Return to the East Live

Return to the East Live

2018. Frontiers

Finalmente tuvieron que pasar veinte años para que los fans de Dokken, una de las instituciones más rutilantes del heavy melódico norteamericano, viera reunida nuevamente a su formación clásica y dorada, conformada por Don Dokken, Jeff Pilson, “Wild” Mick Brown y el héroe de la guitarra, el “Mr. Scary” George Lynch.

Con los miembros de la banda activamente comprometidos con sus actuales agrupaciones -con Pilson desde 2004 en Foreigner, Lynch en su banda Lynch Mob y sus interesantes proyectos como KXM y Ultraphonic, Brown tocando en Dokken y con Ted Nugent; y con el propio vocalista recuperándose de un cáncer de estómago y nódulos en sus cuerdas vocales, lo que le dejó como secuela una condición física y vocal totalmente desmejorada-, era altamente improbable que la reunión pudiera concretarse. Pero cuando parecía que ya no había esperanzas y luego de un intento fallido, fueron finalmente los fans de Japón, el país donde Dokken ha cosechado sus mayores éxitos, los que pudieron disfrutar de la anhelada gira de reunión, con la banda además encabezando una de las noches del aclamado festival Loud Park en el Saitama Super Arena.

Por ello, conscientes de la trascendencia histórica de esta reunión, el sello italiano Frontiers decidió filmar los shows de Japón y el concierto de precalentamiento para la gira realizado en Estados Unidos, en Dakota del Sur, para que quedara un registro para la posteridad y sobre todo para que los fanáticos que no tuvieron la posibilidad de presenciar los conciertos en vivo y en directo puedan ser testigos también de tamaño acontecimiento. Y para asegurarse que la calidad de audio fuera óptima, decidieron llamar a Angelo Arcuri, el mismo ingeniero de sonido que grabó el tremendo “Beast From The East” de 1988, uno de los más grandes discos en vivo editados en los ochentas. Las canciones están filmadas en diferentes shows y a pesar de todos los años en que no habían tocado juntos, la base rítmica de Pilson, Lynch y Brown suena compacta y ajustada, con mucha fuerza y peso y destilando su magia habitual. Como era de esperar, la banda bajó un tono la afinación de las canciones para poder adaptarse a las actuales limitaciones vocales de Don Dokken, quien obviamente no logra llegar a las altísimas notas originales de exigentes clásicos como ‘Tooth and Nail’, ‘Kiss Of Death’, ‘Unchain The Night’ o ‘Dream Warriors’. Pero quien tuvo retuvo, y cuando aparecen los enormes medios tiempos como ‘Breakin’ the Chains’, ‘Into the Fire’ y ‘The Hunter’, la voz de Dokken se adapta mucho mejor, aunque también resulta evidente el uso de retoques de estudio para mejorar algunas partes vocales, algo que queda en evidencia en algunas secuencias donde las pistas de voz no están bien sincronizadas con las imágenes, recurso por lo demás habitual en los discos en vivo, donde prácticamente no existe ningún registro por histórico que sea, que no tenga algún retoque en estudio.

Como sea, la nostalgia es un arma poderosa y ver el documental “Detrás de escenas” donde finalmente George Lynch y Don Dokken comparten, bromean y se demuestran afecto y cariño después de años de una destructiva lucha de egos, posiblemente sea el momento más emocionante para los fans, amén de clásicos indelebles de la banda que han superado el test del tiempo, como la inmensa balada ‘Alone Again’ e himnos inmortales como ‘Paris Is Burning’, ‘It’s Not Love’ e ‘In My Dreams’, que a pesar de las limitaciones de Don, aún destilan magia, sobre todo en esa soberbia guitarra, y con Brown y Pilson aportando peso y grandes armonías vocales.

El librito de acompañamiento del Blu-ray está dotado de grandes fotos de los shows japoneses y en la versión CD las canciones están en diferente orden e incluyen como gran agregado, unas enormes versiones acústicas de estudio, muy bien trabajadas, con bellísimos arreglos musicales y vocales como los son ‘Heaven Sent’ y ‘Will the Sunrise’ y un nuevo tema de estudio, el primero en dos décadas con la formación dorada, titulado ‘It’s Just Another Day’ dotado de un poderoso groove que recuerda la onda del disco “Dysfunctional” de 1995 y que demuestra que la banda aún posee la magia y la química suficiente para componer una gran canción y que ha sido recibida con elogiosos comentarios. Además, en estos tres temas, grabados un año después de los shows en Japón, la voz de Don se escucha mucho mejor, más recuperada y en mejor estado, por lo que ya se rumorea que el 2019 podrían haber más conciertos de la formación dorada, incluso se menciona hasta un nuevo disco de estudio, lo que sería la mejor forma de ponerle el broche de oro a la carrera de una banda que fue capaz de germinar discos inmensos como “Tooth and Nail” (1984), “Under Lock and Key” (1985) y “Back for the Attack” (1987), que tres décadas después siguen sonando grandiosos.

A pesar de sus evidentes defectos y ripios, “Return of the East Live” es un documento indispensable para los fanáticos y seguidores de la banda más seria y “europea” emergida desde Los Angeles, con un sonido distintivo e inconfundible, con una batería de canciones de incuestionable calidad y con uno de los mejores guitarristas de la historia, que junto a Eddie Van Halen y Randy Rhoads, cambiaron para siempre el sonido del hard rock norteamericano. Y es de esperar que Don Dokken haga lo mismo que otros vocalistas icónicos que han sufrido problemas en su laringue: que trabaje con un vocal coach para que le enseñen como entrenar su voz luego de su cáncer y operación de nódulos, y que de esta forma vuelva recuperado para otro “back for the attack”.

Cristián Pavez

Contenido Relacionado