Garbage: Electrónica, innovación, futurismo y feminismo

Shirley Manson analiza los 20 años de "Version 2.0"
Garbage: Electrónica, innovación, futurismo y feminismo

Garbage acaba de reeditar "Version 2.0", un álbum que al igual que el debut de la banda, acaparó la atención de las masas a finales de los noventa con éxitos como ‘I Think I’m Paranoid’ y ‘Special’. Hoy el grupo mira aquel registro con orgullo y lo consideran “su disco esencial”. Las implicancias de ese trabajo, en todo caso, van más allá del proceso de composición y el estrecho vínculo de los cuatro miembros de la banda, también pasan por el empoderamiento de Shirley Manson, su vocalista, que estuvo a cargo de todas las letras de este disco, quien, de paso, reafirmó su rol como modelo a seguir para otras mujeres. Esto fue lo que nos contó sobre esa época.

- ¿Sufrieron algún tipo de presión al momento de empezar a escribir y componer el disco para lograr el mismo éxito que tuvieron con el debut?
- Sí, estoy segura de que fueron momentos de mucha presión, pero lo recuerdo más como un desafío fascinante porque comprendimos que era momento de capitalizar el éxito de nuestro primer disco. No queríamos desaparecer y que nuestra carrera se terminara, así que, trabajamos arduamente y de manera muy comprometida, pero tuvimos que enfrentarnos a la idea de lo que queríamos hacer, que era un disco más electrónico, innovador y futurista. En cierta medida, nos las arreglamos para lograrlo y hacer un disco exitoso a nivel mundial, algo de lo que estamos muy agradecidos.

- Considerando que cuando trabajaron para el primer disco no se conocían muy bien, ¿cómo era tu relación con el resto de la banda en ese entonces? ¿El proceso de composición del segundo álbum fue diferente gracias a las giras y al tiempo que pasaron juntos?
- Sí, tienes razón. En el tiempo en que escribimos y mezclamos “Version 2.0”, funcionábamos más como amigos y como una unidad cohesionada, lo que tuvo un impacto en el resultado e hizo que el proceso para mi fuera mucho más agradable que el debut. Me sentí más aceptada, y cómoda, además mi confianza aumentó notablemente, por lo que tengo recuerdos muy gratos de ese período.

- Esa fue la primera vez que escribiste todas las letras del disco, ¿cómo fue esa experiencia?
- Para el primer disco también escribí la mayoría de las letras, pero algunas fueron cambiando o hubo títulos que la banda decidió no ocupar. En cambio, para el segundo disco eso no ocurrió, no hubo ninguna sugerencia, me preocupé de escribir todo sola y me sentí muy agradecida porque, como vocalista, soy la responsable de encajar cada palabra que se me viene a la cabeza, así que fue grandioso tener esa libertad de expresión para desarrollar mis ideas.

- En ese entonces mencionaste que el tono introspectivo de las letras provenía de lo sola que te sentías cuando llegabas todas las noches a la pieza de un hotel. ¿Recuerdas cómo fue eso y cómo ganaste confianza después de escribir esas letras?
- No me he pasado toda la vida sola, no creo que sea el estado natural de las cosas aunque para muchos sí lo sea. Creo que a la mayoría de las personas no le acomoda eso, todos buscamos establecer algún tipo de conexión. Experimenté la soledad en el período de “Version 2.0” y creo que tampoco es algo tan raro, pero la creatividad me hizo sentir más feliz con el mundo y con mi vida, tener la oportunidad de explotar mi arte es uno de los regalos más fabulosos que he recibido. Ciertamente, el éxito de “Version 2.0” ayudó a que ganara más confianza porque llegó a todo el mundo. Eso impacta un poco en tu psiquis, pero es una experiencia extraordinaria.

- Un crítico de la época mencionó que el sonido del disco era muy futurista, como tú dijiste, pero también con letras muy feministas. ¿Qué te parece esta declaración? ¿Eso es cierto o tiene que ver con la naturaleza humana y la historia profunda de las letras?
- Es una pregunta interesante. Me considero una persona que trata de buscar su lugar en el mundo. Siempre he sido feminista, nunca me he separado de las expectativas políticas del movimiento y cuando escribo para la banda, trato de dejar en claro quién soy con total honestidad y también de aportar la energía que vi en mis referentes. Crecí escuchando a Patti Smith, Chrissie Hynde, Siouxsie Sioux, Marianne Faithfull y Stevie Nicks, todas son mujeres muy poderosas y quiero llevar el espíritu de esas guerreras conmigo en cada cosa que hago musicalmente. A la vez, quiero que otras mujeres canalicen la energía que obtienen de mí en todo lo que hagan para que aprendan a encuentren su lugar en el mundo y ocupen su voz para lograr que las oportunidades y la representación sean igualitarias.

- A pesar de que mencionaste que escribir sobre puntos de vista políticos no es algo que hagan de manera consciente, dijiste que la letra de 'Medication' viene de “una experiencia espantosa y de aislamiento en el sistema médico estadounidense. Creo que eso puede repercutir en las personas hoy en día”. ¿En qué te inspiraste para escribir una historia como esa?
- A la corta edad de 30 años, me diagnosticaron hipertensión. Tuve una tos fuerte y fui a emergencias porque me sentía realmente mal. Soy asmática, por lo tanto, sufro mucho cuando eso me pasa. El doctor me dijo: “tu presión está por las nubes, pero como no tienes seguro médico, no podemos darte un tratamiento. Ándate a tu casa e intenta no resfriarte”. Me pudo haber dado un ataque cardíaco, pero no iban a tratarme porque no tenía plata. Fue una experiencia iluminadora, porque estoy en un país con un increíble sistema médico y no podía creer que no iban a hacer nada porque no tenía cómo pagar, me pareció una locura.

- Eso aún sucede en el sistema de salud.
- Bueno, está pasando en todo el mundo, no importa si es Chile o Los Angeles. A veces la gente no se comporta muy bien y actualmente parece haber una tendencia global de líderes de derecha que no se preocupan por nadie, solo quieren ganar más dinero. Eso se traduce en ciudadanos que sufren y se enojan, un sentimiento que estamos viendo en todas partes. No sé cuáles son las soluciones para los problemas de la humanidad, solo trato de vivir mi vida. Intento entender cuando la gente no ve el mismo panorama que yo, de ser tolerante con los que no piensan igual a mí, mientras no quieran herir a otros, ni a los animales, ni al medioambiente, está bien, pero si lo hacen, prefiero no relacionarme con ese tipo de personas.

- Volviendo al disco, se vieron muy influenciados por la electrónica de The Chemical Brothers y The Prodigy, ¿recuerdas lo emocionante que era esa música en ese entonces?
- Viajar a Europa en esa época influyó mucho en nosotros, especialmente cuando escuchamos por primera vez a The Chemical Brothers, Massive Attack, The Prodigy, Tricky y Portishead en particular. Todos ellos hacían música que se escapaba de los cánones establecidos y fue justo en un período emocionante en el que se construyó un puente sónico en el que pasamos de lo análogo a lo digital, por lo que esas bandas representan ese cambio a finales de los noventa. Lo recuerdo como un momento muy ecléctico en la movida alternativa.

- Considerando que este es un disco futurista, ¿cómo creías que iba a ser el futuro en ese momento?
- Mi visión del futuro era muy simplista. Éramos muy fanáticos de la película “Blade Runner” y de George Orwell; entre más pasa el tiempo, parece ser que esas predicciones son totalmente acertadas. Orwell no podía tener más razón con “La granja de los animales”, se adelantó como 100 años. Nuestra visión de la música en los noventa se parece a lo de hoy en día, mucha influencia de la música global. Crecí con el punk británico, y el rock y folk estadounidense, pero eso está cambiando, por ejemplo, si escuchas a gente como M.I.A. descubrirás que incorpora muchos sonidos que exhiben influencias de otras partes del mundo y los pone en un contexto más accesible y cool, lo que la hace más atractiva que escuchar formas musicales más tradicionales.

- ¿Tienen planes de venir a Chile para presentar el relanzamiento del disco?
- Sé que no vas a creerme, pero te juro que realmente me enamoré de Chile y eso me impactó de una manera especial. Le hice saber al equipo de management que tenemos ganas de volver a Chile y a Sudamérica porque nuestras visitas fueron extraordinarias. Actualmente, estamos en tratativas para que Garbage vuelva, pero hay muchos elementos que tenemos que analizar, porque somos una banda alternativa en una discográfica indie, así que todo depende de las finanzas. Aún así, la banda está haciendo todos los esfuerzos por volver. ¡Crucen los dedos!

Por María de los Angeles Cerda
Colaboración: Pablo Cerda

Encuentra este contenido en nuestra revista.

Contenido Relacionado