente hay cosas que me gustan mucho de ese disco. No estoy diciendo que no me guste el resto de los álbumes, o si no, no los habríamos lanzado. Pero siento que Steal This Album! me habla de alguna manera.

-Tú y Shavo se han mantenido fuera de las batallas de poder y prominencia entre Serj y Daron. ¿Cómo está la relación entre ellos dos?
-No hay luchas de prominencia en esta banda. Serj es tan importante como yo, Shavo es tan importante como Daron, así que no hay luchas de ese tipo. Lo que pasa es que algunos tienen el talento para componer canciones y otros no. Yo no tengo ese talento, pero llevo otras cosas a la mesa y no tengo problemas con eso. Es como en el fútbol, no todos pueden ser delanteros, no todos pueden ser defensa. No conozco otra posición, pero ¿entiendes lo que digo? Todos tienen que hacer su trabajo para ganar.
destaque 2
-Ustedes siempre han reaccionado hacia la política. ¿Qué piensas sobre la situación actual en Estados Unidos, en que la popularidad de Obama ha caído abruptamente?
-En realidad no soy un tipo muy político, porque, en mi opinión, al final todo está en la misma mierda. Las noticias te dicen que esto está pasando, así que reaccionas. Te dicen que estamos en recesión así que no hay que gastar dinero. Bueno, no gastar dinero causa recesión. Sin embargo, no somos el único país que tiene problemas, todos los países tienen problemas. La gente es la misma en todos los países. La gente de Chile quiere comer, quiere tener acceso a la salud, quieren entregarle algo a sus hijos que sea mejor que lo que ellos tuvieron. Eso no es diferente de Estados Unidos, no es diferente de Rusia, todo es lo mismo. El problema es que tenemos los mismos miedos, tememos al que está al lado, o si no, nos tememos a nosotros mismos. Así que para mí, Obama, Clinton o Bush no son diferentes. Están llenos de mierda.

-Déjame contarte, John, que durante los últimos meses los estudiantes aquí en Chile han protagonizado enormes manifestaciones para mejorar el acceso y la calidad de la educación y que hemos conversado mucho sobre cuáles serían las mejores canciones de protesta. ¿Cuál es la mejor canción de protesta de System of a Down?
-No sé, porque algunas pueden incitar a la gente a la violencia (risas). Es la canción que te motive a defender tus derechos. Esa es la mejor canción de protesta de System of a Down. Tienes que elegirla tú mismo. Si la gente no habla, el gobierno no escucha. Háganlo sin violencia.

-Cuéntanos sobre la lista de canciones que tocarán en Santiago el 7 de octubre.
-Bueno, será un show de una hora 40 minutos. Estaré muy cansado después del show (risas). Incluirá las canciones que la gente quiere escuchar: ‘Chop Suey’ y todas esas cosas. Pero además pasamos por todos nuestros discos, así que al menos habrán una o dos canciones de cada álbum y no son solo los hits. Creo que nuestro público no escucha un par de temas, sino todas las canciones de los discos. Sin hacer un show de 10 horas, queremos darles lo máximo posible de cada placa para que después se vayan muy satisfechos después del show.

Aún quedan entradas disponibles para el concierto de System of a Down, las cuales están a la venta a través del sistema Feriaticket en las siguientes localidades: cancha general ($28.800), cancha frontal ($42.000), andes ($34.200), y pacífico ($49.500).