Ciro Martínez: “El roncanrol no morirá jamás”

Anticipando la presentación de Ciro y Los Persas en Cosquín Rock Chile
Ciro y Los Persas

El próximo domingo 7 de octubre será el día en que Andrés Ciro Martínez suba al escenario de la versión local del anunciado festival Cosquín Rock, en el Movistar Arena, junto a su banda Los Persas. La cita contempla la presentación de su material recientemente estrenado: “Naranja persa 2”, la extensión necesaria de “Naranja persa” (2016); además de los éxitos más conocidos de la banda emblema del rock rollinga argentino, Los Piojos, que por más de 20 años se nutrió de la voz y composición de Ciro. Conversamos con él, y esto fue lo que nos dejó el contacto.

- Háblanos un poco sobre tu último disco.
- “Naranja persa 2” completa una primera parte (“Naranja persa”) que habíamos hecho en base a un tema, que me contrataron para hacer la música de una película y cuando fui a grabar el tema para esta película pedí otro día más porque tenía cinco o seis temas terminados. Y después bueno, sacamos todo el arte de “Naranja persa” con el espacio para poner un segundo disco. Y ese disco salió este año, que completa esto. Realmente estamos muy contentos con este nuevo disco.

- ¿Por qué esa distancia entre un disco y otro? ¿Las canciones fueron compuestas en la misma época o solo quisiste mantener una idea conceptual?
- Nosotros hicimos el primer disco y nos parecía que estaba bien, pero era pocos temas para un disco, entonces decidimos que fuera la primera parte.  Teníamos temas, pero a algunos les faltaba letra, a otros les faltaba arreglos o partes. Sentimos que a todos les faltaba algo y entonces esos temas, más algunos nuevos, como ‘Prometeo’, son los que formaron finalmente la parte dos de ese disco. Nos parecía poco sacar un disco de ocho temas.

- En el disco hay canciones que se inmiscuyen en temas sociales, como ‘Luz’. Si recordamos la posición que alguna vez tomaste cuando compusiste ‘Dientes de cordero’ (con Los Piojos), ¿qué piensas hoy de toda la situación sociopolítica por la que está pasando Argentina? ¿Crees, como alguno de tus pares, que la crisis se está acercando a lo vivido en el 2001?
- El tema ‘Dientes de cordero’ hablaba concretamente de esa crisis del 2001 y ahora creo que hay cosas que pueden tener alguna similitud, pero también hay muchas diferencias. En “Naranja Persa 2” hay temas que hablan de cómo veo la situación en Argentina. Hay temas como ‘Plan’ que hablan, no sé si puntualmente de este momento o un poco una visión general de lo que pasa muchas veces con los políticos. ‘Prometeo’ también, este tema dice: "en el país de los infinitos comienzos ves como vas perdiendo fe en los que mandan". ‘Plan’, por su parte, dice: “solo las mañanas tienen optimismo, enseguida vuelve a ser más de lo mismo".

- Es una interpelación directa, entonces, a la situación de la Argentina actual ¿no?
- Sí, hay cosas que sí. Uno trata de hacer letras que no pierdan vigencia. Trato de hacer cosas que se puedan leer igual dentro de años y ahora también. No necesariamente es la coyuntura actual, sino el resultado de una historia general de Argentina. Es un país que siempre es lo mismo. Como siempre, ahora, con este comienzo, hay grandes expectativas, y al rato es "cuántas oportunidades se perdieron en un momento único de la historia". Siempre uno escucha lo mismo, y el que viene prende fuego a todo lo que hizo el anterior. No hay continuidad. Es una cosa de locos. Uno ve, por ejemplo, que Chile tiene una continuidad en un montón de políticas y que viene un presidente y da un mensaje en común para la gente. Hay una imagen de cierta fortaleza, de cierta coherencia, aunque haya diferencias, pero digamos que institucionalmente hay una imagen y un cuidado de la institución.

- En una entrevista a El Clarín mencionaste que tuviste un remezón cuando cumpliste 40 años (“Me pegaron más los 40. Ahí sentí que comenzaba una carrera”). ¿Qué sensaciones tienes ahora a los 50? ¿Cómo vives hoy el oficio de ser músico?
- No hay algo que yo diga "Oh sí, a los 40 me pasó tal cosa". Sí me acuerdo, por ejemplo, de decir "wow, llegué a los 40". Me parece que sí es más fuerte que los 50. Creo que ahora valoro más el día a día. Las amistades, los hijos, el amor tiene otro peso. Y en el sentido musical, solo estoy con ganas de retomar estudios y armonías, que alguna vez hice muy poquito, pero me resultó interesante. Me gustaría profundizar y crecer en conocimientos. En los escenarios me siento muy bien, creo que los shows son cada vez mejores, van creciendo. Siempre con una banda que son realmente excelentes músicos, yo disfruto mucho tocando con ellos y escuchándolos como tocan. Creo que la gente los disfruta bastante.

- La experiencia es evidente.
- Sí, claro. Se nota la experiencia y los años de shows. Creo que realmente he crecido como showman y los conciertos son mejores. A veces me sorprendo de ver, por ejemplo, con Los Piojos tocábamos menos temas que ahora, menos tiempo. Siempre tengo en cuenta que la gente esté "al palo", atenta, que no decaiga. Pero aquí he llevado shows de más de dos horas como mínimo, hasta tres, y la gente sigue "al palo". Cuando la gente quiere seguir, hay que seguir.

- ¿Cuál es tu postura frente al estado de la escena rockera argentina y del rocanrol a nivel mundial? ¿En qué estado crees que está el rock?
- Siempre hay rock en Argentina, es fuerte y hay varios festivales. Pero a nivel radio o fiestas, avanzó mucho el trap, el rap, el reggaetón, eso copa las fiestas. Pero siempre hay gente en la escena, lo demás tiene que ver más con la diversión en fiestas. Y pasa un poco también a nivel mundial, hay ritmos latinos que van de lado con el trap y el hip hop. En la escena mundial puede pasar que hay un poco menos de popularidad para el rock, pero siempre hay mucha gente que le gusta. Son momentos. El rocanrol no morirá jamás.

- En diciembre se viene el primer show de tu carrera solista junto a Los Persas en el Monumental de River, a nueve años de haber repletado la misma cancha en el que se transformó en el último concierto de Los Piojos. ¿Qué recuerdos tienes de ese show y cuáles son los sentimientos que te invaden a meses de volver a tocar en ese estadio?
- Estuvimos con Los Piojos en ese show, fue la despedida, habíamos hecho antes otro en River con la presentación del disco “Máquinas de Sangre” y también cerramos tres festivales. Tocamos también antes junto a The Rolling Stones ahí. Es un estadio que es un desafío, es un lugar muy grande, es imponente, es un desafío. Está buenísimo tocar, pero me trae recuerdos felices y no tanto, como fue el último show de Los Piojos. Es un lugar emblemático.

- ¿Cómo es, a grandes rasgos, el show que tienes preparado para Santiago?
- Vamos a hacer un show como vengo haciendo, con temas de Los Persas y de Los Piojos. Clásicos de Los Piojos y de Naranja Persa 1, 2 y de los dos discos anteriores. Se viene un show bien caliente.

Jimena Conejeros

César Tudela

Ciro y Los Persas se presentará en Cosquín Rock Chile el domingo 7 de octubre, en el Escenario Banco de Chile (16:30 - 17:30). Entradas disponibles en Puntoticket.

Contenido Relacionado