Los Nuevos Conquistadores De México

Recuerdo cuando llegaron a mi poder los primeros demos de una banda desconocida llamada Exsimio. Corría el año 1998, y al escucharlo, de inmediato logré percatarme que esta banda estaba para grandes cosas. Un sonido único, original, poderoso, pero a la vez virtuosos y sorprendente en la composición. Esa era la verdad, nunca antes en mi vida había escuchado un grupo como Exsimio. Pasó el tiempo y el bajista Carlos Pérez, los guitarristas Claudio Corcione y Juan Ignacio “Iñaki” Varela y el baterista Fernando Jaramillo, comenzaron a ganarse un espacio importante en los oídos de los amantes del rock de vanguardia y también del rock en general. Por fin, a fines de 1999, la banda,  apoyada por los fondos del Fondart, logró sacar su impresionante primer disco homónimo lleno de matices y diversos temas, con un sonido renovador y que realmente no encajaba del todo en ningún estilo. Así Exsimio comenzaba a pavimentar un camino de éxitos y halagos (merecidos, es importante saber valorar lo propio y después mirar para afuera) hasta llegar a la instancia de ser la segunda banda chilena  invitada al importante festival internacional de rock  progresivo Baja Prog, realizado en México, ciudad de Mexicali, en donde obtuvieron un gran recibimiento y aprovecharon de tocar en dos fechas más en el país Azteca. Para saber de esta importante experiencia, del futuro, de los planes, las opiniones y las nuevas proyecciones, conversamos con sus dos guitarristas, Claudio Corcione y Juan Ignacio “Iñaki” Varela.


“LA IDEA ES IR DEL BAJA PROG PARA ARRIBA”

Cuéntenme un poco cómo fue que llegaron a participar en un festival tan importante como el Baja Prog y cómo fue el contexto que había antes de que ustedes actuaran.

“Todo partió cuando Juan Barrenechea, gestor de la revista de rock progresivo “Subterránea” y que el año pasado llevó a Tryo al festival, nos propuso mandar el disco porque había la posibilidad de meter nuevamente a un grupo chileno en el festival. Entonces mandamos el álbum en agosto y todo quedó en veremos. Se suponía que la respuesta debía llegar en octubre pero no pasó nada y pensamos que no habíamos quedado. Pero en noviembre hicimos un recital en La Batuta al cual asistió Barrenechea y mágicamente lo llamaron al celular mientras estábamos probando sonido. La llamada era de México y le avisaban que nosotros habíamos quedado en el Baja Prog. En ese momento dijimos “ya, como sea vamos”. De ahí en adelante empezamos a hacer gestiones porque resulta que el festival hay ciertos items que no cubre, como los pasajes por ejemplo. Por lo menos ese fue el trato con nosotros y con la mayoría de las bandas. La cosa es que empezamos a gestionar a través de la SCD para que nos orientaran un poco cómo podíamos conseguir fondos y ellos nos apoyaron directamente con plata para viáticos, pero no teníamos resuelto el problema de los pasajes, así que finalmente eso decidimos costearlo nosotros".


“De todos modos Barrenechea siguió gestando cosas. Es decir, si vamos a ir México tratemos de hacer más cosas y desde acá quedó un compromiso de un concierto en Chuihuahua (a 1.400 kilómetros de Mexicali en donde se realiza el Baja Prog)  con los italianos Finisterre. Ellos estaban haciendo una gira por México que contemplaba 5 lugares, entonces ese fue una súper buena noticia porque significó alargar nuestro viaje y la posibilidad de tocar en un nuevo escenario. Así que partimos y llegando a Mexicali no nos tocó actuar inmediatamente por lo que tuvimos la oportunidad de ver de qué se trataba el festival antes de tocar. No llegamos en frío. Nosotros tocamos el último día y cerramos el ciclo que era en el hotel (el festival está dividido en los conciertos en el escenario pequeño que se hacían en el Hotel Araiza Inn y en el escenario grande que se efectuaban en el Teatro del Estado) junto a los españoles Omni con un marco de público de 250 personas más o menos que era el local prácticamente lleno. Entonces estuvimos esos días empapándonos de lo que era el Baja Prog y viendo a bandas increíbles”.


¿Qué contactos pudieron obtener y cómo fue la recepción del público y la crítica?

 “La mayor parte de los contactos obviamente surgieron después de tocar, porque primero hubo que ver al grupo y después ofrecer algo. Cuando terminamos de tocar nos ovacionaron. No sé si es bueno que lo digamos nosotros, pero fue la expresión de la gente lo que demostraba que nos había ido bien. Eso se reflejó a la salida porque vendimos 50 discos de "una patada". Lo que fue contacto se generó principalmente con revistas extranjeras, vendimos discos para Venezuela y gestamos 2 o 3 comentarios del elepé en revistas especializadas americanas como la prestigiosa “Expose”. También hicimos un contacto con Michael Bennett, que hace carátulas de disco y que le ha hecho los diseños a las portadas de los álbumes de Cast y estaba interesado en trabajar con nosotros. Hicimos gestiones con un newyorkino que estaba dispuesto a grabar un disco a 24 pistas en vivo, si es que íbamos a Nueva York. También se nos planteó la posibilidad de participar en un art rock fest que hay en Brasil y de ir a España invitados por Omni. Finalmente, hablamos con Finisterre para ir a Europa, pero la idea de nosotros es ir del Baja Prog para arriba y tratar de salir de Chile lo más posible”.


¿Cómo se sienten al saber que fueron considerados como una de las 5 mejores bandas del festival?

“Felices, porque habían bandas increíbles y nosotros sabemos que igual hacemos buena música. Nos gusta lo que hacemos, pero estar entre las 5 mejores, que fue algo que dijo la prensa y se vio en el público, lo hace algo más objetivo”. 


“Yo (Claudio) no me di cuenta en realidad porque el día final hubo un reconocimiento a todas las bandas, donde nos entregaron un galardón del Baja Prog. Entonces llamaban a todas las bandas una por una y todas recibían aplausos, pero no percibí una cuestión tan distinta. Pero al otro día en la prensa apareció que Exsimio, Azigza, Omni, Le Orme y otra que no recuerdo, habían sido los grupos más aplaudidos del festival. Esa cuestión nos dejó súper bien, porque habían 18 bandas con mucha trayectoria y de todo el mundo y que nos hayan dicho eso, ya es un logro grande”.


Cuéntenme cómo fue la experiencia de haber tocado en Chihuahua.

 “Después de 8 días de estar en Mexicali, llegamos a Chihuahua para abrir el recital de Finisterre y nos dimos cuenta que había una expectativa del recital, que éramos bastante conocidos y que se hablaba del concierto. Habían afiches, estaban vendiendo entradas en disquerías con anticipación y nos estaban promocionando en la radio, entonces nos encontramos con gente que ya quería escuchar el grupo. Cuando nos tocó actuar, en el local habían más de 500 personas, lo que es un marco de público, según lo que dijeron los mismos chihuahuenses, espectacular.  Tampoco el movimiento progresivo digamos que es tan masivo, pero a nosotros nos vieron 500 personas, nos fue excelente y vendimos “ene” discos”.


¿Qué paso después, por qué se demoraron tanto en volver a Chile?. Parecía que ya se quedaban allá.

“Después de tocar en Chihuahua una persona se hizo cargo de nosotros, una amiga que se encariño con nosotros en México. Ella nos armó un recital con los mexicanos Aria en la Universidad Autónoma de Baja California el 15 de marzo, justo el día antes de venirnos a Chile. Nos presentamos en una especie de teatro griego con unas 500 personas y fue todo un éxito. Ahí si que sentimos que “dejamos la cagá”. La gente estaba alucinada, eso que era un público universitario que no era especialmente fanático del rock progresivo. Fue genial y fue como el broche de oro de nuestra ida a México".


"Después de eso, cuando nos íbamos a venir, se nos acercó Alfonso Vidales, organizador del Baja Prog y tecladista de Cast, y nos dijo que por qué no nos quedábamos un tiempo más, ya que le había llegado un mail de Chile diciendo que Tryo iba a grabar su nuevo disco a Los Angeles y tenían ganas de venir a tocar a Mexicali. Entonces como Tryo quedó súper bien allá y la gente quedó alucinada con su música, Vidales nos ofreció que hiciéramos un recital en conjunto. Nosotros teníamos los pasajes comprados y empezamos a ver cuáles eran nuestras posibilidades de quedarnos 20 o 25 días más. Finalmente le planteamos a Vidales que para nosotros era complicado quedarnos por una cuestión monetaria. Entonces el nos dijo okey, quédense y estaba dispuesto a financiar nuestra estadía, que implicaba hotel, comida, plata, sala de ensayo y la posibilidad de grabar en su estudio. Lo único que teníamos que hacer nosotros era ensayar y esperar a Tryo. La llamada clave o lo que necesitábamos saber era si Tryo podía el día 5 de abril irse directamente a Mexicali o tenía compromisos para grabar su disco en esa fecha. Finalmente fue así y eso implicaba esperar unos 15 días más y era complicado porque podíamos perder nuestro trabajo acá. Lamentablemente, esa es una de las complicaciones de no poder ser músico de una banda 100%”.


Bueno, pero lo importante es que les dieron la oportunidad.

“Sí, en realidad fue “heavy” porque estaban los recursos y Vidales se las jugó hasta las últimas por nosotros”.


¿Qué otras bandas les llamaron la atención de las que tocaron en el Baja Prog?.

“Discus de Indonesia y Priam de Francia fueron las que más nos llamaron la atención, pero otras ni siquiera nos gustaron. Por ejemplo, había una banda alemana llamada Sylvan, que había creado mucha expectativa, pero encontramos que podría haber estado cualquier otro grupo mucho más interesante ocupando su lugar. También son excelentes Azigza de Estados Unidos, Cast de México y Vital Duo, que es una facción de Minimun Vital. Un gran nivel”.


Se los pregunto también por el aspecto humano y de camadarería entre los grupos.

“Había una cosa bastante fraternal y una sensación de humildad. No había ninguna banda creyéndose la raja ni mucho menos. Eso creo que separa bastante al rock progresivo del rock mundial o genérico. Te das cuenta que la mayoría son bandas de esfuerzo, que han tenido que ganarse un espacio con mucho trabajo, entonces como saben de dónde vienen no se quiebran. No son estrellitas y eso se refleja en la actitud”.

Además el rock progresivo siempre es importante por la música y no por la imagen o algún otro factor externo. (aunque hay excepciones).

“Sí, realmente me hace muy feliz estar metido en un círculo de música así y poder estar en contacto con grupos de otros países pero que mantienen una estética y una humildad. Creo que eso es fundamental”.

“VOLVIMOS CON FUERZA PARA ENFRENTAR CUALQUIER COSA”


Con todo esto, ¿piensan que el rock progresivo o la música de vanguardia está teniendo un auge mundial, sobre todo con estos festivales como el Baja Prog y el Nearfest?

“Yo creo que sí, porque según lo que nos contaban los organizadores del Baja Prog, el festival partió con 2 o 3 grupos. Entonces si piensas que de esa cantidad, a 18 grupos de todas partes del mundo que asistieron este año, sin duda que algo está pasando. Otro ejemplo es el NearFest que es en junio, pero ya tiene todas las entradas vendidas meses antes de que empiece, entonces obviamente que existe un auge. Lo que yo cacho es que hay un renacimiento porque han salido bandas que vienen con un sonido nuevo y creo que a nosotros también nos fue bien por eso, porque veníamos con un sonido un poco más moderno en relación a la formación típica del rock progresivo de guitarra, bajo, batería, teclado y voz. Por eso te digo que el auge está, pero también hay un reconocimiento y una globalización de lo que es el rock progresivo, porque antes podías definir el estilo en cuanto a instrumentación y a cómo se generaban las estructuras. Se supone que una canción progresiva es larga, tiene pasajes muy suaves, etc, y eso está cambiando. Entonces los grupos que estamos teniendo algún tipo de presencia en un estilo que antes era más sectario, indica que hay una apertura en cuanto al género”.


Es decir por un lado hay un interés de las nuevas generaciones por el rock progresivo y además hay muchos grupos que están dándole nuevos aires a la corriente.

“Sí, y además hay que pensar que con el rollo de las comunicaciones ahora todo es más fácil. Poder mandar un cedé rápidamente y estar conectados por e-mail con la gente hace mucho más expedito que esto se pueda hacer más grande. De hecho hay una intención de hacer un “Andes Prog”, porque se cachó que la cuestión es sólo tener una buena organización y las bandas van a estar dispuestas a asistir”.


¿Cuáles son los planes de Exsimio a corto y mediano plazo?

“Primero que nada grabar y sacar un nuevo disco. Tenemos un poco de material compuesto y estamos en campaña de componer más y más y sacar un álbum luego. Este año es tiempo de composición y nos vamos a guardar un rato. De todos modos esperamos hacer algunas tocatas y un video nuevo, pero lo más importante es empezar como a rotar y dejar sonando todo lo que ha pasado con Exsimio para que surja una repercusión en Chile. Así nosotros tenemos tiempo para hacer nuestras cosas. También nos vamos a hacer cargo directamente de lo que es la página web del grupo, porque desde que la creamos ha sido más bien un sitio estático con respecto a los contenidos. Ahora lo que queremos hacer es darle un movimiento, porque tenemos un gran número de visitas, pero nos hemos cuestionado que si una persona entra una vez y luego otra vez y ve lo mismo, no le va  a dar ganas de entrar una tercera vez. Entonces queremos darle actualidad y todo lo que es el material del Baja Prog meterlo ahí, sean videos, fotos o entrevistas. En el fondo crear una nueva política que tenga que ver con más comunicación con la gente”.


¿Qué expectativas tienen ahora después del reconocimiento hecho en un festival tan importante como el Baja Prog?.

“Todas. Ahora nos sentimos como más seguros. Lo más importante que sacamos es que nos fuimos a medir con bandas que son súper buenas y quedó demostrado que no estamos por debajo del nivel de ninguna de ellas. Estamos en el final del mundo haciendo un tipo de rock que si lo mostramos afuera podemos ver que no tenemos nada que envidiarle a otras bandas. En el fondo nos sirvió para darnos cuenta que estamos a un nivel internacional como muchas bandas en Chile, llámense Tryo, Ergo Sum y Akinetón Retard que son de las que más se está hablando en este momento. Lo interesante es que son todas distintas y tienen para ofrecer un producto de calidad. Entonces eso es realmente un orgullo. Siento que volvimos con fuerza para enfrentar cualquier cosa y cualquier público. Además dejamos el espacio para que sigan yendo grupos chilenos al Baja Prog todos los años. Por lo que sé, el otro año va Ergo Sum y con ellos el nivel se va a mantener, porque ellos están haciendo una música extraordinaria. Incluso si te fijas, en el festival no hubo otra banda de América del Sur”.


Entonces ¿creen que en Chile se puede hablar de un movimiento de un rock diferente?.

“Sí, nos sentimos parte de un movimiento en donde todos pueden juntarse para que unidos tiremos para arriba. Si analizas la palabra movimiento, no tiene que ver con una estructura que agrupe bandas bajo un estilo común, sino que más bien se refiere a que hay bandas que están haciendo cosas diferentes y que siempre están pasando cosas. Hay un movimiento chileno que está surgiendo y que se ve reflejado en la repercusión internacional que han tenido las distintas agrupaciones. Hay buena onda y cada uno sabe que está haciendo el otro. Incluso nosotros en México hicimos un stand chileno con varios discos”.


¿Cuándo vamos a poder verlos en Chile como en una especie de concierto de bienvenida?.

“En mayo, en La Batuta, pero no está confirmado. Lo que pasa es que el año pasado estuvimos tocando y tocando el disco, entonces queremos recrearnos como banda. El hecho de componer te da un nuevo aire y hacer temas nuevos es muy gratificante, entonces eso después quieres mostrarlo, pero estar tocando los mismos temas no te entrega la misma energía que si tienes cosas nuevas que mostrar”.


¿Cómo están saliendo las nuevas composiciones?

“Ahora hay más unidad de grupo, nos escuchamos más entre nosotros y los temas están más elaborados. Conversamos más de lo que estamos creando y por lo general están saliendo temas más largos”.


Okey muchachos, mucha suerte y gracias por una entrevista tan completa.


Héctor Aravena.

tags

Contenido Relacionado