XXV Gathering: The Band That Prays Together Stays Together

XXV Gathering: The Band That Prays Together Stays Together
2006. Eagle Vision.

A modo de celebrar el 25 aniversario de la banda, Killing Joke edita este compendio en vivo grabado el 25 de Febrero en el Shepherd's Bush Empire de su natal Londres. A lo largo de toda esa carrera, la banda ha devenido en diversas encarnaciones pero siempre manteniendo la consistencia en sus grabaciones en estudio y muy lejos de los parámetros comerciales que se imponen hoy en día. Ellos mismos crean su ley. KJ siempre ha sido considerada piedra fundamental en el sonido de muchas bandas hardcore, así como de bandas más establecidas como Metallica, Korn, Nirvana o Ministry. Siempre con un sonido que ha circulado las melodías dark, marchantes beats e hipnóticas guitarras.

Con una formación donde se mantienen el eterno vocalista e ideólogo Jaz Coleman junto al guitarrista Kevin 'Geordie' Walker, los cuales tienen el apoyo de la machacante dupla de Paul Raven en bajo y Ben Calvert en batería; ejecutan un poderoso set que abarca gran parte de su dilatada discografía. El repertorio tiene por momentos cierto predominio de su autotitulado disco debut, del cual se desprenden 'War Dance', 'Wait', 'Primitve' y 'Requiem' por mencionar algunos. Inclusive también se adentran en lo más escondido de su catálogo como 'Are You Receiving?', 'Sun Goes Down' del EP Birds Of A Feather y 'Psyche' del conocido disco en vivo Ha!.

Material nuevo del 2do disco autotitulado como 'Total Invasion' o 'Asteroid' cierran el intervalo temporal por donde se desarrolla el show. De puesta en escena sin excesivos trucos y un buen juego de luces, Killing Joke demuestra una interesante cohesión de sus partes junto al adendo de teclados en los momentos necesarios a cargo de Nick Walker. Tracks de más heaviness como 'Communion', 'Whiteout' o 'Pandemonium' del disco de 1994 pueden ejemplificar como ha sido el paso del post-punk con el que arrancaron hasta ser un ente más industrial. Igual dejan un mínimo lugar para ese approach más cercano al mainstream de mediados de los 80s para con 'Song And Dance', 'The Pandys Are Coming' y 'Love Like Blood', este último quizás su hit más importante en su catálogo.

Como el dejar de lado un clásico como 'Eighties' responde a esa postura antisistema por la cual siempre han sido conocidos, KJ ha sabido mantener esa esencia llena de paranoia apocalíptica, decadencia social y furia en sus composiciones; siempre sonando contestatarios y provocadores. A mucho del material antiguo le dan su respectiva puesta al día para que no ceda al paso del tiempo. Y siempre con Jaz Coleman a la cabeza sabiendo como manejar a las masas y llevando la batuta del grupo con lucidez. Seguidamente editaron 'Hosannas From The Basements Of Hell', un disco muy bien recibido por medios y fans en el 2006. Estaremos atentos con que nos vendrán ahora Coleman & Co.

Oscar García Verástegui