Who Cares

Who Cares

Independiente, 2017

Probablemente una de las ventajas de ser una banda nacida en esta época, es la posibilidad de nutrirse de géneros musicales que antes se percibían como antagónicos y donde aventurarse a la hibridación, era prácticamente un suicidio musical. No obstante, el contexto ha cambiado y en ese sentido Blaxem saca provecho de lo anterior, pues su “Who Cares” es un recorrido por distintas épocas del metal, desde una intensa base rítmica Groove, que comienza marcando pauta, dando la sensación de ser un disco más pausado con la apertura de ‘Who Cares’, pero que sin embargo va girando hacia elementos más agresivos por diversos pasajes de él. Es así, como una propuesta cercana a un power metal moderno como ‘Knowledge of War’, se engrana con los galopes más certeros de ‘404’, que se erige como una excelente mezcla de Thrash/Crossover.

Blaxem deja en claro que no están en este mundo para reinventar la rueda, y eso parece poco preocuparles, dado que su propuesta va por el lado de recolectar todas las influencias del metal en su estado natural, Thrash al más puro estilo de Metallica en su fase del “…and justice for all”, un sello Power metal de mediados de los noventa y algunas pizcas de Death metal, tanto del sonido americano como el avasallador eco de Gotemburgo, tal cual lo refleja ‘Hardest Fears’.

 “Who Cares”, se plantea como una perfecta mezcla de poderosos riffs entrecortados, melodiosos acordes y solos muy bien logrados, con mucho sentimiento, donde confluye una multiplicidad de sonidos extemporáneos correctamente ejecutados. Un disco que sin exhibir nada nuevo, en conjunto representa una propuesta renovada y fresca para la escena nacional. Una musicalidad que atrapa, engancha y que zurce distintas emociones, transportándonos a épocas distantes en el tiempo, pero cercanas en cuanto a sonidos metaleros primitivos. Con bandas como Blaxem, el metal sigue ejecutándose en su estado original, sin amalgamas que lo catapulten a otras instancias.

Para quienes deseen retomar la magia de los años noventa, con algunos resabios de los gloriosos ochenta, Blaxem es carta segura, una banda que verdaderamente posee mucha actitud en cuanto a su propuesta; intensa y con un sonido correctamente logrado, abrochado de una enérgica voz que evidentemente es un aspecto a destacar y que les permite mantener ese toque brutal en prácticamente toda la placa. Por ahí ritmos más acelerados, podrían encajar de mejor forma en ciertos pasajes, pero lo cierto es que el disco es una excelente carta de presentación para comenzar a cimentar una carrera que, sin lugar a dudas, va por el camino correcto.

Maximiliano Sánchez

tags

Contenido Relacionado