Madball

La llama perdura
Madball

 

Fieles a su espíritu y apostando con algunos de sus textos más desafiantes a la fecha, Madball sigue firme en la pelea con “Hardcore Lives”, un álbum sólido que ratifica la saludable actualidad de la bola brava de Nueva York.

 

Muchas cosas han pasado desde aquel recóndito “Balll Of Destruction” (1989). Freddy Cricien (cantante) tenía 12 años y comenzaba a fundar los primeros cimientos de una de las mayores entidades del hardcore mundial. Nueve elepés a su haber y una carrera sumamente potenciada con el cambio de siglo, mantienen firme a Madball en su afán por exponer y cultivar la rica tradición del under escrito en los barrios de la Gran Manzana. En pleno tour de promoción para “Hardcore Lives”, hablamos con Mitts (guitarrista) sobre la escena, el contexto tras este álbum y por supuesto, Sudamérica.

 

 

 

Harcore Lives es un álbum muy sólido y de hecho, en algunos pasajes,  me recordó mucho a “Demostrating My Style” o al “Look My Way”. ¿Se plantearon algún objetivo o mensaje en especial al momento de grabar estas canciones?

 

Mitts: Cada vez que grabamos un disco, siempre tratamos de hacer dos cosas a la vez: tratamos de avanzar y progresar como banda en lo musical, en las letras y en los conceptos, pero tampoco queremos alejarnos de nuestro sonido clásico de Madball. Eso es algo que siempre queremos mantener, pero también queremos mezclar un poco de cosas e incorporar nuevos elementos. Pienso que este disco puede recordarte a nuestros trabajos anteriores, pero también es algo que nunca habías escuchado antes.         

 

Revisando algunas canciones, como por ejemplo “Spirit”, pareciera ser que trata sobre lidiar con demonios internos. Cuéntanos, ¿qué situaciones inspiraron esta canción?

 

 Freddy escribió las letras. Probablemente los describiste mejor que yo, se trata de las malas conductas y de cosas que pueden evolucionar y cambiar para mejor. Todas nuestras letras tratan sobre temas personales y experiencias de vida, por lo tanto esta canción tiene que ver con eso también.  

 

¿Cuál es la principal diferencia entre Harcore Lives y los álbumes anteriores de Madball?

 

 No creo que haya mucha diferencia. Como te lo mencioné antes, siempre tratamos de evolucionar  y progresar. Parte del material nuevo de “Harcore Lives” incluye vocalistas invitados y es la primera vez que trabajamos de esa forma tan extensamente. En Empire, contamos con Roger Miret de Agnostic Front como vocalista invitado pero esa fue la primera vez que lo hacíamos, así que en este disco tenemos tres vocalistas invitados, lo que es algo nuevo. También hay algunas canciones en las que, de hecho, hay cosas más melódicas. Si escuchas una canción en el disco que se llama ‘Dorc Marten Stomp’, es la primera vez que hacemos una canción con melodías, Freddy canta algunas partes de forma melódica. Fue un gran avance para nosotros y no creo que suene fuera de lugar.

 

 

 Como nos mencionaste anteriormente, encontramos algunas colaboraciones en este disco, Toby Morse (H20), Candace de Walls of Jericho y Scott Vogel también forma parte de los invitados en este álbum. Toby y Scott han sido muy críticos con esta nueva generación de bandas y fans del Harcore. ¿Qué piensas de la nueva generación de gente que forma parte de la escena hoy en día?

 

 Pienso que esta generación es genial, yo no los criticaría para nada. Lo único que criticaría es cuando las nuevas generaciones no entienden la historia de la música, de dónde viene y que nunca han hablado de las raíces de la música. Pero nunca he sido muy crítico, especialmente con las bandas, algunas veces los fans son muy jóvenes para haber visto a las bandas antiguas y no las entienden. Creo que cuando escuchas a las nuevas generaciones del hardcore en el mundo, hay un revival muy cool del sonido ochentero, hay muchas bandas allá afuera. Creo que la gran tendencia en el hardcore de finales de los 90 y principios de los 2000 fue el metalcore, el cual tampoco voy a criticar, hay muchas bandas buenas en ese estilo. Pero creo que ahora hay muchas bandas que suenan muy parecido al hardcore tradicional con el que yo crecí, es muy cool. Las bandas están bien educadas en la historia y eso se puede apreciar en la música que están tocando.

 

 Por lo tanto, piensas que es un cambio para mejor. Yo creo que ahora hay más cultura, la escena es más global…

 

Absolutamente, cuando yo era chico e íbamos a tocatas hardcore, lo único que conocíamos era la escena neoyorkina, quizá la de Boston y un poco la de Washington D.C, porque era lo único a lo que teníamos acceso. Ahora con internet, una persona de Chile puede descargar álbumes inmediatamente, mientras que hace 20 años eso era imposible. La gente de Europa tenía que ir a una tienda a Nueva York para comprar el material. Yo crecí en un suburbio de Nueva York y tenía que viajar una hora a la ciudad para conseguirme un disco, porque no había forma de comprarlos en el pueblo donde yo vivía. Ahora todo es instantáneo, ves el video en youtube o bajas la música de Itunes o la gente intercambia cosas. El acceso a la música es cien veces mejor en comparación con lo que era antes.

 

Para mucha gente en Santiago y en Chile en general, el último show de Madball  fue muy especial porque esa vez tocaron en el barrio y no en un teatro. ¿Qué recuerdos tienes de sus presentaciones en nuestro país?

 

 Primero que todo, el hecho de que toquemos en Chile asegura un show espectacular. Habíamos tocamos antes en un teatro grande en el centro de la ciudad y la última vez tocamos en un arena. Los fans chilenos son uno de los más apasionados en el mundo, siempre que vamos para allá los shows son muy locos. Recuerdo que todos estaban felices porque fue una de las primeras veces en las que tocamos y no ocurrieron incidentes, lo que es algo bueno porque no quiero promover ningún tipo de violencia. Cuando vemos que están pasando cosas locas en la tocata siempre lo tomamos como un complemento, pero no queremos que nadie salga lastimado. Creo que el último show fue más íntimo y fue genial tocar en un espacio abierto.   

 

Madball ha visitado Chile y Sudamérica en muchas oportunidades y ha tenido la oportunidad de compartir escenario con bandas locales en estas dos últimas décadas. ¿Hay alguna banda latinoamericana que te llame la atención? ¿Alguna banda que, además de sus actuaciones, aprecies a nivel musical y escuches sus discos?                 

 

Si tuviera que elegir a una banda chilena, probablemente sería 562. En Brasil sigo a Questions, hemos tocado con ellos. Básicamente, bandas como Madball, Sick Of It All o Agnostic Front, pueden ir a tocar una vez cada dos años, por lo tanto son los grupos locales los que mantienen viva la escena. Siempre hemos estado agradecidos de las bandas sudamericanas, porque si ellos no tocaran todos los meses, no existiría una escena en donde pudiéramos presentarnos. Eso es muy importante, de verdad apreciamos mucho eso cuando tocamos, las bandas teloneras son muy respetuosas, nos sentimos muy honrados de tenerlas ahí con nosotros y ellas también se sienten orgullosas de participar del show. Es un pago igualitario.

 

En una escena en la que no hay muchas bandas que hayan sobrevivido más de cinco años, ¿cuál es el secreto para mantener a Madball durante tanto tiempo?

 

Nosotros disfrutamos lo que hacemos, la música es algo que de verdad nos apasiona a todos. Crecimos con esto desde que éramos niños hasta el convertirnos en músicos. La respuesta de porqué esto ha durado tanto tiempo es que si no fuéramos una banda exitosa, no podríamos hacer esto. La única razón por la que continuamos siendo una banda es porque los fans nos apoyan y podemos hacer de esto una forma de vida que es muy dura, pero la única razón por la que continuamos es porque podemos juntar una cantidad de dinero que nos alcance para vivir y financiar un tour alrededor del mundo. Definitivamente no somos millonarios, somos un grupo de clase trabajadora y si no fuéramos exitosos no podríamos ser capaces de hacer esto porque tendríamos que conseguir trabajos comunes. Tenemos otras cosas en las que trabajar, pero no podríamos dedicarnos a la música sino fuera por la respuesta de los fans, ahí está la longevidad de esto.

 

Otra de las sorpresas, hablando de su nuevo álbum Hardcore Lives, es que incluyeron “Spit on your grave”, que viene en su disco Droppin’ Many Suckers y que todavía tocan en sus conciertos. ¿Hay alguna posibilidad de reeditar sus discos antiguos como por ejemplo la posibilidad de tener “Droppin’ Many Suckers”, “Ball of Destruction” o quizás “Set It Off en vinilo”?  

 

No podría hablar de alguna reedición porque el material antiguo de Madball fue grabado con tecnología muy básica y el sonido es muy crudo, ahora tenemos acceso a métodos de grabación más modernos y el material que grabamos ahora suena mucho mejor que los discos que grabamos antes. Es muy cool tocar una canción así. Es como darle otra vida al material antiguo.

 

¿Han pensado en hacer lo mismo que Sick Of It All años atrás? ¿Un disco sólo de clásicos regrabados?    

 

Claro, es el mismo concepto, pero no sé si haríamos algo así, no lo hemos conversado. Me gusta mucho lo que hicieron, fue muy cool. Cuando una banda como Sick Of It All toca canciones de un disco que tiene 20 años, obviamente en dos décadas la vas a tocar mejor que cuando las grabaste. Cuando ves a Sick Of It All en vivo y tocan algo de los 80 es muy cool escuchar lo que hacen ahora porque son como versiones modernas. No sé si grabaríamos un álbum completo, pero lo hicimos en el “Rebellion EP” en el 2012, ahí hicimos unas versiones más modernas de “Get Out” e “It’s My Life”.     

 

¿Alguna posibilidad de incluir Sudamérica a fin de año o el próximo año?

 

M: Te puedo garantizar que volveremos a Sudamérica, pero no puedo asegurar si será este año, el próximo o cuando va a ser. Definitivamente vamos a ir porque hemos tenido los mejores shows en Sudamérica y la pasamos muy bien allá, los fans son maravillosos y muy prendidos. Después de que salga el disco iremos a Europa y luego seguiremos la gira a finales de año para promocionar el nuevo álbum. Por ahora, solo tenemos eso 100% confirmado.

 

Por Francisco Reinoso

 

tags

Contenido Relacionado