Entrevista con Tankard: “Está será una revancha muy divertida”

Dialogamos con “Gerre” Geremia, cantante del conjunto alemán que nos visita
Entrevista con Tankard: “Está será una revancha muy divertida”

Tankard hará su regreso a nuestro país con un concierto este domingo 28 de febrero en Bogotá. Referencia obligada dentro del thrash metal teutón, ajustan 30 años de incombustible carrera. Con el deseo de compartir unas cervezas y un repertorio afilado, su cantante, Andreas “Gerre” Geremia, nos cuenta qué puede esperar el público nacional de su inminente show.  

¿Qué recuerda de esa primera visita con su banda a nuestro país hace poco más de cinco años? 

Andreas Geremia: ¡Gente muy loca! Hicimos dos conciertos, uno en Bogotá y el otro en una ciudad con gente muy agradable que en este momento no recuerdo su nombre… (NDR: Pereira). De verdad que atestiguamos lo que se decía de los fans allí, mucha energía y poder. Lamentablemente lo que sería nuestro segundo encuentro con el público colombiano se vino abajo cuando viajamos a Bogotá hace tres años y no pudimos tocar. Se suponía que lo haríamos en compañía de Sodom y Exhumer, ya que con ellos nos presentamos en Brasil y Argentina y la última parada sería Bogotá. Un par de amigos nos recogieron en el hotel cuando el evento se canceló y fuimos a conocer tu bello país, sin embargo estábamos molestos por haber viajado desde Brasil y no poder hacer lo que nos gusta que es tocar. Pido excusas por ello. Esta será la revancha y espero nos divirtamos mucho ese día.

Llevan la prolífica cuenta de 14 álbumes de estudio en 30 años de carrera. ¿Qué respuesta tuvo el último, “R.I.B.”? 

A.G.: Muy favorable. “R.I.B.” se hizo presente en las listas alemanas, por poco tiempo pero es un motivo de alegría para una banda como Tankard alcanzar eso. La respuesta fuera de Alemania también fue positiva. De todo corazón te digo que a mi me gustó mucho lo que realizamos en él, sin embargo son los fans los que deciden. Es normal que un artista te diga que su nuevo álbum es su mejor álbum y seguir así por siempre. Honestamente la música que encuentras en él me llena pero la palabra la tiene la audiencia. Grabamos dos videoclips extraídos del disco y hemos ido de gira apoyándolo, no era fácil superar lo alcanzado por “A Girl Called Cerveza” (NDR: disco del 2012) que tuvo una extraordinaria respuesta pero estamos contentos.

Desde 1998 con “Disco Destroyer” vienen editando un disco con material nuevo cada dos años. La pregunta es obvia, ¿disco en 2016? 

A.G.: No (risas). Amamos a Tankard pero no es nuestro principal trabajo. Todos tenemos empleos paralelos a la banda, con lo cual nuestro tiempo libre lo dedicamos a componer y grabar música. El reto no es publicar cada cierto tiempo, eso es un trabajo de la casa discográfica… el desafío se encuentra en escribir nuevo material que te agrade. Por lo regular cada año o año y medio nos poníamos a escribir temas. Esta vez hemos decidido darnos una pausa por otro año, ya que queremos celebrar los 30 años de esta pequeña de alemana de thrash metal. 

¿Cómo es el proceso de composición en Tankard? 

A.G.: Nuestro guitarrista llega generalmente con nuevas ideas, a partir de eso hacemos unos demos y en un CD me llevo el material al cual le adiciono las líneas vocales. Luego en el estudio vamos ensamblando las partes que nos gustan. Yo llevo unas letras en borrador, cantó cosas como “Satán está viendo como te tocas” o algo así (risas). Lo que importa es ir encontrando las melodías. Pulimos vía email o a través de CDs el material, somos muy específicos en las secciones donde deben ir las guitarras o los coros. Luego depuramos las letras, a veces en conjunto, hasta que damos con lo que consideramos una buena canción. 

El año pasado Tankard actuó junto a las otras tres históricas agrupaciones alemanas del thrash metal: Sodom, Kreator y Destruction. Teniendo en cuenta que todas ellas han venido a nuestro país, queremos saber si se ha barajado la posibilidad de un tour latinoamericano. 

A.G.: Tradicionalmente se ha hablado del triunvirato del thrash germano. Sin embargo en años más recientes, como una competencia del Big 4 norteamericano se nos ha inducido en el Big 4 alemán. Estamos honrados de unirnos a ese club. Como entenderás cada grupo tiene sus planes y agenda, así que coincidir no es fácil. Por demás Kreator es la banda más exitosa del thrash en Europa lo que los mantiene muy ocupados. Sería un enorme placer repetir esa experiencia junto a las otras tres bandas en Latinoamérica.  

Tocar por Latinoamérica les demandará dos semanas. Usted mencionó que los integrantes de Tankard tienen trabajos comunes y corrientes. ¿A qué se dedica y cómo logra desarrollar una gira en otro continente sin perder su empleo? 

A.G.: Soy un trabajador social que ayuda a personas con problemas de drogadicción. Colaboro en lo que en inglés se llamaría un centro de consumo, un espacio donde las personas pueden inyectarse mientras se les brinda una asesoría a ellos y sus familiares. No estoy casado ni tengo hijos así que de los de la banda soy el que cuenta con más tiempo para entregar a Tankard y así hablar a esta hora de la noche con periodistas musicales como tu (risas). No es una tarea sencilla para nosotros pero con amor por la música y orden hemos salido adelante. Visitar Sudamérica con Tankard es algo muy especial. Puedo asegurarte que allí viven los fans más dementes y eufóricos por el thrash metal que haya visto en mi vida. Me encanta contemplar en la audiencia a personas tan jóvenes que desean ir a ver una banda que ha estado en esto por 30 años. A nosotros eso nos continúa emocionando y es por eso que con amor tomamos el tiempo de nuestras vacaciones para reencontrarnos con esa magnifica gente. 

Recientemente el mundo del metal y del rock and roll perdió a uno de sus grandes héroes. ¿Qué influencia tuvo Lemmy Kilmister y su banda Motörhead en lo que ustedes hacen? 

A.G.: Obviamente Motörhead tuvo un gran impacto en nosotros. Nos metimos en la música a comienzos de los años ochenta, en el punto de ebullición del NWOBHM con nombres como Judas Priest, Iron Maiden, Jaguar, Tygers of Pan Tang y Motörhead entre otros. Lemmy era un auténtico rockero, uno de los grandes. Cuando yo tenía 12 o 13 años llegó a mis manos los discos de Motörhead, es música que me ha acompañado a lo largo de la vida. Mi novia es una gran fan de la banda, así que en noviembre pasado me invitó a que fuéramos a verles en el show que brindaron en mi ciudad natal, Frankfurt. Ella lloró porque sabía que sería la última vez que los vería, era claro que todo estaba llegando a su fin. Cuarenta años de Motörhead, 70 años de Lemmy, y su último disco alcanzó el primer puesto en Alemania, ¡vaya forma de terminar una carrera! Regresando a tu pregunta con respecto a la perdida de glorias del rock, en nuestro próximo álbum tenemos una buena canción titulada ‘The Clockwise to the Deadline’. En la medida que te haces más viejo el tiempo va más rápido, al menos esa es la manera como yo lo percibo. Esos días que esté en Suramérica pasarán rápido y por eso deseo disfrutar cada segundo que estemos en esos maravillosos países.  

Ya qué hablamos de tener discos, ¿qué anda escuchando por estos días? 

Por estos días lo único que me interesa es la música bailable colombiana (risas). Sigo muy metido en el metal: me compré el nuevo álbum de Megadeth por ejemplo. También le presto atención a las revistas alemanas para saber qué está pasando. Increíblemente sigo comprando discos compactos, me siento bastante viejo haciendolo pero me gusta tener algo físico en las manos (risas). Soy un coleccionista de la vieja guardia así que busco material de bandas de power, thrash y speed metal. Debo ser sincero y decir que no me interesa el death y el black metal, sé que hay muy buenas agrupaciones en ello pero no es mi línea. Tengo cientos de CDs en mi casa. Soy un niño que ama el metal aunque ya no tengo aspecto de serlo (risas).    

¿Y cómo le va con este regreso triunfante del vinilo? ¿Tiene discos de Tankard en su colección reeditados en tal formato? 

Los vinilos han tenido un fuerte regreso sin duda. Desde hace unos años un par de sellos europeos se dedicaron a impulsar el heavy metal en este formato y la respuesta ha sido impresionante. Sin embargo no todas las reediciones son las mejores en comparación a las originales en lo que a textos internos y fotografías refiere. En Alemania solo hay un par o tres lugares que imprimen vinilos así que la demanda supera a la oferta. Tengo discos de Tankard en vinilo pero ahora los hay en varios colores así que creo que deberé empezar a organizarlos por su tono (risas). Espero que esto continúe ya que son tesoros para los que coleccionamos música. 

Entrevista por: Alejandro Bonilla Carvajal 

Información del show de Tankard en Bogotá disponible en este enlace

Contenido Relacionado