Astral

Ser Sónico

2018. Discos Animal 

Álbum debut por parte de este quinteto de indie rock procedente de la capital colombiana. Son ocho temas que exponen un gusto por las bases electrónicas dentro de melodías sencillas, amparadas por vocales de tono juvenil. Este disco fue producido por Felipe Rondón y Daniel Chamorro de la agrupación Telebit. 

Seguramente esto último es lo que hace que el grueso del material suene próximo a lo hecho por Telebit. Teclados juguetones con una base rítmica marcada; un trato shoegaze con pinceladas brit-pop relegan a las canciones de Ser Sónico, fuera del cuarto de la originalidad. El detalle no sería mayor si canción tras canción no empezáramos a encontrar que el grupo se encuentra encerrado, corto de ideas. 

Con ello, aún encontramos partes meritorias. Un ejemplo de ello es ‘Entre lobos’, uno de sus primeros sencillos, tema que goza de dinámica y cierta sobriedad atractiva. El posterior interludio instrumental, ‘Relámpago’, es otro de los momentos altos que arroja la grabación. 

El apartado lírico es personal y reflexivo. Estos chicos se han preocupado que su material aborde diferentes comportamientos ligados a situaciones especiales. El tono de su música les permite hacerlo, sosegado, a menudo melancólico y embellecido por punteos de guitarra. 

‘Ícaro’ es otro de esos cortes valiosos. Claramente influenciado por el rock en español argentino, con un aire a punk melódico, va cerrando la obra. 

Por ahora Ser Sónico no pasa de ser una banda con un material correcto si de tener un rincón en algún festival indie se trata. Sin embargo carece de un sonido con garra y personalidad, algo que se requiere para ser tomados en serio. En algún momento “Astral” satura con sus compases lánguidos de memorias adolescentes. Como ejercicio inicial no es un chasco pero a futuro la banda debe plantearse despertar y alzar su voz.

Ricardo Suescún     

Contenido Relacionado