GRRR!

GRRR!

Polydor. 2012

 

Es muy difícil de compilar 50 años de carrera, en especial cuando tienes tantos antecedentes de compilados previos. Por lo mismo, llegar a dejarlos a todos conformes con este tipo de lanzamientos es difícil, por no decir imposible. “GRRR!” es el último intento de los Rolling Stones por publicar una colección definitiva.

 

Vamos a ahorrarles cualquier desgaste: no pierda su dinero con “GRRR!”. No vamos a decir que es un mal recopilatorio porque, claro, está lleno de himnos, pero estos son los mismos que vienen en cada uno de los “Best of” de los Stones. El asunto va en lo que se pretende con este rejunte.

 

GRRR!” quiere ser de todo un poco. El primer disco busca hacerse el inteligente y rescatar el primer single de la banda (‘Come On’) y en su primera parte parece ser muy preciso en el detalle. ¿Por fin una oferta que revise la carrera con los Rolling Stones con fineza y precisión histórica? Difícil entenderlo así si es que en el disco tres vemos todo lo contrario: 35 años apretujados en 17 canciones y un solo cedé. Está bien que el ritmo de publicaciones de Jagger, Richards, Watts y Wood (y en algún parte de ese periodo, también Wyman) haya bajado. Pero vamos… No abusemos.

 

La del primer disco es una bonita historia y está bien pensada, marcando el parón justo antes de ‘Jumpin’ Jack Flash’, la canción que abrió una nueva era para los soberanos del rock and roll. Pero si estás con idealismos, entonces haz del segundo disco lo que deberías y no me cuentes la historia como si hubiese sido una buena coincidencia de singles. Si me vas a dar dos canciones de “Beggars Banquet” o “Let It Bleed” no tengas la desfachatez de darme también dos de “Undercover of the Night”. ¿La avaricia es para terminar el disco justo antes de “Some Girls”? Absurdo.

 

Esa falsa ilusión de justicia del primer cedé pena todavía más en el tercer disco. Dos elepés verdaderamente buenos como “Voodoo Lounge” y “A Bigger Bang” son castigados al lado del horroroso repaso ochentero. ¡Y viene ‘Don’t Stop’ de “Forty Licks”! No, no es broma.

 

Para cerrar con el bochorno, las dos canciones nuevas del grupo son un relleno bastante pobre. Aplaudir ‘Doom and Gloom’ es olvidar que hace siete años estos mismos tipos estaban haciendo canciones como ‘Let Me Down Slow’ o la más simple pero cojonuda ‘Rough Justice’. Y ‘One More Shot’ es una escucha grata pero olvidable.

 

Lo más lamentable es que esta payasada se justifica en que en realidad el “GRRR!” que se puso a la venta en la mayoría de las tiendas es una versión abreviada de una edición de lujo mucho mejor intencionada que en cinco discos presenta ochenta temas. Ahí sí. Pero no es la gracia. ¿Consejo? Junte plata unas semanas más y vaya por la edición de lujo. No se conforme con esto.

 

Juan Ignacio Cornejo K.

Contenido Relacionado